Siempre quedan detalles por conocer

Hoy he salido a correr por la montaña, pero he encontrado un camino que no conocía, siempre queda algún rincón después de más de 10 años siendo mi campo base de entretenimiento.

Así es la vida y el mundo, parece pequeño y simple, pero si te aproximas al detalle, te faltan vidas para conocer. Un día cualquiera te pones a explorar sin ningún motivo y el mapa se rellena de nuevas imágenes en tú mente.

Esa sensación de estar en casa, pero sin tener claro dónde te lleva ese pasillo pequeño pero que se hace largo por la cantidad de detalles que quieres observar.

Edificios que nunca han sido finalizados…
Lugares conocidos, con diferente perspectiva parecen totalmente desconocidos…

Tú eliges que nivel de detalle quieres, cada uno abarca lo que quiere, quizás más bien lo que puede.

Cada lugar, tiene su momento en función de la luz, porque no hay dos dias exactamente igual si lo miras con atención. Es el momento el que puede hacer mágico al lugar.
Música que te hace viajar a lugares y recuerdos en el tiempo sin moverte del lugar. Es sorprendente la capacidad de la mente para recordar ciertos detalles, es tu propio mundo, con tu color y luz…

La vida llena de observadores al detalle

El camino que te lleva a tú destino, aunque en el recorrido las dudas te llenen de inseguridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .