No siempre se puede estar preparado

Es bueno organizar y prepararse para conseguir llegar una meta, pero eso no es suficiente para conseguir llegar. Las cosas a veces no van siempre como uno planea y si dedicaste mucho tiempo a perfeccionar, puede que cuando las cosas no sean tal cómo las tenías preparadas, no puedas llegar a esa ansiada meta y ello te genera frustración.

Vivir día a día y dejar parte a las sorpresas y múltiples variables de este mundo. Suena fácil, pero es más complicado que entrenar para una meta. Tener esa flexibilidad real para adaptarse a lo que encuentres es una gran virtud en los tiempos que corren…

Tener suficiente paciencia para no anticiparse mentalmente a los acontecimientos. Vivir lo real y no pensar demasiado en futuros utópicos en que por autodefensa los problemas son fáciles de resolver.

El caso es no llegar al muro, tener alternativas y suficiente claridad mental para aguantar el control y seguir avanzando.

Avanzando con la cabeza bien alta

4 comentarios sobre “No siempre se puede estar preparado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.