Se acerca el infierno

Esta semana ya hemos podido probar bien las sensaciones veraniegas, tan agradables para sus amantes y tan agobiantes para los supervivientes. El verano no es mi mejor época para tomar decisiones, mi rendimiento baja, con el sudor mis revoluciones suben, me dan ganas de arrancarme la piel, no veo salida. Junio es un mes que le temo, por ello muchas veces mis vacaciones fueron en Junio, el sol cae a plomo, calores que ya empiezan a ser fuertes con días eternos. Mirar el calendario y sólo ver calor infinito, lejos queda Noviembre para realmente dejar atrás los sudores y calores. Julio tampoco perdona, siempre con la esperanza de unas tormentas que bajen un poco más de latitud y me refresquen además de darme cielos espectaculares. Agosto agonizando y buscando la mínima brisa fresca con la llegada de más oscuridad. Septiembre traidor, que te puede alargar el verano o traerte tormentas violentas. Octubre cada vez más cálido, con más contraste térmico, pero con un calor tonta y con bastante humedad, semanas tormentosas y otras en las que el verano vuelve con claridad, empiezan los cambios en los árboles y plantas.

Noviembre ya respiro tranquilo, días más cortos y calor que ya no amenaza, primeros fríos que saben tan bien, colores que visten de gala los bosques.

Esta es mi visión personal, desde el punto de vista de alguien que vive en una zona de inviernos templados, aunque para muchos de nosotros lo consideremos frio, es suave en esta latitud. La corriente del Golfo hace que Europa Occidental rara vez sea fría.

En realidad a veces considero que nos falta una estación invernal, puede dura alguna semana, muchas veces es falso frío anticiclonico que se acumula en los valles, fuera de ellos sol y suavidad térmica.

Oficialmente se considera frío cuando las temperaturas medias no exceden de 6°, en mi pueblo teóricamente esto solo sucede en 2 meses, pero hay inviernos como este en que no hemos tenido ningún mes por debajo de 6° de media.

El último mes por debajo de esos 6 grados fue Enero del 2019. Este Enero la media fue de 6,4°.

Eso si este 2020 está resultando muy lluvioso, Febrero fue extremadamente cálido y seco.

El aire frío se queda en las zonas bajas en invierno y favorece la formación de hielo

Pero ahora toca cambio de chip, adaptarse y sobrevivir a las elevadas temperaturas, aquí siempre ayuda la marinada y unas noches relativamente frescas comparadas con la costa, pero más cálidas que en Castilla donde la ausencia de humedad hace que por las noches la temperatura se desplome con facilidad.

Ahora tocan baños de agua fría que sientan muy bien a mi musculatura

Verano que ofrece campos segados y cielos que se vuelven oscuros por la tarde mirando al norte esperando la tormenta, a veces un arma de doble filo cuando solo llegan los restos de nubes que no dejan refrescar la noche.

Paisajes de Julio, es lo que viene, atrás queda una bella Primavera.

Master en geografía local

Ruta para entender curso fluviales locales

Centelles tiene multitud de rieras que generalmente están secas, pero en un año como este si que tienen agua, aunque se secan con rapidez.

Esta semana he querido ver saltos de agua que conozco bien desde de arriba, pero esta vez desde abajo. Descubrir estos caminos me llena de adrenalina, son pequeñas aventuras, algún rasguño con las plantas, dudas y sorpresas, pero te hace darle más valor a lo que tienes.

Un simple salto de agua, pero hay que llegar en un entorno selvático.


Una parte de la población está haciendo exactamente lo mismo, nos limitan el mundo, pues vamos a conocer bien nuestra casa.

Resolver dudas de procedencia del agua, simplemente hay que reseguir el curso del río, no vale con decir que viene de la montaña. Conocer ese entorno fluvial irregular y complejo con orografía compleja y vegetación densa.

En el mapa es fácil seguir el camino, pero la realidad no es tan sencilla

Redescubrir lugares que ya pasaste, pero desde otra perspectiva. Que grande es el mundo si vas palmo a palmo a conocerlo y entender como funciona.
Es la parte positiva de tener limitaciones, es divertido buscar los límites.

Siluetas conocidas, pero con un ángulo un poco diferente.

Mírame a los ojos

Las circunstancias actuales ayudan a que al tener las bocas tapadas, los ojos ganan el protagonismo que se merecen. Yo siempre miro a los ojos, no suelen engañar si los miras con paciencia y detalle.

Después de semanas de encierro, con incertidumbre cada uno reacciona como puede. No tengo dudas que mucha gente conocerá la ansiedad en las próximas semanas, siempre sale cuando crees que todo ha pasado.
Puedes seguir enganchado a las noticias, preocupado por los rebrotes y porqué tu vecino sale sin mascarilla. Eso no te va ayudar a tener una actitud positiva y tampoco va a solucionar nada, solo vas a generarte malestar e impotencia.

