Entre el cielo y el infierno

Ayer conseguí un objetivo pendiente, después de un intento frustrado el Sábado por despiste. Sin smartphone y sin ningún mapa no pude llegar a un antiguo sanatorio pulmonar.
El domingo de vuelta pero con la cartografía en el móvil fue fácil, aunque yo mismo lo hice un poco complicado para conseguir ser circular. Otra magnífica excursión por la fabulosas Cingles de Berti, terreno de bosque joven, en un pasado cercano los cultivos eran los dominantes en sus laderas, los muros de piedra son testigos cuando haces senderismo por la zona.

La parte negativa es la recaída de mi adorable Rex, aunque espero finalmente tener un buen diagnóstico mañana con un radiografía. Tiene un bulto por la zona de la mandíbula derecha, se mueve y ya no le causa dolor tras el tratamiento antibiótico, ahora sabemos que le cuesta abrir la boca.

Aunque está mucho mejor que hace dos semanas, come con ganas y aumenta de peso, espero verlo pronto al 100% a mi compañero de entreno.

Un poco nervioso en el hospital, siempre buscando mi calor, esa mano amiga…
Con buenas vistas panorámicas y satisfecho de conseguir mi objetivo. Pequeñas metas que te llenan de gloria.
El sanatorio en un entorno privilegiado

Aire sano para los enfermos de tuberculosis de Barcelona, en busca de un aire más limpio. En verano los vientos marítimos aseguran una renovación del aire, en invierno fuera de la inversión térmica, más seco y soleado que el fondo de los valles, todo ello en un entorno de bosque y con buenas panorámicas. Así también fueron a buscar refugio mental en tiempos difíciles de la guerra civil. Es curioso que ahora muchos busquemos refugios cómo este…

Siempre encuentro la paz en estas montañas que con alturas más modestas y al no ser parque natural a veces caen en el olvido, todo un privilegio…

En tiempos en que se imponen demasiados límites, salir un poco de ellos para sentirse un poco rebelde y libre. Libertad para aislarse de un entorno social demasiado opresivo los últimos meses, demasiados cambios, demasiadas sumisiones con solo una excusa… Vivir solo es eso, vivir…

Sin frío, toca aprovechar las bondades del invierno, mucho más notables después de 3 semanas de frío intenso.

Creo que la previsión del Lunes me la salto por falta de motivación con anticiclón cálido llamando a la puerta, quizás ahora record de temperatura máxima, el tiempo está loco y no es un tópico…

5 comentarios sobre “Entre el cielo y el infierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .