Reencuentro con la gran urbe

Definitivamente la ciudad no es para mi, confirmo mis conclusiones de que durante muchos años recorrí esa ciudad por la experiencia de conocer gente, motivo social totalmente, ya que el paisaje urbano se transformó en una fábrica para mí.

También es cierto que Barcelona ha sufrido una degradación urbana por intentar adaptarse a la utopía de una ciudad libre de coches. Hace años que se empezó con carriles bicis, destrozar calles con inventos semipeatonales. Si hay tiendas, vive gente y por lo tanto quieren servicios en la puerta, justamente algo que siempre reclaman los habitantes de las urbes, es imposible no tener coches y en general vehículos para dichos servicios. Soy radical en ese aspecto, quieres tranquilidad y vivir en una urbe rural, pues vuelta a Can Fanga, asfalto fuera y de regreso al origen.

Aquí empieza un absurdo destrozo, un carril de circulación, coches aparcados a ambos lados pero en el lado izquierdo con el carril bici

Es la calle Provenza por debajo hay el tunel del Ave, una calle del Eixample que es inútil para circular, difícil para aparcar y peligroso para los inquietos peatones Barceloneses, en los últimos años suma los inclasificables patinetes eléctricos.

El Metro es genial, pero eso de que aún sea obligatoria la mascarilla, aunque es absurdo puesto que la mayoría no la utiliza y eso me estresa, unos si otros no. Ser un ciudadano ejemplar o pasar pagina y asumir que es un virus de tantos, vivir…

Por suerte mi sudadera era ideal para la ocasión

Me quedo con el ámbito rural que me muevo actualmente, me transmite mucha más paz, el estrés desaparece. Trabajo duro pero me puedo sentir cansado pero no agotado mentalmente y agobiado por todas las cosas que no puedes controlar.

Por estos lugares me puedes encontrar

Un mundo lleno de cosas absurdas

Pleno siglo XXI, todo se hace con apps, burocracia informática, pero aún se continuan contando cerdos. Que estrés, que faena más absurda llena de desconfianza.

Contar es fácil, pero cansa, por ello tenemos calculadoras y múltiples inventos. Responsabilidad del transportista, cómo siempre. Luego se preguntan porqué faltan, no basta con largas jornadas, encima siempre te tocan responsabilidades múltiples.
Las cosas a la perfección, pero siempre con prisas, las incongruencias de este mundo con sobre población, en que además ahora trabajas para ser pobre…

Hoy uno de esos días en que mi mente pide un meteorito, me han estresado y no quiero ir por el mal camino de nuevo. Nada vale la pena más que mi bienestar mental. No tengo miedo a nada, igual que trabajo aquí, lo puedo hacer en otro. Para que engañarse, no hay cola de choferes esperando pillar un camión. Las cosas van mal, pero no para todos, ya veremos cómo acabaremos.

Hay que blasfemar y expresar el descontento, aunque luego te conformes con lo que te toca, pero no se puede negar el derecho a pataleta.

No busques compresión de quién no te va entender, porque nunca se pondrá en tu lugar, cabalga descarriado por el mundo creyéndose tal inmortal. El tiempo lo coloca todo en su sitio, sin prisa que sólo se vive una vez y el tiempo siempre te atrapa.

Sobrevivir no es fácil, el camino lleno de muchas distracciones, pero sólo hay un final, todo se acaba y la paz llega. Poder saborear de un anticipo con pequeños placeres. Disfrutar de la soledad en armonía con la naturaleza, mejor que una compañía estresante.

Porque hoy es el cumpleaños de una lectora especial para mi, seguro que ella entiende mis inquietudes y quizás se ve reflejada en alguna frase. Tengo la suerte de conocer personas que empatizan conmigo y me entienden totalmente, me juzgan de una manera diferente y valoran el esfuerzo que no se puede ver.

Por esas personas que piedra a piedra te ayudan a hacer un puente para poder cruzar, por otros jamás podrás hacerlo.

El final es el mismo para todos, el mundo va a ser muy diferente al finalizar esta década, puede que se os sature tanto control, pero mientras quede el pensamiento, tendremos un ápice de libertad…

Absurdo festivo en Domingo

Hoy es fiesta en Catalunya, un Domingo cualquiera de este agónico verano.

