Hoy puede ser un gran día

El título no es porque sea Domingo, precisamente no tiene porque ser un día rojo ese gran día.

A veces si pones demasiadas expectativas en un día, resulta que al final te decepciona porqué no sale todo según lo planeado.
Un día cualquiera sin ningún plan, en un pequeño paseo rutinario puede surgir una gran idea o simplemente suceder cualquier cosa por sorpresa que convierta ese día en uno de los grandes.

No depende del lugar…

A pesar de que los planes a veces no salen perfectos, creo que es mejor tener alguno, aunque sea sin fecha definida. Objetivos de vida sin fecha para que no te estrese llegar a ellos, si no los consigues y por el camino la vida te sorprende, pues genial. Esta es la base de el conformismo que puede ayudarte a tener los pies en este mundo y no dejarte arrastrar por los sueños en masa, solo luchar por tus sueños.

Sociedad llena de normas, que al final la mayoría de ellas a pesar de cada cual hace lo que le da la gana, puede que te lleves alguna reprimenda cuando expliques con sinceridad que tú no crees en esa norma. Sinceridad e hipocresía juntos en la misma mesa, polos opuestos que se atraen.

Pero bueno cada cual con su vida, somos seres que necesitamos vivir en sociedad y eso nos influye mucho en nuestra manera de ser, pero siempre hay que tener un poco de personalidad propia, es tu propia autoestima. Hacer lo que realmente te gusta, porque nunca tendrás a todo el mundo contento. Quizás puede tacharse de egocentrismo pero para mi es quererse a uno mismo y tener tus propios principios.

Si no estás bien contigo difícilmente la sociedad hará que te sientas mejor. Hay que dejarse querer, pero primero tienes que quererte a ti mismo. Eso no quiere decir que tú mismo exiges mucho.

Transparencia

Cada uno es cómo es, pero con el bombardeo psicológico que ofrece esta sociedad para venderte lo que quieran, pedirte el máximo rendimiento con promesas de aire, lo cierto es que es muy difícil mantenerse firme en tus argumentos. Todos tenemos momentos débiles y puntos en los que no tenemos las cosas claras.

Buen domingo a todos los que leen estas líneas, gracias por seguir leyendo mi forma de ser, ni mejor, ni peor, simplemente la mía.

Encontrar el equilibrio

Un mundo lleno de estadísticas y de medias, pero que en realidad son un invento nuestro. Un falso equilibrio para creer que lo controlamos todo, pero no es una realidad absoluta. La tierra no siempre fue como la vemos, incluso sin ir demasiado lejos hay cambios muy visibles que vemos como quieren que veamos.

El clima de la tierra nunca fue estable, glaciaciones y períodos de transición hacía una nueva glaciación como la nuestra. El Sol tiene sus ciclos, la inclinación de rotación de la tierra también varia a lo largo de los años.

Muchas de estas cosas no nos preocupan porque nuestra vida es insignificante en tiempo comparada con cualquiera de esos ciclos. Empeñarse en creer que uno es eterno, es absurdo si miras al cielo.

Equilibrio es mirar como se abre paso el Río con el paso de los años y crea un Estrecho que sirve para que los seres humanos transiten por siglos.
La erosión en las rocas crea formas que superan a esculturas humanas.

Problemas que se plantean actualmente como reordenar la costa, la perdida de Deltas importantes como el del Ebro por la falta de sedimentos que a la vez son un problema en los pantanos. Pero claro si vas al origen de la formación del Delta del Ebro es muy moderna para la vida de la tierra. Fue fruto de la intensa deforestación de su valle, por ello se acumularon tantos sedimentos y crecieron tanto. El Mar recupera lo que fue suyo. La tierra esta en constante evolución, sigue viva. El relieve que conocemos no siempre fue así. Los glaciares que creemos que son restos de la última glaciación puede que no lo sean totalmente. En los alpes se han encontrado caminos romanos con el retroceso de algunos glaciares.