Disfruta de la vida, día a día de las cosas pequeñas que eran imposibles hace poco. Fíjate en esas caras alegres por la ansiedad libertad, hemos compartido una vivencia global que en parte nos ha unido, claro está el que lo quiera ver así. Puedes seguir con la negatividad y esperar las malas noticias o vivir tu vida y dejar de preocuparte por lo que nada puedes hacer. Ya tienes tus miedos, que no te impongan más miedos. Los hospitales siempre están llenos de cosas que asustan, cada día muere gente pero nunca te habían puesto en las muertes por una enfermedad.

Sube bien alto, para ver otra perspectiva

Nos preparan un nuevo mundo, nos tendremos que adaptar a lo que nos impongan, veremos que libertad nos dejan.

Cada vez es más difícil salir de la sociedad, por no decir que es imposible, pero de momento el pensamiento es libre para poder adaptarse a las normas que te imponen.

Tu pensamiento te hace sentir libre en algunos momentos. Mi libertad siempre está cerca de la naturaleza.

Disfruta de lo que tienes cerca, no te hace falta alejarte tanto sin conocer al detalle lo que te rodea.

La naturaleza cubre la historia, pero la protege mejor que nosotros mismos
Mira tus ojos en el espejo para ver lo que reflejas

Sueños adolescentes

En este período de vida en que me encuentro en un alto en el camino, aunque paradójicamente me parece que es toda la sociedad que se encuentra a la expectativa de un nuevo camino.

La realidad a veces supera a los sueños, aunque siempre resaltando lo positivo y obviando lo negativo.

Ese adolescente que disfrutaba mirando el atlas y quería viajar y vivir en otros sitios. Conocer montañas, diferentes climas. Ese muchacho que quería conducir y hablar mucho. Pues cierto es que esa parte se ha cumplido, vivo en la comarca que más me fascinaba, las carreteras son geniales y los coches son unas máquinas extraordinarias.

Continuo hablando mucho y he roto barreras que tenía, puedo hablar con cualquiera de tu a tu, tras años de hacerlo cada día. En pequeño comité doy lo mejor de mi mismo e incluso puedo ser el alma de la fiesta. Me vengo arriba y sale mi alma de pallaso dejando la vergüenza atrás y disfrutando de la risa fácil.

A lo largo de vida he conseguido superar barreras que nunca pensé superar. Una vez actué de stripper en una despedida de soltera, una anécdota para toda la vida.
He tenido conversaciones muy interesantes con gente famosa que me han ayudado a entender que todos somos humanos.

Gracias a internet puedo saber la temperatura de un montón de estaciones meteorológicas, mirar infinidad de mapas, he aprendido a mirar mapas y hacer mis propias previsiones. He conocido multitud de gente con las mismas inquietudes, me he pasado horas hablando del clima y de geografía.
Poder mirar un mapa en 3 dimensiones desde casa, aproximando al detalle y poder hacer una exploración mundial. Trasladarse virtualmente a infinidad de lugares, es algo que ha superado mis sueños.

Llevar un ordenador con cámara encima te permite captar muchos momentos y encima los puedes compartir

Gracias a la tecnología sigo en contacto con mis amigos de adolescencia. Una etapa muy bonita y especial que marca tu vida para siempre, con las prisas de dejar de ser niño enseguida te encuentras atrapado en la vida adulta con nostalgia del niño que fuiste.

La adolescencia se vive intensamente, las primeras experiencias siempre se recuerdan de manera especial por ser la primeras. Ahora es melancolía, preguntas que jamás se pueden contestar sobre hipotéticas situaciones. Que hubiese sido de mi si me hubiese atrevido a hablar con esa chica o situaciones similares, pero el tiempo pasa y no vuelve atrás, disfruta lo que tienes y quédate con lo mejor de esa etapa intensa pero compleja.

Multitud de lugares que has disfrutado

No hay que olvidar nuestro origen que es la base de lo que ahora somos.

Los errores y miedos con la distancia se difuminan, son los buenos recuerdos y la nostalgia lo que nos queda.

Lo importante es no perder la esencia del niño que llevas dentro

El mundo sigue fuera de Matrix

En estos tiempos tan confusos que vivimos en que cada vez es más claro que nada volverá a ser como antes.

A nivel personal me encanta ver pocos coches y poca gente en las calles, me podría acostumbrar fácil, siempre he sido una persona de pequeños grupos, las multitudes me agobian. Pero claro cuando Matrix pase, nos daremos cuenta que seguiremos siendo demasiados, volveremos a contaminar, las aglomeraciones, las colas. Tantos días de tranquilidad e introspección, nos hará más difíciles esas situaciones.

