No puedes formatearte el disco duro

El cerebro no funciona igual que un ordenador, es bastante más complejo que un código binario. Hemos inventado el lenguaje para comunicarnos, pero creo que hay cosas que no somos ni capaces de expresar.

En estos días se ha generado un alarmismo con el famoso Coronavirus, una cortina de humo para que volvamos a tener la famosa crisis del 2020. Política y macroeconomía aparte, con sus estrategias propias, por mi parte cambiaría con los ojos cerrados el Coronavirus por mi ansiedad.

El que no ha sufrido jamás ansiedad, pensará que estoy loco, como puedo decir algo así..

Pero siendo realista la ansiedad es una epidemia silenciosa en nuestra sociedad, desconozco el porcentaje, pero lo que no se puede ver siempre duele más. Es como la radiación nuclear, no la ves pero lo mata todo.

No se habla demasiado y lo peor de todo la mayoría de gente ni lo entiende, porque tampoco quiere entender nada. Es un problema que se sufre internamente y puede derivar en muchos problemas de salud. Es solo un aviso de tu cuerpo, puedes acabar con depresión, con tu cuerpo destrozado, con baja autoestima, con miedo y rabia e impotencia por no saber como salir de ella.

La cara bonita que das puede tener una sonrisa, porque te educaron para ello, siempre es mejor ser positivo y todas las demás cosas que todo el mundo sabe. Ahora la realidad interior puede ser muy diferente, cada situación se vuelve un desafío estresante, la inseguridad te domina, la oscuridad te envuelve y el futuro es muy incierto.

Por fuera todo es aparente normal, llevas un disfraz de Carnaval…
La oscuridad te envuelve en el interior

No se pueden eliminar archivos, ni moverlos a tú antojo. Los humanos somos imperfectos por naturaleza y eso nos hace geniales, pero cada uno tenemos nuestro propio manual. Pero poca gente se lee los manuales antes de empezar, es mejor aprender con la experiencia, pero eso en sociedad no es tan fácil porqué no todo depende de ti, a veces la suerte te sonríe y te pone el camino que te apetece, pero otras veces cambia de bando y te tira a la cuneta…

Recuperar autoestima y seguridad para ver un camino claro. Pero eso no se puede fijar en un calendario, como te fuiste del camino un día volverás a retomarlo con claridad. Intenta disfrutar del desvío, sigue sin perder eso puntos que te mantienen en equilibrio y que te puede ayudar a sentirte mejor.

No sirve de nada pensar que alguien lo tiene peor que tú, porque no es un problema visible, solo tú sabes que te pasa, no siempre podrás transmitir ese malestar por muy buen comunicador que seas. Las palabras no llegan a todo, aún quedan sentimientos por describir.

No es ser egoísta, si no estás bien contigo, todo deja de tener sentido. El mundo sigue girando pero tú pequeño universo está colapsado y necesita recuperar su ciclo para integrarse en el mundo que te tocó.

Puedes desear escaparte, pero por más que corras no te despegarás de tu sombra. Puedes volar lejos, que tú sigues ahí, sólo tú tienes la solución.

Futuro incierto

No puedes controlar que va a suceder en el futuro, puedes imaginar cómo podría ser, pero siempre puede surgir variables que no contemplas.

Épocas en que puede que creas en que vas por un camino en el que estás preparado para que nada de lo que pase te sorprenda. Así se camina bien, pero puedes caer en la monotonía y con ella te pueden asaltar dudas.

Hay que tener una meta, muchas veces no es fácil de visualizar, no esta obvia como uno cree.

El camino de la vida

Es un camino largo y tus energía y motivaciones difícilmente serán las mismas cada día. Encuentra tu regularidad, no tienes que exigirte demasiado, ya vendrán obstáculos en el camino que te harán sudar y sufrir.

Salta el obstáculo si tienes energía…

El equilibrio y la estadística es cosa del ser humano, la naturaleza esta llena de imprevistos. Somos naturalmente variables, eso nos hace más imprevisibles y capaces de hacer cosas increíbles en el día adecuado.

Aprovecha tu buena racha en que puedes con todo y tu camino se vuelve una autopista, puedes alcanzar velocidad pero no olvides que quizás en algún momento tengas que frenar, calcula ese tiempo que necesitas para reaccionar, para que no te pille de sorpresa el impacto.

La iluminación te da facilidad a la hora de afrontar el camino…

Seguiremos caminado por el camino retomado, sin futuro, sin buena iluminación, pero ya vendrán días de más claridad para ir un paso por delante sin tener que espera a tropezar. De momento preparado para la caída y con ganas de levantarme si esta sucediese.

Reflexiones un poco inquietantes que no te descubren nada especial, pero que te hacen pensar sobre preguntas que jamás tendrás las respuestas, pero no puedes para de intentar responder. No puedes alcanzar una estrella con la mano, pero no puedes evitar observarla y soñar con poder tocarla.

Surrealismo puro, filosofía de barrio que a pesar de las negaciones populares, siempre tienen sus momentos. Somos curiosos, los niños no dejan de preguntarse el porqué de las cosas, todos tenemos un niño dentro, así que sigue preguntado porque, da igual si no encuentras la respuesta. No hay respuesta, cuando la tienes ya te cambian las preguntas, pero te hacen sentir más que un simple número, entender tu propio universo que es igual de interesante que el cualquier otro humano, para ti el más importante. Vivimos en sociedad, pero la persona más importante eres tú mismo, ámate y valora tus esfuerzos, porque eres la única persona que realmente sabe lo que piensas…