Jornada tranquila

Hoy es festivo en Barcelona, a mi me toca trabajar, sin tráfico el ritmo es mucho más relajado.

Jornadas así ayudan a sobrevivir en este mundo de locos. Poder liberar la mente y pensar un poco, tampoco demasiado que se sacan conclusiones equivocadas. No quiero entrar en pensamiento en bucle.

Mañana me toca hacer un extra, una batalla interna de hacer cosas que no quiero…

Me enfurece este sistema, pero no encuentro mi salida, simplemente no hay ninguna.

Fin de semana corto, menos tiempo de desconectar. Me siento orgulloso de mi capacidad de trabajo y mi capacidad de integrarme. Soy mi mayor enemigo, mi propio Judas.

Lucha interior…

La constante batalla de conseguir un poco de paz. Sensación de agotamiento, de no vivir la vida que te toca. Toca conformarse y pensar que siempre puede ser peor, sólo toca pulir detalles.

La vida tiene buenos momentos que se disfrutan..

Los premios del sistema

La gente necesita una motivación para hacer las cosas por obligación. Años de filosofía y muchos mandamientos han creado una corriente de pensamiento colectiva

Hemos creado el bien y el mal. La culpabilidad, el sentido de la responsabilidad, el famoso sentido común. Todo ello para vivir en sociedad y no movernos absolutamente por instintos. Hemos creado miedos que sólo tienen sentido en nuestra sociedad. Un animal con las necesidades básicas cubiertas no se preocupa por nada más. Tribus demasiado grandes en que el motivo del respeto al liderazgo no tiene siempre demasiado sentido.

Para ello el sistema te ofrece una vía del consumismo nostálgico que hace años que perdura. La infancia y primera juventud si han sido buenas se recuerdan con nostalgia, lo malo se olvida. Con ello cómo se suele decir las modas vuelven, especialmente para esa generación que está en plena edad de responsabilidades, con familias para sacar adelante o con un buen status social que le permiten pensar que se merece un premio.

Es necesario ese empuje para esa edad en que ya eres suficientemente mayor para saber cómo funciona el sistema, pero en que estás tan implicado en el que no puedes escapar. Por detrás llegan los jóvenes con ilusión, aunque las otras generaciones no se lo ponen fácil. Por delante una generación que aporta la experiencia, aunque a veces queda un cierto sentido de inmortalidad y se resiste a dejar paso. Olvidar el poder y disfrutar lo que queda, nadie es eterno y el respeto real hay que ganarlo.

Cada uno necesita su via de escape para sobrevivir a esta sociedad demasiado grande
El ciclo de la vida se puede ver fácilmente si miras a tú alrededor

Pensamientos de un humilde servidor, nadie tiene la verdad absoluta, es una manera de ver a la sociedad. Soy sincero, aunque muchas veces me toca hacer lo que me pide está sociedad, de momento el pensamiento es libre…

Agua el elemento básico que la humanidad no debería jugar con ello. Pero la realidad es que esta detrás de muchos conflictos. Por ello condeno a esta sociedad, no merecemos demasiado

Jugamos a ser dios, creamos el pensamiento crítico, sentido de la responsabilidad y múltiples frenos a nuestro verdadero ser interior. Así que mientras pueda intentaré que mi instinto no muera, aunque solo viva por instante. La culpa es relativa si tú eres tu propio juez..

Siempre libre

Simple things

This strange world that we are now, you can discover that to enjoy your life isn’t necessary lot of things. Time to enjoy is the most important but time is money, sometimes you should choose…

More and more things we have, but just with food, fresh water a comfortable place to sleep could be enough. Lot of new things are just to spend a good time that probably you haven’t. Lot of things to do, but not enough time to do it.

Sometimes we look more strange with other humans

We feel less important, like looking a film and we can do nothing to change the movie.
Sometimes isn’t easy discover your good things, you can believe that you’re a disaster or feel like a hero, it depends on the day. Maybe today isn’t rival for you and life is a road going down the hill, but later your brakes aren’t working…

The nature never stop

Life is too short and complicated if you want to be the person that everyone expects. Be just a human, don’t forget the animal that you are, enjoy the food, sun,water, air… Look at the natural, learn and separate from the person. Enjoy your animal…

The nature is the best recovery for the society

We need to be free and a little bit wild to remember the real place in the Earth.

