Sin rumbo

Ayer no hice ninguna entrada, falta de inspiración o de ganas, ni yo lo sé…

Porqué sin causa aparente, sin motivo concreto, quizás la suma de todo, las tímidas expectativas no cumplidas, el ambiente enrarecido, el cambio de estación. Parece que el camino no fluye, no estás atascado en el barro, pero ya no hay inercia y avanzas lento e inseguro.

Distracciones que surgen porqué la mente te las ha pedido, ganas de desconectar a pesar de que ya lo hiciste o quizás simplemente ya no quieres conectar. Has perdido tu conexión con esta sociedad, tú lugar, te sientes perdido y sin esperanza ni ganas de reconducirte. Piensas que quizás no vale la pena, a pesar de que sabes que es lo que te toca, pero tu esperanza es un auténtico giro de los acontecimientos, da igual hacia dónde porqué tu ya perdiste tu rumbo.

Perdida de confianza total con el sistema y en general con la sociedad, te cuesta conectar realmente, a pesar de haber sido una máquina social. Ahora te sientes débil e inferior, nadie puede ver tu esfuerzo si no estás en el camino, porque hace falta alcanzar el pelotón para volver a la carrera.

Hay una conexión mejor con ella que con gran parte de esta sociedad. Cariño sin ninguna condición ni prejuicio…

Mocos que te acompañan para recordarte que ya estamos en otoño, pero ahora hasta da miedo salir y sonarse los mocos ante la mirada de una sociedad demasiada condicionada con algo que es habitual. Miedo es lo que veo, no hay ninguna mejora la empatía, ninguna mejora de comportamiento salvo un aumento de la hipocresía de predicar con el ejemplo que no cumples, porque en el fondo nos gusta cuestionarnos las normas.

La vida sigue de manera más simple en la naturaleza, no ajena a todos nuestros problemas que generan muchas consecuencias

Es difícil entender que para el bienestar común quizás te toque prescindir de ciertas comodidades para que otros las tengan para ser iguales y ser equiparables el gasto de recursos con el que hay disponible. Seguir sumando sin más es saber que condenamos a muchos a no disfrutar de esas comodidades. No somos asesinos, para ser torturadores y tener esclavos en este sistema.
Todo se puede criticar y cuestionar, pero cierto es que no es fácil tomar decisiones y esperar que se cumplan en la medida de los previsto. Cada uno, nos toca nuestro lugar en esta sociedad y aunque te toque estar en la cúpula no olvides que simplemente eres una plaga que fácilmente puede eliminar el sistema dónde estás y que a su vez esta en otro mismo y así sucesivamente… Cuando te alejas del problema este se hace más pequeño…


Una vez más ha llegado el Veroño

Últimamente no falla a su cita, con el desfile de huracanes Atlánticos y un Mediterráneo cada vez más tropical. Los veranos se alargan y en esa agonía yo también me canso de esperar al ansiado Otoño que ha quedado muy mermado.

Empezamos a normalizar Máximas de 30°e incluso más cerca de 35° en estas fechas. Las borrascas ancladas en el oeste peninsular ayudan al ascenso de la masa de aire africano. Marinadas que ya son más débiles, con noches más largas y un contraste térmico mayor, que en mi zona se acerca a 20° a pesar de aun tener bastante influencia maritima.

Mañana toca previsión, hoy solo son comentarios, además los modelos van muy locos con esta situación y cambian en cada salida.

Época de bañarse en el río o esperar a que baje revuelto después de una tormenta

Ya de por si se respira un ambiente extraño y encima ayuda esta meteorología rara, para contribuir a pensar en un cierto fin de ciclo. Si queremos un nuevo mundo no hay que olvidar de cuidar a la jefa madre Tierra. Siempre tiene que ser una prioridad y no dejarla de excusa para cuando interese.
No son etiquetas la que mejore su estado, hace faltar conciencia y olvidar el dinero. Se puede o no se puede, optimizar los recursos, no fabricar y consumir porque el sistema lo pide, el nuevo sistema tiene que ser la tierra.