Mañana otra vez a trabajar, para ser cada vez más pobres. Crisis siempre para el trabajador que va para atrás hace años, encima ahora convertido en un problema global.

Emergencia climática y crisis energética, pero el sistema no puede parar, mucha etiqueta para seguir dependiendo del petróleo, ahora que el gas tiene su guerra estratégica.

Es difícil sobrevivir contento a todo esto, si lo consigues realmente es porque consigues aislarte bien, no escuchas el ruido, te haces ciego y sordo, francamente enhorabuena. Si estás muy arriba te salvas siempre y si ya estás en el suelo, te acostumbras y puedes ver cómo van cayendo mirando para arriba.

A pesar de todo hay muchas cosas buenas para disfrutar de este mundo, pero cada vez con más ruido y miedos que apagan las ganas de luchar por algo mejor de la sociedad.

No todo es agua limpia y paisaje idílico

Banderas para unir, aunque particularmente divide más que une. Un mundo que presume de no tener fronteras y ser libre, pero lleno de barreras y prejuicios que no dejan pasar pagina. La historia se repite, los mismos cafres de siempre, ahora con más información disponible, pero siempre leyendo entre líneas la historia para que encaje a su antojo.

Grandes horizontes que observar que no estamos tan lejos en línea recta.

Disfruta lo que puedas, no queda otra, pues los problemas y preocupaciones vienen solas. Miedo social, para un control cada vez más preciso. Una opinión social de que sólo hay un camino. Ese camino marcado, siempre es el mejor, no lo abandones porque nunca caminarás solo, aunque este te lleve al final…

La madre Tierra sigue su propio camino, nosotros cada vez nos separamos más de ella…

Mañana es fiesta

Así es este año, con el verano ya instalado un Lunes festivo para desconectar. Duermo demasiado y no me apetece mucha actividad con este calor, he llegado agotado al fin de semana.

Parecer ser que estoy en horas bajas, no veo luz o quizás no quiero verla. Me encierro en mi oscuridad y no quiero saber mucho de este mundo, no me llegan buenas noticias, este verano avanzado solo puede traer apocalipsis. Sería fácil vivir a lo loco y no preocuparse por lo que sientes, pero yo no soy así, no puedo salir de mi manera de ver el futuro.

Dormir para no pensar, lograr una cierta calma. Soy como un ser de otro planeta, atrapado en un cuerpo humano que te une a esta sociedad.

Aislado en caminos naturales

Esta próxima semana ya cumpliré un año trabajando 12 horas diarias, sobreviviendo a lo que pide de mi esta sociedad. Es duro pensar que siempre sea así, es difícil ver un futuro de color rosa así.

No estoy contento, para mi Junio siempre es un mes duro, la llegada del verano salvo que tengas vacaciones, es un lastre más. Conseguir tener controlada la familia finalizando el colegio, trabajando todos, no es fácil y sobretodo nada económico.

El combustible por las nubes, pero después de 2 años de control por el virus, ahora toca vivir. Hacen con nosotros lo que quieren, pero empieza a ser insostenible.

Mañana de bosque y río
Tierras de bandoleros

No arreglaré nada, tampoco creo que pensar ayude demasiado, quién mueve los hilos tiene más información de esta sociedad tan controlada.

Un pensamiento único, que si no acepta esta generación, la siguiente esta encantada del cambio. Lo nuevo huele a nuevo y esta sociedad vive del pasado, lo nuevo ha mirado atrás pero tampoco tanto cómo para volver al inicio. No hay nada que hacer, adaptación y resignación. Soñar que algún loco acabe manejando los hilos…

Mi fiel compañero de rutas para encontrar alivio…

Feliz Navidad 2.0

Si empiezas a leer ya te aviso que hoy no quiero ser políticamente correcto.

No soy experto en nada, simplemente pienso demasiado y me atrapa mi propio pensamiento.

A nivel local el tiempo un fraude, sin frío, tampoco nieve, lluvia, niebla… Sol y nubes con ambiente templado.

Sacando algo bueno…

El segundo punto es el monotema del virus resucitado.

En el puente de Diciembre todo fue alegría, tres semanas después una nueva variante llegada del Sur de Africa, ahora ya pone en jaque a la sanidad.

Salvo que te marches a vivir como un cavernícola, es imposible no escuchar, ver, leer algo de el.

