Reflexiones desde el infierno

Hoy toca meteorología, pero en esta semana de Canícula dura y con demasiada presión personal me apetece más liberarme.

Sociedad que te exige demasiado, no valora tu esfuerzo, sólo te resaltan lo negativo. Presión y más presión, puedes creer que la aguantas pero la olla al final explota.

Da miedo hablar de suicidios, actualmente muy por encima del bicho en muertes. Es un tema tabú, hipocresía mediterránea que parece tan feliz y se atiborra a drogas legales e ilegales para sobrevivir.

Un nivel de exigencia terrible, no se puede fallar, parecemos máquinas.

Pero la vida te da un punto y aparte cuando busca la esencia de si vale la pena vivir en esta sociedad enferma. Te has metido hasta la cocina sin darte cuenta y es muy difícil que nadie se de cuenta que has entrado, es difícil dejar todo igual, pasar totalmente inadvertido.

No te entienden, no encuentras soluciones fáciles, te bloqueas y sale la ira de dentro. Al final solo te haces daño a ti mismo.

Intentas que las cosas salgan bien, luchas por ello, la suerte parece que te acompaña, pero de nuevo solo te vuelven a recriminar y exigir más…

No me da la vida, si voy a lo loco me estreso y sale todo mal, pero si intento ir tranquilo a veces no llegas a todo.
Hay prioridades que tienes claras, pero el camino no te deja que puedas elegir tan fácilmente, no puedes quedar bien con todos.
No me gustan los conflictos, pero surgen sin darte cuenta.

Esta calor infernal que te hace sudar y agotarte más, es fácil explotar.

Oculto entre las sombras, en tu infierno particular

Que difícil es encontrar el equilibrio cuando te empujan por todos lados…

Llegas a casa y son tus mascotas las que te ofrecen cariño y recibimiento cálido sin exigencias. Esa empatía e instinto que saben que necesitas en cada momento, sin juzgar porque estás así..

Mañana sale el sol y no queda otra que quedarte aquí. No hay alternativa, tú camino ya está marcado. Te toca sufrir y recibir presión por todos lados.
Perdón por odiar a esta sociedad y no valorar al humano e incluso desear su desaparición…

Lo siento, pero el pensamiento aún es libre, otra cosa es compartir el mismo. Quizás gane enemigos y me haga más débil, pero no puedo evitar estallar algunos días.

11 meses ya tiene mi querido Rex…

2 comentarios sobre “Reflexiones desde el infierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .