Sin rumbo

Ayer no hice ninguna entrada, falta de inspiración o de ganas, ni yo lo sé…

Porqué sin causa aparente, sin motivo concreto, quizás la suma de todo, las tímidas expectativas no cumplidas, el ambiente enrarecido, el cambio de estación. Parece que el camino no fluye, no estás atascado en el barro, pero ya no hay inercia y avanzas lento e inseguro.

Distracciones que surgen porqué la mente te las ha pedido, ganas de desconectar a pesar de que ya lo hiciste o quizás simplemente ya no quieres conectar. Has perdido tu conexión con esta sociedad, tú lugar, te sientes perdido y sin esperanza ni ganas de reconducirte. Piensas que quizás no vale la pena, a pesar de que sabes que es lo que te toca, pero tu esperanza es un auténtico giro de los acontecimientos, da igual hacia dónde porqué tu ya perdiste tu rumbo.

Perdida de confianza total con el sistema y en general con la sociedad, te cuesta conectar realmente, a pesar de haber sido una máquina social. Ahora te sientes débil e inferior, nadie puede ver tu esfuerzo si no estás en el camino, porque hace falta alcanzar el pelotón para volver a la carrera.

Hay una conexión mejor con ella que con gran parte de esta sociedad. Cariño sin ninguna condición ni prejuicio…

Mocos que te acompañan para recordarte que ya estamos en otoño, pero ahora hasta da miedo salir y sonarse los mocos ante la mirada de una sociedad demasiada condicionada con algo que es habitual. Miedo es lo que veo, no hay ninguna mejora la empatía, ninguna mejora de comportamiento salvo un aumento de la hipocresía de predicar con el ejemplo que no cumples, porque en el fondo nos gusta cuestionarnos las normas.

La vida sigue de manera más simple en la naturaleza, no ajena a todos nuestros problemas que generan muchas consecuencias

Es difícil entender que para el bienestar común quizás te toque prescindir de ciertas comodidades para que otros las tengan para ser iguales y ser equiparables el gasto de recursos con el que hay disponible. Seguir sumando sin más es saber que condenamos a muchos a no disfrutar de esas comodidades. No somos asesinos, para ser torturadores y tener esclavos en este sistema.
Todo se puede criticar y cuestionar, pero cierto es que no es fácil tomar decisiones y esperar que se cumplan en la medida de los previsto. Cada uno, nos toca nuestro lugar en esta sociedad y aunque te toque estar en la cúpula no olvides que simplemente eres una plaga que fácilmente puede eliminar el sistema dónde estás y que a su vez esta en otro mismo y así sucesivamente… Cuando te alejas del problema este se hace más pequeño…


3 comentarios sobre “Sin rumbo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.