Test de antígenos,Pcr, vacuna, mascarillas… Venga más basura para el planeta.
Si vives en un país rico vacunas muy eficaces con variantes pasadas, falsos pasaportes a la libertad controlada. Si no te vacunas, siempre tendrás algo para morir, además hablarán mal de ti, eres como un tierraplanista medieval con la santa inquisición detras.

Si vives en un país pobre, sobrevive cómo siempre, no esperes vacunas y encima puedes ser culpable de nueva variante que mate algún famoso vacunado, si no lo está ya no cuenta.

Es gracioso escuchar que no pueden ponerse de acuerdo todos los paises, Don dinero vuela por encima de banderas, pero no dudes de lo que un humano ha escrito cómo historia, la versión ganadora. No dudes, que jamás hay conspiraciones, eso es cosa del cine y de perdedores.

La familia, la fe, quizás simplemente tradición para celebrar la Navidad. Yo ya no tengo ilusión por ella en un simple fin de semana en que me despejo corriendo por la montaña y compartiendo mis inquietudes en este texto.

Despejando la mente

Espero reducir mi presión mental algún día, yo soy el problema y tengo que convivir conmigo.

Estoy contento de vivir un problema global, me hace sentir menos trastornado…

Pintar el cuadro del color que os guste, pero esta década es en blanco y negro. Sentir la carcajada del villano que ya ha tocado.

Con mis miedos, no a los impuestos, todos somos iguales delante de la muerte y la enfermedad. No se puede jugar a ser dios sin la maldad del diablo.

Siempre tendrás críticas porque no se puede ser bueno con todos, detrás de cada victoria hay una derrota…

La vida no es un camino recto…


Jornada tranquila

Hoy es festivo en Barcelona, a mi me toca trabajar, sin tráfico el ritmo es mucho más relajado.

Jornadas así ayudan a sobrevivir en este mundo de locos. Poder liberar la mente y pensar un poco, tampoco demasiado que se sacan conclusiones equivocadas. No quiero entrar en pensamiento en bucle.

Mañana me toca hacer un extra, una batalla interna de hacer cosas que no quiero…

Me enfurece este sistema, pero no encuentro mi salida, simplemente no hay ninguna.

Fin de semana corto, menos tiempo de desconectar. Me siento orgulloso de mi capacidad de trabajo y mi capacidad de integrarme. Soy mi mayor enemigo, mi propio Judas.

Lucha interior…

La constante batalla de conseguir un poco de paz. Sensación de agotamiento, de no vivir la vida que te toca. Toca conformarse y pensar que siempre puede ser peor, sólo toca pulir detalles.

La vida tiene buenos momentos que se disfrutan..

Los premios del sistema

La gente necesita una motivación para hacer las cosas por obligación. Años de filosofía y muchos mandamientos han creado una corriente de pensamiento colectiva

Hemos creado el bien y el mal. La culpabilidad, el sentido de la responsabilidad, el famoso sentido común. Todo ello para vivir en sociedad y no movernos absolutamente por instintos. Hemos creado miedos que sólo tienen sentido en nuestra sociedad. Un animal con las necesidades básicas cubiertas no se preocupa por nada más. Tribus demasiado grandes en que el motivo del respeto al liderazgo no tiene siempre demasiado sentido.

Para ello el sistema te ofrece una vía del consumismo nostálgico que hace años que perdura. La infancia y primera juventud si han sido buenas se recuerdan con nostalgia, lo malo se olvida. Con ello cómo se suele decir las modas vuelven, especialmente para esa generación que está en plena edad de responsabilidades, con familias para sacar adelante o con un buen status social que le permiten pensar que se merece un premio.

Es necesario ese empuje para esa edad en que ya eres suficientemente mayor para saber cómo funciona el sistema, pero en que estás tan implicado en el que no puedes escapar. Por detrás llegan los jóvenes con ilusión, aunque las otras generaciones no se lo ponen fácil. Por delante una generación que aporta la experiencia, aunque a veces queda un cierto sentido de inmortalidad y se resiste a dejar paso. Olvidar el poder y disfrutar lo que queda, nadie es eterno y el respeto real hay que ganarlo.