Es triste reconocer que para que exista un mundo sostenible tenemos que olvidarnos de fronteras y privilegios, generar una verdadera globalización y disminuir las diferencias en calidad de vida. Para ello está claro que somos demasiados si todos sumamos y nadie resta, los recursos que hay son los que tenemos…

El agua es un recurso básico

Agua y aire de calidad para todos, una buena distribución de la población. Consumir alimentos de proximidad. Eliminar desplazamientos innecesarios y más teletrabajo para poder tener una mejor distribución de población en zonas urbanas y con menor concentración de movimiento en horas puntas.

Facilitar la utilización de energías renovables de manera cierta sin intereses detrás, permitir acumuladores para ser autosuficientes.

El coche eléctrico es muy bonito, pero poco sostenible a día de hoy si se tiene en cuenta que la infraestructura eléctrica no es suficiente para soportar un 100% de parque eléctrico. Las baterías actuales son costosas de reciclar.

No todo lo eco es 100%, no existe la emisión cero como valor absoluto. Es un negocio el tema de etiquetas verdes, es un reclamo, hoy es verde y mañana es roja. Fomenta un consumo, apoyado en que con el reciclaje se acaban los problemas, pero hay que ser realistas y entender que reutilizar aún es mucho más sostenible…

Somos humanos y todos cometemos errores y tenemos puntos débiles, pero hace falta una visión global para conseguir una mejora real. Cada uno aporta un granito de arena pero es mejor recogerla en sacos que con las manos para que vuele a la primera tormenta.

Come back to the school

Life is coming more normal despite with mask I don’t see like that.
I don’t if we learn something in this months, most of people I feel that they want to continue in the same way, maybe is hard to know that the world never come back to be same. Our society is an evolution of wars, crisis, epidemics during centuries.
Before the virus be the center of the actually, we are worried about the earth, but I think than maybe now is not a priority. We talk just about vaccines and recover economy, come back to travel crazy around the world.
We don’t understand that is posible to stop, we did for the virus and the air improved in areas that never see blue sky.

We need to respect the nature, the population is to high…

Resources aren’t enough if everyone have a car, phone, air conditioning , pool… We can be a lot but with lot of poor people, when we leave in a rich country sometimes we forget. We are more than 7000 millions but the resources maybe are enough for less of the half if we live like rich.

China, India and lot of countries change the bike for cars. The jungle for factories and now the pollution is in very high level, the laws are weak because the still fight to eat everyday.

We lived in caves…

The nature is the only way to end with this society that every year want to win more, bigger house, bigger plane, travel more, there aren’t limits until the nature shows.

The earth can’t without us…

Cuerpo liberado

Ayer toco fisioterapia, meses sin visitar, el cuerpo va acumulando pequeñas sobrecargas y necesita recolocarse. Hoy día de descanso deportivo, mañana ya volvemos con piernas nuevas.

Esta sociedad también está en proceso de recolocarse hacia un nuevo sistema. También hay sobrecargas y fatiga.

No se puede negar el camino hacia el que vamos, el virus ha sido una buena cortina de humo para dirigirnos hacia ese camino sin poder ver otros. No hay baches, no hay contratiempos porqué el miedo ayuda a salir de ellos.
Datos y discursos de expertos explicados por gente que desconoce dichos temas, pero con buena capacidad comunicativa.

Suena un poco surrealista, pero en los tiempos que vivimos, el beneficio de la duda está garantizado. Lo mismo para las versiones oficiales, es lícito cuestionarse todo. Legislación llena de trampas y vacíos legales, alejándose de la auténticas normas básicas de convivencia humana que nos han hecho ser un animal social.

Necesitamos la naturaleza para encontrar nuestro equilibrio

El final de verano

El final de Agosto, da igual en que circunstancias te encuentres es una época en que se avecinan cambios de todo tipo. La luz va disminuyendo rápidamente las temperaturas a la espera de las tormentas que le den un estoque al verano. La vuelta al colegio y en general a la rutina de mucha gente, muchos sectores son los que Agosto tienen una pequeña pausa.

Con las circunstancias actuales todo esta un poco en el aire, la vuelta al colegio con muchas dudas y la vuelta a la actividad económica aún bastante más.

Generalmente yo me fijo más en los ciclos atmosféricos, que aunque cada año es diferente, siguen ciertas pautas. La luz solar es la que no falla, ese es nuestro origen, el resto un mundo creado para hacer fuerte al débil, del control de una minoría sobre la mayoría. Unos falsos principios de moralidad humana para vivir como pájaros en jaulas.