El pensamiento humano también funciona por impulsos…

Así que con todas estas observaciones me puedo permitir no preocuparme por tener algún arrebato de furia en un periodo de tendencia optimista. Si hago estadística el balance sale positivo y eso ya es mucho cuando has pasado una temporada en que los picos siempre eran hacia abajo.

Tocaste fondo y subiste como un globo, pero no sabes volar, conformarme con aterrizar bien y continuar caminando que es lo que el ser humano aprendió para llegar con paciencia al lugar más seguro para vivir…

Equilibrio visual, con explosión de luz que es la base de todo color.

Reflexiones un tanto surrealistas de una mente inquieta con ganas de aprender y muchas más de expresarse.

Ideas que fluyen y que a otros inspiran al leer las lineas de alguien inestable como la tierra misma. De la irregularidad se crea la estadística, pero sin ella no hay pasiones ni ilusiones. Siempre hay que ir más allá, no siempre te gusta tu realidad, cada uno puede elegir la manera de evadirse de ella y sentir que realmente esta vivo. Un volcán en erupción es la muestra que la Tierra esta viva, como habitante de ella no podía ser menos…

Vuelta al origen

No se puede correr demasiado en esta maratón que es tu vida. Parece que vas bajando sin esfuerzo y de repente un repecho acaba siendo un rompe piernas, dejas de correr, caminas y piensas que no llegarás a meta.

Evade tu mente, hacia ese mundo interior que te reconforta, todo es placentero, recuerda todo aquello que te hizo feliz, sonríe y vuelve a correr, parece que no avanzas pero vuelves a estar en marcha, no mires alrededor, estás solo contigo mismo.

Recordar todo lo que no fue como te hubiese gustado, pero sabiendo que te hizo tener esperanza.

Un poco negativo, pero así es la vida, no todo los días son de color rosa…

No hay nada como hablar con desconocidos y conectar, es lo mejor, aprovechar quien tienes al lado y sacar todo lo que te crea ansiedad. La confianza no siempre es buena, no puedes pretender que todo el mundo pueda empatizar contigo, quizás no eres lo que transmites.
Mejor no dar demasiadas explicaciones al que no te va entender, no malgastes tiempo, lleva la conversación a temas menos profundos. Cada uno tiene sus problemas, pero no escuchando a los demás y criticando gratuitamente, teniendo desconfianza por naturaleza no seremos libres de caer algún día.

Asume que tú vida no es como querías, puedes conformarte, no te queda otra, pero no hagas que la gente de tú alrededor sufra las consecuencias.

Es difícil ser conformista en un mundo tan capitalista, de falsas superaciones personales, en donde si no evolucionas te quedas desfasado. No todo lo nuevo es mejor, simplemente es diferente. Inventos que nos generan cada vez más necesidades.

Paraíso alpino

Aún no estás preparado

La mente es muy compleja y no siempre querer es poder. La ansiedad es muy difícil de controlar, además cuando tus problemas son de adaptación social, tarde o temprano te volverás a encontrar con el muro.

Te quieren hacer cambiar, lo intentas, pero sigues en el muro. Estas en un callejón sin salida. Te educaron con unos valores que son muy bonitos, pero en la práctica cada uno los aplica a su antojo. Si tienes un pensamiento rígido te se hace difícil entender esa doble moral.

No es que no lo quieras entender, pero solo a nivel social, porque dentro de ti sigues pensando que este mundo está loco.

Eres una persona positiva, pero cuando miras a tu alrededor te cuesta ver ese positivismo a tu alrededor. Una sociedad tan competitiva, sufre claramente de hipocresía, muchas veces por vergüenza a decir la verdad. Tanto cuesta admitir que no somos perfectos, que somos humanos, que tenemos puntos débiles y que no todo el mundo es enemigo. Pero llevamos la bala en la recámara y el seguro quitado con la punta del dedo en el gatillo. La experiencia nos genera desconfianza.
No todo es blanco ni negro, pero ciertas pautas creo que se deberían respetar. El todo vale según el individuo yo no lo entiendo. Todos somos teóricamente iguales, pero es nuestra desconfianza a la gente que nos rodea la que no deja que se acaben las clases sociales. Al final los que te rodean generalmente están en tu mismo nivel, vives de una nómina, quizás eres autónomo e incluso puede que tengas algún trabajador, pero en el fondo muchos de tus problemas son comunes. Tú solución sigue estando en los que te rodean. Gracias a la cultura del esfuerzo que nos hace creer que todo se puede conseguir, esta sociedad sigue adelante. Para ganarse la vida todo es respetable, si haces algo que no este bien, no te preocupes solo perjudica a los de tu alrededor a los de arriba solo les trae beneficios.