Cada uno necesita su via de escape para sobrevivir a esta sociedad demasiado grande
El ciclo de la vida se puede ver fácilmente si miras a tú alrededor

Pensamientos de un humilde servidor, nadie tiene la verdad absoluta, es una manera de ver a la sociedad. Soy sincero, aunque muchas veces me toca hacer lo que me pide está sociedad, de momento el pensamiento es libre…

Agua el elemento básico que la humanidad no debería jugar con ello. Pero la realidad es que esta detrás de muchos conflictos. Por ello condeno a esta sociedad, no merecemos demasiado

Jugamos a ser dios, creamos el pensamiento crítico, sentido de la responsabilidad y múltiples frenos a nuestro verdadero ser interior. Así que mientras pueda intentaré que mi instinto no muera, aunque solo viva por instante. La culpa es relativa si tú eres tu propio juez..

Siempre libre

Simple things

This strange world that we are now, you can discover that to enjoy your life isn’t necessary lot of things. Time to enjoy is the most important but time is money, sometimes you should choose…

More and more things we have, but just with food, fresh water a comfortable place to sleep could be enough. Lot of new things are just to spend a good time that probably you haven’t. Lot of things to do, but not enough time to do it.

Sometimes we look more strange with other humans

We feel less important, like looking a film and we can do nothing to change the movie.
Sometimes isn’t easy discover your good things, you can believe that you’re a disaster or feel like a hero, it depends on the day. Maybe today isn’t rival for you and life is a road going down the hill, but later your brakes aren’t working…

The nature never stop

Life is too short and complicated if you want to be the person that everyone expects. Be just a human, don’t forget the animal that you are, enjoy the food, sun,water, air… Look at the natural, learn and separate from the person. Enjoy your animal…

The nature is the best recovery for the society

We need to be free and a little bit wild to remember the real place in the Earth.

Sin rumbo

Ayer no hice ninguna entrada, falta de inspiración o de ganas, ni yo lo sé…

Porqué sin causa aparente, sin motivo concreto, quizás la suma de todo, las tímidas expectativas no cumplidas, el ambiente enrarecido, el cambio de estación. Parece que el camino no fluye, no estás atascado en el barro, pero ya no hay inercia y avanzas lento e inseguro.

Distracciones que surgen porqué la mente te las ha pedido, ganas de desconectar a pesar de que ya lo hiciste o quizás simplemente ya no quieres conectar. Has perdido tu conexión con esta sociedad, tú lugar, te sientes perdido y sin esperanza ni ganas de reconducirte. Piensas que quizás no vale la pena, a pesar de que sabes que es lo que te toca, pero tu esperanza es un auténtico giro de los acontecimientos, da igual hacia dónde porqué tu ya perdiste tu rumbo.

Perdida de confianza total con el sistema y en general con la sociedad, te cuesta conectar realmente, a pesar de haber sido una máquina social. Ahora te sientes débil e inferior, nadie puede ver tu esfuerzo si no estás en el camino, porque hace falta alcanzar el pelotón para volver a la carrera.

Hay una conexión mejor con ella que con gran parte de esta sociedad. Cariño sin ninguna condición ni prejuicio…

Mocos que te acompañan para recordarte que ya estamos en otoño, pero ahora hasta da miedo salir y sonarse los mocos ante la mirada de una sociedad demasiada condicionada con algo que es habitual. Miedo es lo que veo, no hay ninguna mejora la empatía, ninguna mejora de comportamiento salvo un aumento de la hipocresía de predicar con el ejemplo que no cumples, porque en el fondo nos gusta cuestionarnos las normas.

La vida sigue de manera más simple en la naturaleza, no ajena a todos nuestros problemas que generan muchas consecuencias

Es difícil entender que para el bienestar común quizás te toque prescindir de ciertas comodidades para que otros las tengan para ser iguales y ser equiparables el gasto de recursos con el que hay disponible. Seguir sumando sin más es saber que condenamos a muchos a no disfrutar de esas comodidades. No somos asesinos, para ser torturadores y tener esclavos en este sistema.
Todo se puede criticar y cuestionar, pero cierto es que no es fácil tomar decisiones y esperar que se cumplan en la medida de los previsto. Cada uno, nos toca nuestro lugar en esta sociedad y aunque te toque estar en la cúpula no olvides que simplemente eres una plaga que fácilmente puede eliminar el sistema dónde estás y que a su vez esta en otro mismo y así sucesivamente… Cuando te alejas del problema este se hace más pequeño…