Sin rumbo

Ayer no hice ninguna entrada, falta de inspiración o de ganas, ni yo lo sé…

Porqué sin causa aparente, sin motivo concreto, quizás la suma de todo, las tímidas expectativas no cumplidas, el ambiente enrarecido, el cambio de estación. Parece que el camino no fluye, no estás atascado en el barro, pero ya no hay inercia y avanzas lento e inseguro.

Distracciones que surgen porqué la mente te las ha pedido, ganas de desconectar a pesar de que ya lo hiciste o quizás simplemente ya no quieres conectar. Has perdido tu conexión con esta sociedad, tú lugar, te sientes perdido y sin esperanza ni ganas de reconducirte. Piensas que quizás no vale la pena, a pesar de que sabes que es lo que te toca, pero tu esperanza es un auténtico giro de los acontecimientos, da igual hacia dónde porqué tu ya perdiste tu rumbo.

Perdida de confianza total con el sistema y en general con la sociedad, te cuesta conectar realmente, a pesar de haber sido una máquina social. Ahora te sientes débil e inferior, nadie puede ver tu esfuerzo si no estás en el camino, porque hace falta alcanzar el pelotón para volver a la carrera.

Hay una conexión mejor con ella que con gran parte de esta sociedad. Cariño sin ninguna condición ni prejuicio…

Mocos que te acompañan para recordarte que ya estamos en otoño, pero ahora hasta da miedo salir y sonarse los mocos ante la mirada de una sociedad demasiada condicionada con algo que es habitual. Miedo es lo que veo, no hay ninguna mejora la empatía, ninguna mejora de comportamiento salvo un aumento de la hipocresía de predicar con el ejemplo que no cumples, porque en el fondo nos gusta cuestionarnos las normas.

La vida sigue de manera más simple en la naturaleza, no ajena a todos nuestros problemas que generan muchas consecuencias

Es difícil entender que para el bienestar común quizás te toque prescindir de ciertas comodidades para que otros las tengan para ser iguales y ser equiparables el gasto de recursos con el que hay disponible. Seguir sumando sin más es saber que condenamos a muchos a no disfrutar de esas comodidades. No somos asesinos, para ser torturadores y tener esclavos en este sistema.
Todo se puede criticar y cuestionar, pero cierto es que no es fácil tomar decisiones y esperar que se cumplan en la medida de los previsto. Cada uno, nos toca nuestro lugar en esta sociedad y aunque te toque estar en la cúpula no olvides que simplemente eres una plaga que fácilmente puede eliminar el sistema dónde estás y que a su vez esta en otro mismo y así sucesivamente… Cuando te alejas del problema este se hace más pequeño…


Una vez más ha llegado el Veroño

Últimamente no falla a su cita, con el desfile de huracanes Atlánticos y un Mediterráneo cada vez más tropical. Los veranos se alargan y en esa agonía yo también me canso de esperar al ansiado Otoño que ha quedado muy mermado.

Empezamos a normalizar Máximas de 30°e incluso más cerca de 35° en estas fechas. Las borrascas ancladas en el oeste peninsular ayudan al ascenso de la masa de aire africano. Marinadas que ya son más débiles, con noches más largas y un contraste térmico mayor, que en mi zona se acerca a 20° a pesar de aun tener bastante influencia maritima.

Mañana toca previsión, hoy solo son comentarios, además los modelos van muy locos con esta situación y cambian en cada salida.

Época de bañarse en el río o esperar a que baje revuelto después de una tormenta

Ya de por si se respira un ambiente extraño y encima ayuda esta meteorología rara, para contribuir a pensar en un cierto fin de ciclo. Si queremos un nuevo mundo no hay que olvidar de cuidar a la jefa madre Tierra. Siempre tiene que ser una prioridad y no dejarla de excusa para cuando interese.
No son etiquetas la que mejore su estado, hace faltar conciencia y olvidar el dinero. Se puede o no se puede, optimizar los recursos, no fabricar y consumir porque el sistema lo pide, el nuevo sistema tiene que ser la tierra.

Es triste reconocer que para que exista un mundo sostenible tenemos que olvidarnos de fronteras y privilegios, generar una verdadera globalización y disminuir las diferencias en calidad de vida. Para ello está claro que somos demasiados si todos sumamos y nadie resta, los recursos que hay son los que tenemos…

El agua es un recurso básico

Agua y aire de calidad para todos, una buena distribución de la población. Consumir alimentos de proximidad. Eliminar desplazamientos innecesarios y más teletrabajo para poder tener una mejor distribución de población en zonas urbanas y con menor concentración de movimiento en horas puntas.

