Se acerca el infierno

Esta semana ya hemos podido probar bien las sensaciones veraniegas, tan agradables para sus amantes y tan agobiantes para los supervivientes. El verano no es mi mejor época para tomar decisiones, mi rendimiento baja, con el sudor mis revoluciones suben, me dan ganas de arrancarme la piel, no veo salida. Junio es un mes que le temo, por ello muchas veces mis vacaciones fueron en Junio, el sol cae a plomo, calores que ya empiezan a ser fuertes con días eternos. Mirar el calendario y sólo ver calor infinito, lejos queda Noviembre para realmente dejar atrás los sudores y calores. Julio tampoco perdona, siempre con la esperanza de unas tormentas que bajen un poco más de latitud y me refresquen además de darme cielos espectaculares. Agosto agonizando y buscando la mínima brisa fresca con la llegada de más oscuridad. Septiembre traidor, que te puede alargar el verano o traerte tormentas violentas. Octubre cada vez más cálido, con más contraste térmico, pero con un calor tonta y con bastante humedad, semanas tormentosas y otras en las que el verano vuelve con claridad, empiezan los cambios en los árboles y plantas.

Noviembre ya respiro tranquilo, días más cortos y calor que ya no amenaza, primeros fríos que saben tan bien, colores que visten de gala los bosques.

Esta es mi visión personal, desde el punto de vista de alguien que vive en una zona de inviernos templados, aunque para muchos de nosotros lo consideremos frio, es suave en esta latitud. La corriente del Golfo hace que Europa Occidental rara vez sea fría.

En realidad a veces considero que nos falta una estación invernal, puede dura alguna semana, muchas veces es falso frío anticiclonico que se acumula en los valles, fuera de ellos sol y suavidad térmica.

Oficialmente se considera frío cuando las temperaturas medias no exceden de 6°, en mi pueblo teóricamente esto solo sucede en 2 meses, pero hay inviernos como este en que no hemos tenido ningún mes por debajo de 6° de media.

El último mes por debajo de esos 6 grados fue Enero del 2019. Este Enero la media fue de 6,4°.

Eso si este 2020 está resultando muy lluvioso, Febrero fue extremadamente cálido y seco.

El aire frío se queda en las zonas bajas en invierno y favorece la formación de hielo

Pero ahora toca cambio de chip, adaptarse y sobrevivir a las elevadas temperaturas, aquí siempre ayuda la marinada y unas noches relativamente frescas comparadas con la costa, pero más cálidas que en Castilla donde la ausencia de humedad hace que por las noches la temperatura se desplome con facilidad.

Ahora tocan baños de agua fría que sientan muy bien a mi musculatura

Verano que ofrece campos segados y cielos que se vuelven oscuros por la tarde mirando al norte esperando la tormenta, a veces un arma de doble filo cuando solo llegan los restos de nubes que no dejan refrescar la noche.

Paisajes de Julio, es lo que viene, atrás queda una bella Primavera.

Verano instalado

Acabará siendo un Mayo bastante cálido, ayer superados los 30° en mi estación por primera vez este año.

Fin de semana prácticamente con valores veraniegos, con un ligero alivio para lunes y Martes con algo de inestabilidad en el Noreste en forma de tormenta. Es una normalización térmica, pero ya tenemos el verano a la vuelta de la esquina y la calor es presente especialmente al mediodía, noches que ya han empezado a ser tropicales en el litoral.
Poco a poco el verde es que tenemos dejará paso al amarillo, porque aunque llueva algo la evaporación es muy elevada.

Esa pequeña bolsa de aire frio traerá inestabilidad a los Pirineos, es época de tormentas en la montaña, con este sol que calienta bien las laderas, favoreciendo la convección.
Ambiente cálido pero con tendencia a la normalización a inicios de la semana que viene
El meteograma muestra la normalización y una cierta inestabilidad.

El meteograma de Madrid igual, pero poca inestabilidad, es en Aragón y Catalunya donde más puede llover Lunes y Martes.