Soy una persona que bastante tiene con sus propios miedo, no creo en los miedos que me quieren imponer, lo siento soy egoísta y para problemas me bastan con los propios. No puedo ponerme a pensar lo peor, siempre pienso que todo saldrá bien, porque con el miedo no se va a ningún sitio.

Vas en coche cada día, no puedes pensar que vas a tener un accidente. Tampoco puedes pensar en accidentes laborales ni ponerte hipocondríaco y visitar un hospital para darte cuenta de todos los problemas que existen. Cada día fallece mucha gente por problemas cardiovasculares, cancer, accidentes…

Los hospitales nunca han sido un sitio bonito, una buena actitud ante la vida es una de las mejores medicinas.

Estar encerrado en casa, te baja el ánimo, intentar eliminar todas las bacterias te hace más débil. El sofá es el mejor camino hacia el cementerio, pero claro hay multitud de distracciones para olvidarlo. Pastillas que todo lo arreglan, pero te mueres poco a poco.

Vicios no demasiado sanos que ahora aumentan, fumadores que fuman más por la ansiedad de la situación pero salen con miedo a la calle con mascarilla y guantes para después fumar su droga, son números que compran para visitar el hospital…

No hay bares, pero el consumo de alcohol no baja, en casa para aislarse de la realidad.

Todo esto con aplausos y vecinos con aspiraciones de ser policías y criticar las nuevas malas conductas. Mira tú ombligo y crees que puedes seguir todas las normas, en un momento de tanta confusión, amparados por un virus de dudosa procedencia.

Aplausos a sanitarios que se dejan la piel, como siempre lo hicieron, ahora son héroes, cuando hace 4 días eran unos privilegiados.

La memoria y coherencia de esta sociedad es preocupante. Parece que todo el mundo está contento en casa, ya no hay revolucionarios.

Están acabando con el pequeño como hace tiempo que querían pero aplaudimos, desconcertados pero contentos viendo una serie en Netflix. Que divertido hacer deporte gracias a Instagram. Las videollamadas con gente que casi nunca hablas.

Tengo la sensación que con el miedo nosotros solos nos hemos puesto la correa el chip y el bozal, somos más sumisos que nunca. Como funciona el miedo, palabras que menciona una guerra contra un enemigo invisible, envueltas en falsa unión patriótica.

A nivel social hace tiempo que soy negativo, pero ahora esta situación me está demostrando lo fácil que somos manipulados.

Yo soy uno más en esta sociedad, por desgracia tampoco tengo mucho margen para cambiar las cosas, pero por lo menos siempre me quedarán las palabras para expresarme, el derecho a pataleta hay que ejercerlo.

Ahora están siempre acompañadas…


Lo siento si ofendo alguien por ponerme un poco ácido, nadie tiene la verdad absoluta, es una simple opinión, la mía.

Aunque soy obsesivo, mis opiniones pueden cambiar, pero hay ciertas bases que son rígidas. No me gustan los cambios, pero creo que en esta situación me voy a sentir más identificado con la sociedad porqué muchos ahora empiezan a conocer la ansiedad y el miedo a tener un futuro incierto. Han desmontado el mundo como lo conocíamos, yo desmonté el mío hace un año, me avance un poco, pero muchas de las cosas que suceden a mi ya me tenían inquieto. Ahora tengo menos, pero con esta situación me hace más fuerte, tengo menos que perder.
Ya se lo que es perder ilusión por la vida y sentirte perdido, llevo meses así, analizando fríamente esta situación global no cambia demasiado mi vida a nivel individual.
Sin metas, clara pero conociendo lo que realmente te ayudo a salir del pozo. Lo que te mantiene en vida, jamás renuncies a ello, aunque para ello te toque ser delincuente, tu vida esta por encima de cualquier ley, sin vida no hay normas, sin vida no hay miedo. No se puede tener miedo de vivir.

Sigue el camino de la vida…

Y ahora que puedo contar…

Hoy no me siento demasiado inspirado y no quiero que el tema que domina todo nuestro presente.

La noción del tiempo se pierde en estos días tan extraños, cosas simples se convierten en imposibles.

Nuevos tiempos vendrán y todos necesitaremos adaptarnos. Miedo que quieren sumar a los propios.
Información que en exceso y de tantas fuentes acaba volviéndose fría.

La belleza de la Primavera ayuda aclarar dudas

Se pierde el contacto humano, un camino que hace tiempo que nos venía marcado, el motivo no importa.