Ese animal puro, que tan mal tratamos pero que sin darse cuenta sigue conectado al ecosistema que le rodea, sólo tiene que desconectar de lo humano. No es tarea fácil, milenios de adaptarse a nuestro entorno, creando nuestro paisaje y propios valores comunes.

Integrados a cualquier terreno

Pequeñas reflexiones de estos tiempos confusos…

Que difícil es tener opinión propia

Todos pensamos y tenemos nuestras ideas, pero muchas veces no somos capaces de organizarlas para poder exteriorizar estas mismas. En nuestra mente es posible que no seamos políticamente correctos, cada vez más nos ayudan a visualizar nuestras ideas y acabar con nuestros propias ideas. Una sociedad que ejerce un control muy alto de nuestras opiniones, que nos clasifica rápidamente cuando nos salimos del camino marcado. Negacionista te convierten rápidamente, pero simplemente tienes una opinión diferente o te cuestionas las pautas que te dan.

Científicos con opiniones diversas, simplemente porque el dinero marca las tendencias, dinero que corrompe los ideales y llena de intereses cada vulgar palabra.

No me pueden imponer miedos, con los míos tengo bastante…

Quién tiene la verdad absoluta, para mí sólo el tiempo. Actuar mal o bien depende del objetivo e intereses, prácticamente todo es justificable y los males más terribles se pueden parecer insignificantes si nos alejamos y conseguimos una perspectiva diferente. Solo somos humanos, con fecha de caducidad, inventando cosas para pasar el rato en la tierra y sobretodo jugar a ser dioses, porque el poder es adictivo. Solo creemos que tenemos el poder, pero si miramos a lo lejos que insignificantes que somos.

Naces y mueres, tan sencillo y natural. Puedes estar sano y enfermar así de simple.

Te crean necesidades que hacen que te descuides de tus verdaderas necesidades básicas, no descansas, comes mal y te enfermas con más facilidad. Somos bacterias con piernas, así es la vida en la tierra. Virus y bacterias forman parte de ella, no podemos ignorar lo que no nos interesa.

Sube alto para ver las cosas diferentes

Encuentra tu momento de expresarte libremente, sin miedo a no ser políticamente correcto, libera tu opinión. Ya que vivir en sociedad nos influencia mucho, seamos capaces de liberar nuestro punto de vista, todo es criticable, pero es tu opinión que vale tanto como cualquiera de las que te imponen. No eres rebelde ni negacionista, tienes tu propia opinión, es tuya…

No es malo sacar tu fuego del interior para no quemarte, si alguien resulta chamuscado es que no respeta la distancia de seguridad.

Todos necesitamos una via de escape, es importante estar bien individualmente, sin ese bienestar difícilmente puedes encontrarte bien. Libérate, nadie es superior, simples humanos como tú que creen en su poder, insignificantes granos de arena en un desierto enorme.

Busca tu libertad

Mirar atrás y ver el camino andado

Días que un le da un poco de nostalgia, el verano no especialmente cuando más me da, pero ahora que ya van acortando los días, la canícula que ya va llegando a su fin y por supuesto la ganas de que bajen las temperaturas en el ansiado otoño, ayudan a dicha nostalgia.

Ayer por la tarde jugando con mis hijos en una plaza al lado de casa que últimamente está llena de niños, me recordó a mi infancia. Yo vivi la infancia en la calle, la suerte de vivir en una calle sin salida y con un buen parque.

Es bonito ver como juegan las nuevas generaciones, como hay cosas que nunca cambian. Guerras de globos de agua, partidos de fútbol donde los bancos son las porterias.

Cuando dicen el año de su nacimiento y puedes recordar perfectamente cómo vivías por aquel entonces.

Vas sumando años y puedes decir hace 20 años o más. Recuerdo conversaciones con mi padre en las que siempre me pregunté como era la vida 20 años antes… Ahora soy yo el que puede dar respuestas.

Años que han pasado rápido, pero que llenos de páginas están.