Facilitar la utilización de energías renovables de manera cierta sin intereses detrás, permitir acumuladores para ser autosuficientes.

El coche eléctrico es muy bonito, pero poco sostenible a día de hoy si se tiene en cuenta que la infraestructura eléctrica no es suficiente para soportar un 100% de parque eléctrico. Las baterías actuales son costosas de reciclar.

No todo lo eco es 100%, no existe la emisión cero como valor absoluto. Es un negocio el tema de etiquetas verdes, es un reclamo, hoy es verde y mañana es roja. Fomenta un consumo, apoyado en que con el reciclaje se acaban los problemas, pero hay que ser realistas y entender que reutilizar aún es mucho más sostenible…

Somos humanos y todos cometemos errores y tenemos puntos débiles, pero hace falta una visión global para conseguir una mejora real. Cada uno aporta un granito de arena pero es mejor recogerla en sacos que con las manos para que vuele a la primera tormenta.

El final de verano

El final de Agosto, da igual en que circunstancias te encuentres es una época en que se avecinan cambios de todo tipo. La luz va disminuyendo rápidamente las temperaturas a la espera de las tormentas que le den un estoque al verano. La vuelta al colegio y en general a la rutina de mucha gente, muchos sectores son los que Agosto tienen una pequeña pausa.

Con las circunstancias actuales todo esta un poco en el aire, la vuelta al colegio con muchas dudas y la vuelta a la actividad económica aún bastante más.

Generalmente yo me fijo más en los ciclos atmosféricos, que aunque cada año es diferente, siguen ciertas pautas. La luz solar es la que no falla, ese es nuestro origen, el resto un mundo creado para hacer fuerte al débil, del control de una minoría sobre la mayoría. Unos falsos principios de moralidad humana para vivir como pájaros en jaulas.

Ese animal puro, que tan mal tratamos pero que sin darse cuenta sigue conectado al ecosistema que le rodea, sólo tiene que desconectar de lo humano. No es tarea fácil, milenios de adaptarse a nuestro entorno, creando nuestro paisaje y propios valores comunes.

Integrados a cualquier terreno

Pequeñas reflexiones de estos tiempos confusos…

Sensaciones extrañas

Un día de Junio atípico, por mi perfecto con nubes y algo de lluvia y sobretodo fresco.

En general el ambiente es extraño, con mascarilla y bares abiertos. Las noticias ya no es solo Coronavirus, las prisas por parecer el país más seguro para ganar la batalla del turismo, parece como si el virus fuera como ofrecer comida sin gluten.

Supongo que más gente le pasan ideas así por la cabezas, yo ya estoy acostumbrado a mis altibajos, a mis miedos y manias. Tanto tiempo con sensación de ser un perro atado a una farola, ahora con más libertad, pero solo suelto a ratos, dónde mejor me encuentro como siempre en la naturaleza, allí siempre me siento acompañado y seguro.

Mi personalidad es un poco contradictoria, me encanta conversar y se me pasan las horas hablando, pero por otra parte no me gusta ver demasiada gente. Soy de pequeño comité, donde saco partido a toda mi potencia verbal, mi capacidad para conversar y disfrutar de casi cualquier tema, vivir con intensidad la conversación, vivir la historia que me cuentan, siempre mucho más idílica en mi mente, claramente tiende a idealizar.

Que fácil es resolver problemas en la conversación, pero realizar esos cambios en la vida real no es tarea tan sencilla. Como se viaja virtualmente cuando un narrador te describe un lugar que le gusta, como imaginas lo bien que está en ese lugar e intentas meterse en su piel, ya no eres tú y parece que sus problemas no lo son para ti. Pero la conversación acaba y vuelves a tu realidad, que posiblemente desde fuera parezca magnifica, pero cuando te toca ser protagonista, no todo es color de rosa.

Lo tienes al lado de tú casa, pero no te paraste nunca a observar

Se puede decir mucho sin decir nada y aprender solamente fijándose en como te dicen las cosas. Tú eres el protagonista de tu vida, pero casi siempre no eres el director, te toca actuar en tú papel, con suerte puedes improvisar y encajar a la perfección con la trama de tu historia.
Tener sensación de ya haber vivido una situación, es habitual con los años, por algo se dice que la vida son 4 días. Que la monotonía no acabe con tus pequeños sueños que te permiten seguir creyendo en tu historia. Puedes luchar, pero no puedes hacer una guerra de ello, intenta vivir en paz.