Empiezo a encontrar cierta lógica en el caótico mundo que ahora mismo tenemos, quizás me anticipe, pero hay cosas que van como pensé que irían.
A mi no me gustan los grandes cambios, pero esta vez nos va tocar sufrirlos a todos.

Lo nuevo puede traer cosas buenas, hay que saber verlas. Bloqueos personales que pueden mejorar con un cambio de situación.

Grandes perspectivas de futuro

Todas las generaciones han tenido que afrontar algún problema social o bélico y han salido adelante y nosotros no seremos menos, con sus debidas consecuencias.

Miedos y costumbres que saldrán de este periodo tan difícil a nivel global.

Pero no nos podemos engañar que no podemos vivir en un mundo aséptico, las bacterias son necesarias y estamos creados para estar activos y salir a la calle. El lenguaje no verbal aún es difícil de observar en videollama. Muchas veces es más importante cómo lo dices, que lo que dices.

Podemos ser antisociales, con necesidad social, porque somos humanos. Podemos odiar las multitudes y el conjunto de la sociedad por no sentirse identificado. Siempre necesitas alguien que te entienda y entonces queda claro que estas en la sociedad aún siendo antisocial.

Puedes mira desde fuera y acercándote poco a poco, pero necesitas el contacto humano

Mejor no pensar demasiado

Estamos viviendo un periodo muy extraño y más global que nunca.
Es fácil pensar en conspiraciones y no en casualidades, creer que todo volverá a ser igual empieza a ser un sueño.

Tenía claro que el mundo sufriría cambios importantes en esta década, pero lamentablemente no me está gustando el camino que diviso.

Por mi manera de ser siempre pienso demasiado, eso no es lo mejor a nivel social solo genera frustración, las cosas son como quieren que sean y no te engañes que a nivel individual solo puedes creer que haces algo, pero el camino esta marcado, simplemente cambiaste el punto de vista.

Bombardeo informativo por el cambio climático, el coche eléctrico, la eficiencia, acabar con la dependencia del petróleo, apostar por las renovables. Pero ahora afrontamos el mayor problema, la población no para de crecer, quizás un virus es la manera menos cruel de contener este crecimiento. Casualidad o no, natural o humano, pero la amenaza está aquí.

Da igual si su mortalidad es baja, porque lo que no falla es el bombardeo informativo y de bulos por las redes. Cultura del miedo, cierre de fronteras, crecimiento del sentimiento patriótico para no pensar que esto viene de muy arriba.

Pero ayer cuando vi las imágenes del Krakatoa en erupción me dio alegría de recordar que la tierra tiene la última elección, sólo ella puede hacer un proceso de selección natural. La vida en ella es fruto de la casualidad, si la composición atmosférica cambia la vida seria imposible, la tierra esta viva, sólo ella puede poner en su lugar a los humanos que creen que tienen el control de todo. Somos nuestro peor enemigo, disfrutamos viendo sufrir al que no es de nuestra tribu.
No hemos evolucionado tanto, simios con tablets i gadgets tecnológicos, ya mismo con un chip o similar para controlar todos nuestros movimientos. Olvide decir que lo llevamos gratuitamente con nosotros y compartimos toda la información.

La naturaleza ofrece formas caprichosas, rocas con más historia que cualquier humano. Repasando hemeroteca me di cuenta de que se asemeja a una cara de un simio…

Mi duda es si nos dejara seguir siendo relativamente libres en la naturaleza, podremos volver a viajar de manera sostenible.
Ahora mismo me conformo con poder estar en un bosque tranquilo sin ser un delincuente.

Siempre escuche que los parados crian malos pensamientos, así que por ello nos distraen para que no pensemos demasiado, nos llenan de actividades porque no hacer nada es malo. Es una lástima no entender que no haciendo nada hemos conseguido volver una atmósfera limpia como hace años, escuchar el canto de los pájaros y disfrutar del silencio.

A veces menos es más, para mi es la clave de un mundo sostenible, nuestro origen de cazar para comer, reunirse al calor del fuego para preparar la siguiente caza.

Vivíamos en el bosque al ritmo de la naturaleza
Buscando refugio para descansar por la noche, somos un animal diurno.

En fin será el tiempo el que nos dará las respuestas, yo solo soy una persona que piensa demasiado, pero yo no puedo decidir nada, muchas veces ni tan solo mi camino.

Soy muy negativo a nivel social y con dudas ante grandes cambios, pero a nivel personal intento pensar que todo me irá bien, valoro las cosas que puedo mejorar, sólo compito conmigo.
Las cosas que me dan miedo intento no hacerlas, las dejo apartadas, pero el resto vivo sin miedo, no puedo pensar en que pueden pasar cosas malas, soy positivo y pienso que todo irá bien, con negatividad no me muevo.

Atrapado en un camino social muy claro…