Esta década que quieren pisar el acelerador para cumplir la famosa agenda 2030 de un nuevo mundo global. Me pregunto que quedará de esa esencia que aún veo en la calle a pesar de ser generaciones muy diferentes.

El ansiado retorno al mundo rural que ahora está ganando adeptos a marchas forzadas por la situación actual de amenaza de encierro.

Pueblos que tienen que volverse a llenar de vida para que vuelvan a tener servicios.

Mundo rural que aporta un poco de paz a este ritmo endiablado que nos lleva al estrés

Productos de kilómetro cero que necesitan salida directa sin intermediarios para conseguir un mejor precio para el consumidor y un mayor beneficio para el que los trabaja. La tecnología permite hacerlo, del campo a casa, calidad y eficiencia energética. Yo ya consumo algún producto así y creo que ese es el futuro.
Hay que hacer un poco de guerra al capitalismo salvaje que nos han marcado, que quiere convertir en esclavos a lose de abajo. Somos la mayoría, sólo hace falta ayudarnos más, olvidarse de envidias y generar riqueza a los de tú mismo nivel, poniendo en jaque a las mafias que dominan el mercado a base de explotar a unos trabajadores demasiado sumisos y sobretodo con el cerebro lleno de miedos.

El miedo es un veneno que lleva años y aún no se ha encontrado vacuna. Siempre hay algo para meter miedo, nunca se acaban las excusas.

Juventud sin miedo, tiempos de crecimiento de una generación que no prepararon para sufrir.

Finales de los noventa, el efecto 2000 era la amenaza, el AVE un objetivo. Turismo que crecía cada año, teléfonos móviles que su objetivo era ser más pequeños. Motores Diésel que ganarían la partida a los gasolina y que ahora son el veneno de las ciudades.

Música Makina, solo apta para parrilleros decían, prefiero no hablar de las letras actuales del regeton y sucedáneos posteriores. Mejor no decir nada que cantar lemas obsoletos y denigrantes.

Nostalgia de la buena, de una época gloriosa o simplemente de la que te quedas con todo lo bueno, lo malo fue un puro aprendizaje

Hoy he despertado nostálgico y como siempre un poco crítico con esta situación surrealista que vivimos día a día que es imposible aislarse salvo que te recluyas permanentemente en casa y tengas alguien que te suministre víveres para no tener contacto exterior.

Siempre naturaleza para tener una cierta paz interior

No quiero ver gente

A mi me pasa, días en que la sociedad me satura, necesito asimilar todos los cambios sociales. Ayer con la noticia de la mascarilla obligatoria es uno de esos días que tengo claro que buscaré lugares tranquilos para no tener contacto con demasiada gente.

Tenemos un problema de mala distribución de la población, lugares que es imposible tener distancia social, el problema es que como buen mundo global nos meten a todos en el mismo saco. Gente que vive en ciudades y no tiene ni idea de lo que es vivir en un pueblo. Hay vida más allá de las urbes y hoy en día con menos diferencias de las que creen cuando solo pasan un rato el fin de semana.

Se prepara un éxodo urbano, la gente se cansó de las ciudades, pero el problema está en que muchos de ellos no conocen el término medio y buscan lugares excesivamente aislados que si que tienen ciertos problemas. Pero hoy en día en un pueblo grande puedes contar con la mayoría de servicios que en una ciudad a menos distancia.

Recuerdo que pueblo oficialmente tiene menos de 10000 habitantes en España, no son las ciudades metropolitanas que llaman pueblo los que salen de las grandes ciudades. Hay vida todo el año y por hospitales no te preocupes, total ahora mismo tampoco sirven demasiado salvo que tengas el virus de moda.

La sociedad como siempre está en constante evolución, hay que perder el miedo a moverse, no somos árboles, aunque lo parece porque en nuestra semana hay personas que es un drama salir de su barrio e incluso de su calle. Esas actitudes han ayudado mucho a la especulación inmobiliaria. Personas que pagan más por una vivienda en propiedad o de alquiler por quedarse en su barrio de toda la vida, pero esas mismas se quejan de que el barrio ya no es lo que era. Normal antes no habían smartphones para dedicarle tantas horas, enciclopedia en el móvil. Queda claro que este mundo ha cambiado, así que para que un lugar se quede anclado en el tiempo poca gente tiene que tener, pues los que cambian son las personas, los que edificios son los mismos, las montañas no evolucionan en una década, los valles siguen siendo valles.