Precipitaciones acumuladas durante la próxima semana

Así recuperaremos un ambiente de final de primavera en que los más de 30° se dan en las zonas más cálidas, con un mar aún fresco que sirve de termorregulador en el Mediterráneo, con brisas que alivian las temperaturas.

Semana tranquila

Pocas precipitaciones esta semana con temperaturas más altas, un nuevo aperitivo de verano, cosa bastante habitual en la segunda quincena de Mayo.

La semana pasada el calor fuerte también estuvo en el Mediterráneo, pero en el Oriental, Grecia con temperaturas totalmente veraniegas.

El mapa con estos colores rojos que indica la isoterma de 20° a 850hp de pleno verano. En la península se volverá acercar.
La borrasca se diluye en el Mediterráneo

Con ello volveremos a ver los 30° y superiores especialmente en el sur, cosa bastante habitual en zonas cálidas como el valle del Guadalquivir y la vega baja del Guadiana, la meseta sur. El mediterráneo aún con las brisas marinas las Máximas controladas a pie de costa, pero en el interior más elevadas. Pueden aparecer las primeras mínimas tropicales, es decir noches que no se baja de 20°.

El meteograma de Madrid con temperaturas claramente por encima de lo normal.



El de Centelles, marca un poco de inestabilidad, aunque los mapas no lo reflejan, pero por las tardes alguna nube de evolución podría ser posible
Semanas tranquilas de final de primavera




El fin de semana volverá la primavera

Jornada calurosa la de ayer con más de 35° en Andalucía, hoy similar. Solo en Galicia y el norte con algún chubasco y bajada de temperaturas. En gran parte peninsular valores veraniegos hasta el Sábado, siempre con el permiso de los vientos marítimos en la costa.

Entre hoy y mañana solo un poco de alivio en Galicia
Mapa de jueves con isotermas veraniegas a 850hp
El sábado se produce el cambio de tiempo, con más fresco y algunas lluvias el Domingo. Un retorno a la primavera
Las precipitaciones de la semana básicamente el Domingo, salvo Galicia y el Norte que tendrían algún chaparrón entre hoy y mañana.
El Meteograma de Madrid con temperaturas por encima de lo que toca hasta el sábado
El de Centelles igual, a partir de hay las posibilidades de precipitaciones aumentan con unas temperaturas normalizadas.

Así un aperitivo de verano con una cierta contundencia en el sur, nada extraño pero el contraste es fuerte si se compara con hace pocos días.

Mayo nos trae calor

La borrasca al oeste peninsular nos trae aire africano a la península, especialmente en el mediterráneo que tendrá duración durante los inicios de la semana que viene.

En Galicia y el norte más nublado y con algo de precipitaciones. En los Pirineos algunos chubascos de tarde el sábado.

La borrasca hace subir el aire cálido

Así más de 30 grados en toda el centro y sur peninsular. El mediterráneo aparecerán nieblas y las Máximas más suaves, pero en poco que nos alejemos de su influencia el calor de verano se notará, después de días de chubascos y nubes.

El meteograma de Centelles muestra bastantes días con temperaturas por encima de lo habitual, la realidad la marcara la marinada.
El meteograma de Madrid también se apunta a la subida

Al final la cosa va de kilómetros para ser una entrada cálida un poco más duradera. En el oeste pocas horas de aire cálido por la influencia de la borrasca.

El mapa peninsular de temperaturas a 850hp
Precipitaciones a lo largo de los próximos días, nada que ver como mapas de días atrás…

Mayo es un mes en que la lluvia es más irregular y con insolación fuerte que favorece las tormentas, pero se seca más rápido el suelo.
Inicios de Mayo cálidos no es nada extraordinario, en 2015 después de una primera quinzena totalmente veraniega, la segunda fue primaveral.
En el sur los 30° aparecen ya de manera habitual, las mínimas aún suelen estar controladas salvo excepciones. Esta entrada es importante, pero no excepcional.



Aires de verano

De cara a final de semana apunta la primera entrada de aire cálido de la temporada. En el mediterráneo y la mitad Centro y sud es donde se notaría más, con máximas fuera de la costa de 30°. En la costa mediterránea los vientos de marinada y nieblas costeras que mantendrán el termómetro controlado.