Divide y vencerás, que cierto en la sociedad con más información y posibilidades de estar comunicada, pero que solo les une el veneno del sistema que es el dinero. Mal necesario si lo quieres ver de manera positiva, freno de muchas cosas, rampa de despegue para otras con aterrizaje sin garantía de tener paracaídas.

No decimos lo que pensamos, ni hacemos lo que sentimos. Pasiones que quedan frenadas por culpa del estimado necesario.

Crecer no es evolucionar, es ganar resistencia para aguantar el chaparrón y de vez en cuando algún caramelo de premio para los niños que realmente nunca dejamos de ser.

Si no tienes nada que perder, te vuelves peligroso y eso no interesa. No pienses demasiado, que tampoco es bueno, nunca encontrarás el sentido de la vida. Quizás no lo tiene, pero por algo estamos aquí.

Si miras para arriba por la noche, te das cuenta de lo insignificante que eres, pero en tu cerebro tienes un universo que tú solo conoces.

No dejes que nada ni nadie acabe con tu universo, aunque a veces te quedes en tu pequeño planeta. Es tuyo, eres tú y el pensamiento es libre.
Mira al espejo y observa tus ojos, intenta ir más adentro, háblate y mira que transmites. Es posible que te pase como con tu voz, pero si eres tú, nadie se metió en el espejo. Quiérete de dentro hacía afuera y guarda tus momentos, no te dejes arrastrar por toda la marea y aprende a decir que no. Sin miedo, no eres raro, eres tú y eso te hace especial.

Los muros te rodean sigue el camino, si hace falta contracorriente.

No te esfuerces en dar explicaciones a quien no te entienden, mira a los ojos y te darás cuenta quien te escucha y te observa.

No puedes cambiar a esta sociedad, ni hacer entender el que no quiere hacerlo.

No puedes escapar

Domingo

Día de comida en buena compañía y con buena conversación.

Desde que empecé a escribir en este blog no he fallado ningún día, así que hoy no podia ser menos.

Mitos que fallecen, desde aquí descanse en paz Kobe Bryant.
Hay que pararse a pensar un poco y disfrutar cada día, el futuro es incierto.

Si pones la televisión es posible que no tengas una gran dosis de positivismo, quizás ni siquiera de realismo, porque te cuentan lo que te quieren contar.

Emergencia climática, ahora tienen prisa por un problema que se conoce hace bastante, pero que detrás vuelve a predominar el interés económico. Si es un problema global, no entiendo que pinta el dinero, es a caso más importante que la salud y la vida de los habitantes de este planeta.

El Corona Virus, siendo realista no creo que sea fácil de que no se extienda por todo el planeta, China tiene un flujo de movimiento de personas a nivel mundial, que es fácil tener una epidemia. Siendo positivo, según cifras de la OMS la mortalidad es de poco más del 3%, en su día seguro que muchas gripes tenían una mortalidad superior.

Se ha montado un mundo capitalista global con un nivel de conectividad muy alto, que le gusta el sensacionalismo, pero tiene miedo de reconocer que las epidemias no son nada nuevo.
Las inundaciones tampoco son nada nuevo, la suciedad de las playas del mediterráneo es nuestra y la arena no se ha esfumado, los ríos están aportando sedimentos que quizás no irán donde quisiéramos pero es el ciclo natural. Si analizamos la historia, el paisaje que conocemos esta directamente influido por nuestras acciones y forma de vida. El Delta del Ebro esta en plena regresión porque no hay aporte de sedimentos, pero la realidad es que en su día creció tanto por la gran deforestación de todo su cuenca. La superficie forestal crece en España, porqué se abandonan tierras de cultivo, pero muchas veces las políticas de regeneración con resultados más rápido, pero con especies no autóctonas. Así que realmente es más difícil de imaginar el paisaje original ibérico, con una Castilla llena de árboles, cuando ahora es el cereal y la viña la que domina.