El mundo sigue fuera de Matrix

En estos tiempos tan confusos que vivimos en que cada vez es más claro que nada volverá a ser como antes.

A nivel personal me encanta ver pocos coches y poca gente en las calles, me podría acostumbrar fácil, siempre he sido una persona de pequeños grupos, las multitudes me agobian. Pero claro cuando Matrix pase, nos daremos cuenta que seguiremos siendo demasiados, volveremos a contaminar, las aglomeraciones, las colas. Tantos días de tranquilidad e introspección, nos hará más difíciles esas situaciones.

Soy una persona que bastante tiene con sus propios miedo, no creo en los miedos que me quieren imponer, lo siento soy egoísta y para problemas me bastan con los propios. No puedo ponerme a pensar lo peor, siempre pienso que todo saldrá bien, porque con el miedo no se va a ningún sitio.

Vas en coche cada día, no puedes pensar que vas a tener un accidente. Tampoco puedes pensar en accidentes laborales ni ponerte hipocondríaco y visitar un hospital para darte cuenta de todos los problemas que existen. Cada día fallece mucha gente por problemas cardiovasculares, cancer, accidentes…

Los hospitales nunca han sido un sitio bonito, una buena actitud ante la vida es una de las mejores medicinas.

Estar encerrado en casa, te baja el ánimo, intentar eliminar todas las bacterias te hace más débil. El sofá es el mejor camino hacia el cementerio, pero claro hay multitud de distracciones para olvidarlo. Pastillas que todo lo arreglan, pero te mueres poco a poco.

Vicios no demasiado sanos que ahora aumentan, fumadores que fuman más por la ansiedad de la situación pero salen con miedo a la calle con mascarilla y guantes para después fumar su droga, son números que compran para visitar el hospital…

No hay bares, pero el consumo de alcohol no baja, en casa para aislarse de la realidad.

Todo esto con aplausos y vecinos con aspiraciones de ser policías y criticar las nuevas malas conductas. Mira tú ombligo y crees que puedes seguir todas las normas, en un momento de tanta confusión, amparados por un virus de dudosa procedencia.

Aplausos a sanitarios que se dejan la piel, como siempre lo hicieron, ahora son héroes, cuando hace 4 días eran unos privilegiados.

La memoria y coherencia de esta sociedad es preocupante. Parece que todo el mundo está contento en casa, ya no hay revolucionarios.

Están acabando con el pequeño como hace tiempo que querían pero aplaudimos, desconcertados pero contentos viendo una serie en Netflix. Que divertido hacer deporte gracias a Instagram. Las videollamadas con gente que casi nunca hablas.

Tengo la sensación que con el miedo nosotros solos nos hemos puesto la correa el chip y el bozal, somos más sumisos que nunca. Como funciona el miedo, palabras que menciona una guerra contra un enemigo invisible, envueltas en falsa unión patriótica.

A nivel social hace tiempo que soy negativo, pero ahora esta situación me está demostrando lo fácil que somos manipulados.

Yo soy uno más en esta sociedad, por desgracia tampoco tengo mucho margen para cambiar las cosas, pero por lo menos siempre me quedarán las palabras para expresarme, el derecho a pataleta hay que ejercerlo.

Ahora están siempre acompañadas…


Lo siento si ofendo alguien por ponerme un poco ácido, nadie tiene la verdad absoluta, es una simple opinión, la mía.

Aunque soy obsesivo, mis opiniones pueden cambiar, pero hay ciertas bases que son rígidas. No me gustan los cambios, pero creo que en esta situación me voy a sentir más identificado con la sociedad porqué muchos ahora empiezan a conocer la ansiedad y el miedo a tener un futuro incierto. Han desmontado el mundo como lo conocíamos, yo desmonté el mío hace un año, me avance un poco, pero muchas de las cosas que suceden a mi ya me tenían inquieto. Ahora tengo menos, pero con esta situación me hace más fuerte, tengo menos que perder.
Ya se lo que es perder ilusión por la vida y sentirte perdido, llevo meses así, analizando fríamente esta situación global no cambia demasiado mi vida a nivel individual.
Sin metas, clara pero conociendo lo que realmente te ayudo a salir del pozo. Lo que te mantiene en vida, jamás renuncies a ello, aunque para ello te toque ser delincuente, tu vida esta por encima de cualquier ley, sin vida no hay normas, sin vida no hay miedo. No se puede tener miedo de vivir.

Sigue el camino de la vida…