Aún no estás preparado

La mente es muy compleja y no siempre querer es poder. La ansiedad es muy difícil de controlar, además cuando tus problemas son de adaptación social, tarde o temprano te volverás a encontrar con el muro.

Te quieren hacer cambiar, lo intentas, pero sigues en el muro. Estas en un callejón sin salida. Te educaron con unos valores que son muy bonitos, pero en la práctica cada uno los aplica a su antojo. Si tienes un pensamiento rígido te se hace difícil entender esa doble moral.

No es que no lo quieras entender, pero solo a nivel social, porque dentro de ti sigues pensando que este mundo está loco.

Eres una persona positiva, pero cuando miras a tu alrededor te cuesta ver ese positivismo a tu alrededor. Una sociedad tan competitiva, sufre claramente de hipocresía, muchas veces por vergüenza a decir la verdad. Tanto cuesta admitir que no somos perfectos, que somos humanos, que tenemos puntos débiles y que no todo el mundo es enemigo. Pero llevamos la bala en la recámara y el seguro quitado con la punta del dedo en el gatillo. La experiencia nos genera desconfianza.
No todo es blanco ni negro, pero ciertas pautas creo que se deberían respetar. El todo vale según el individuo yo no lo entiendo. Todos somos teóricamente iguales, pero es nuestra desconfianza a la gente que nos rodea la que no deja que se acaben las clases sociales. Al final los que te rodean generalmente están en tu mismo nivel, vives de una nómina, quizás eres autónomo e incluso puede que tengas algún trabajador, pero en el fondo muchos de tus problemas son comunes. Tú solución sigue estando en los que te rodean. Gracias a la cultura del esfuerzo que nos hace creer que todo se puede conseguir, esta sociedad sigue adelante. Para ganarse la vida todo es respetable, si haces algo que no este bien, no te preocupes solo perjudica a los de tu alrededor a los de arriba solo les trae beneficios.

Divide y vencerás, que cierto en la sociedad con más información y posibilidades de estar comunicada, pero que solo les une el veneno del sistema que es el dinero. Mal necesario si lo quieres ver de manera positiva, freno de muchas cosas, rampa de despegue para otras con aterrizaje sin garantía de tener paracaídas.

No decimos lo que pensamos, ni hacemos lo que sentimos. Pasiones que quedan frenadas por culpa del estimado necesario.

Crecer no es evolucionar, es ganar resistencia para aguantar el chaparrón y de vez en cuando algún caramelo de premio para los niños que realmente nunca dejamos de ser.

Si no tienes nada que perder, te vuelves peligroso y eso no interesa. No pienses demasiado, que tampoco es bueno, nunca encontrarás el sentido de la vida. Quizás no lo tiene, pero por algo estamos aquí.

Si miras para arriba por la noche, te das cuenta de lo insignificante que eres, pero en tu cerebro tienes un universo que tú solo conoces.

No dejes que nada ni nadie acabe con tu universo, aunque a veces te quedes en tu pequeño planeta. Es tuyo, eres tú y el pensamiento es libre.
Mira al espejo y observa tus ojos, intenta ir más adentro, háblate y mira que transmites. Es posible que te pase como con tu voz, pero si eres tú, nadie se metió en el espejo. Quiérete de dentro hacía afuera y guarda tus momentos, no te dejes arrastrar por toda la marea y aprende a decir que no. Sin miedo, no eres raro, eres tú y eso te hace especial.

Los muros te rodean sigue el camino, si hace falta contracorriente.

No te esfuerces en dar explicaciones a quien no te entienden, mira a los ojos y te darás cuenta quien te escucha y te observa.

No puedes cambiar a esta sociedad, ni hacer entender el que no quiere hacerlo.

No puedes escapar

Un comentario sobre “Aún no estás preparado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.