Y toda acción conlleva una reacción, la respuesta la hemos visto esta semana, no es la que siempre se escucha últimamente del cambio climático. Es duro reconocer los errores, difícil de actuar para arreglar lo que no se hizo bien.

Pequeños apuntes de reflexiones profundas que darían para muchas páginas, pero tampoco me ofuscare demasiado, somos el mayor enemigo de nuestra madre tierra.

Vive lo mejor que puedas y piensa en el que te permite tener un plato de comida en casa. Empatiza con las personas no con el dinero, más Psicologia y menos capitalismo.

Vivimos en sociedad y todos tenemos nuestra función, todos somos necesarios, el valor humano esta por encima del capitalismo. El dinero no se come, ni te construye una casa, te planta unas patatas y las procesa y distribuye para que las tengas de todas las variedades posibles en tu supermercado.

Todos somos héroes del sistema, aunque este solo nos trate como un simple número, pero tiene miedo de que algún día estemos todos de acuerdo, nos aprietan pero nos dejan respirar lo justo para que no perdamos el miedo, porque cuando no tienes nada que perder somos peligrosos.

Disfruta lo que puedas

Tardes oscuras

No tengo un título claro que poner, pero quizás es el que mejor describe la tarde de ayer. Soy consciente de que el estado de ánimo no es lineal. Ayer por la tarde volví a estar angustiado, las cosas no van como quieres, se suman algunas obligaciones y vuelve a salir esa chispa en mi cerebro que me hace pensar en bucle, la oscuridad vuelve a invadirme por un rato.

Maldecir al dinero y esta sociedad capitalista y que no te dejan pensar, me hace sentir bien. Por la calle y en voz bien alta, yo no estoy loco, es esta sociedad que se deja arrastrar. Cada individuo se olvida de que no es simplemente un número. Se traicionan para poder seguir el ritmo consumista que no sabe que a veces es mejor no hacer nada.

Es difícil aprender a no hacer nada, esta sociedad no se lo puede permitir, a veces ni cuando estás de vacaciones. Viajar es muy bonito, pero también te quieren imponer que visites cosas que quizás las tienes al lado de casa y ni le prestas el más mínimo. Hay mucha gente que ha visitado museos, aprendido la historia de edificios de otras ciudades, sin embargo se pasa la vida maldiciendo el lugar dónde vive, es una ciudad oscura y llena de misterio porque no conoce nada.

Días en que tu vida pierde el sentido, da igual todo lo que tengas, quien te necesita. Tú no quieres vivir así, no es ser egoísta, si tu no te quieres, poco podrás hacer en este mundo. Pues aún así, a veces en esos días hablando con quien te surge en tu camino, solo se preocupa por el dinero…

Entonces yo pienso, pero si el dinero no se puede comer. Empieza mi ira social y deseo que la Tierra se manifieste y nos muestre quién manda aquí. Deseo caos y destrucción porque desprecio el ser humano, no merecemos el planeta que tenemos. Muerte al sistema capitalista, que pone excusas para decir que no se puede por el dinero.

Ahora nos hacen sentir culpables con la emergencia climática. Manipulan a su interés algo que no les importa, solo importa el dinero, seguramente creen que comprarán la inmortalidad.

Muchas especies se extinguieron, porque no el ser humano…

Creemos controlar todo y aún no entendemos el mejor ordenador que es nuestro cerebro.

Necesitamos una lección de humildad que algún día recibiremos.

Australia se quema, Siberia se que quemo, el Amazonas ya no es una inmensa jungla. Algún día serán nuestras asquerosas ciudades las que sufrirán. No se puede jugar con fuego.

Oscuridad