Todo sigue igual, pero nosotros ya no somos los mismos

Hay muchos pueblos envejecidos, la España vacía que se podrían recuperar. Estos tiempos que piden distancia son los ideales para replantearse cosas. Quizás de un problema pueda surgir una solución…

Alto Tajo un ejemplo claro de la España vacía, es la región con menos densidad de población de toda Europa. No es Siberia, hay siglos de historia, vivió mucha gente con menos infraestructuras y comfort en sus hogares.

Trabajar desde casa se ha impuesto con la pandemia, pero creo que debería quedarse.
Con el controvertido 5G la conexión será buena en cualquier lugar, así que vivir en ciudades empieza a tener sentido. Ciudades que se llenan de carriles bici, pero no aumentan sus zonas verdes que son las que realmente ayudan a mitigar el efecto de isla de calor. Menos asfalto es la clave, incluso césped artificial en las azoteas.

Hay vida más allá de las ciudades

Disfrutando del día

Lo tengo más claro que nunca, vivir día a día, porque el futuro es más incierto que nunca. Ya tengo bastantes miedos y manías como para preocuparme por las que me quieren imponer.

No somos máquinas y la palabra a veces suena más contundente que la realidad.

Hoy es Domingo y toca paella y barbacoa familiar. Los tomates del huerto de mi padre ya están colorados como dicen en Extremadura, así que para mi son lo mejor del verano. No hay verano sin buenos tomates, desde mi infancia. Rajados con sal, picados con aceite y sal, gazpacho y por supuesto con pan seco mi adorada trincalla.

Hoy también hay otro gran producto, ternera de Centelles, Kilómetro 0 y directa a casa de quien las cuida. Para mi es una respuesta a que el mundo puede ser diferente si queremos, como se suele decir un “zasca” al sistema, porqué el producto se promociona boca a boca y es lo que más funciona. Te traen un pack a casa, muy bien preparado de una ternera estupenda, lo siento por los veganos, me gusta comer casi de todo, porqué el mar poca cosa, me ofrece mucha más garantía una carne de confianza con animales que puedo ver.

Su procedencia

Así que intento disfrutar lo que me ofrece cada día, aprovechar cada ducha fría, baños en ríos paradisíacos, exploración de mapas, entrenos por montaña…

La verdad es que el verdor que hay a estas alturas del año también ayuda, lo necesito. El paisaje seco no me motiva demasiado, son maneras de vivir, que le voy hacer si yo soy así. Me gusta el bosque, el agua, la hierba verde.

Me gusta dónde vivo, tener un parque así sin riego en Julio es todo un lujo.

Saber que este año no sufrirán sequía los robles que lo pasan últimamente mal en los veranos, secando sus hojas antes de tiempo, pura adaptación a la irregularidad del Mediterráneo.

Disfrutando de baños en el paraíso con plena tranquilidad…

Ya pueden contarme penas, las escucharé pero me he vuelto egoísta y me preocupo por los míos y sobretodo por mi bienestar. Ya tengo bastantes cosas en mi cabeza, ya es un buen trabajo entender a mí mismo.

Miedos impuestos por el hombre, me hacen sentir rabia y desear que la madre Tierra imparta justicia. Tarde o temprano será así, la vida en la tierra es fruto de la casualidad, un equilibrio muy frágil que por nuestro egoísmo del eterno crecimiento hacia la nada y el freno de algo que no existe, ponen a prueba ese fácil equilibrio. Récords de calor en el Ártico no pueden traer nada buena. El mínimo solar está aquí, tormentas solares que podrían afectar a nuestra tecnología. Actividad volcánica que también fue protagonista en la famosa pequeña edad de hielo. Encima reaparece la peste en Mongolia, parece que las piezas del puzzle empiezan a encajar.
Creemos controlar todo, parece que hay uno seres que están en la cúspide que son capaces de todo, pero son simples humanos que se han situado allí con su mejor arma que es el poder, alimentando el miedo.

El hombre no esculpió esas rocas, fueron las glaciaciones las que crearon el paisaje, el hombre vivía en cavernas.