Hoy Lunes y Martes aún se esperan chubascos especialmente en la segunda mitad del día con nubes de evolución.

Configuración actual con anticiclón un poco retirado
La borrasca en las azores hace que tengamos una entrada de aire africano para el inicio de Mayo
Temperatura a 850hP con colores veraniego
Precipitaciones acumuladas a lo largo de la semana, básicamente de hoy y mañana, el resto de la semana precipitaciones en puntos de Galicia de manera débil
El meteograma refleja la subida clara de temperaturas en superficie en Centelles. La marinada frenará un poco esta primera entrada veraniega.
En Madrid el meteograma también apunta la subida clara de temperaturas. Los primeros 30 grados serán fácilmente visibles.

Con esta previsión los amantes del verano están de enhorabuena, seguramente después volvería la primavera. Un pequeño entrante habitual en Mayo pero sera muy perceptible después de tantas nubes y tormentas.

El verde intenso gracias a las abundantes precipitaciones de este Abril. Mayo se iniciará cálido…

No me gusta el verano

Hay gustos para todo, cada uno puede analizar una estación como quiera, pero a mi el verano jamás será mi época ideal.

No me gusta sudar sin hacer esfuerzo, por otra parte no me sienta bien el aire acondicionado. Por suerte mi vivienda con una buena gestión climática se duerme bien. Claro que cuando las temperaturas se disparan con olas de calor salvajes que traen noches tropicales en que no se baja de 20° la cosa se complica, pero en Centelles son situaciones extraordinarias, veranos que no existen y en los peores 3 o 4, ya veremos si esa tendencia a más se cumple.

La gente asocia el verano a los días largos, pero ya sabemos que justo cuando empieza ya se acortan los días. Yo sinceramente del 15 Mayo ya no pasaría, para mi suficiente luz y calor. Mi temperatura de comfort veraniega no seria mucho más de 25°.
El verano de la costa cantábrica es para mi el mejor, salvo situaciones excepcionales. Se lleva la palma Llanes, con la Sierra de Cuera pegada, acumula bastantes nubes y suelen tener un verano agradable.

Por otra parte me gusta bañarme en aguas frescas, el mediterráneo se calienta demasiado, la piscina municipal ahora también ya que con la reforma perdió profundidad.
Los baños en pozas y río me encantan, aunque cada vez están más masificados.

Yo sigo mi rutina de correr por montaña, fuera de las horas más calurosas y personalmente sufriendo un poco. Si es para caminar en verano, la respuesta es clara, Alta montaña, por encima de 2000 metros el sol muerde pero el aire es agradable.

Lugares así me llenan de vida. Agua y sombra es mi combinación ideal, sol un poco para secarse.

La verdad soy un bicho raro, necesito ducha fría justo antes de dormir, pero me gusta dormir tapado con sábana.

El calor me irrita, no es mi época más feliz, siempre he dicho que el verano lo sobrevivo más que lo vivo.
Veranos como el 2002 o 2014 con tormentas me encantan, al mínimo soplido de aire fresco ya huelo a Otoño.

Junios tórridos como el año pasado se convierten en una pesadilla con un sol que cae a plomo y un cuerpo todavía inadaptado al calor, porqué al final es todo adaptarse. Aunque nunca me convence el veranos, alguno le he pillado el punto de adaptación y he superado un poco mi fobia al calor.

El verano es difícil escapar de el porque aunque corto también existe en zonas frías como Siberia o Canada. Las islas británicas, Noruega, Islandia todos con mucha influencia atlántica son las ideales para estar fresco en verano. En 2006 pude vivir 35 grados en Manchester, una auténtica tortura, buscando piscina descubierta algo que no existe, pero un Tormenta violenta hizo volver a la normalidad y salir a correr con el frescor fue un auténtico placer.

Baños agradables en ríos. Algunos con pequeñas excursiones acuáticas que se convierten en placeres veraniegos

Pero todo no es negativo, los tomates de temporada del huerto de mi padre hacen que valga la pena el verano, ese sabor ligado a mi infancia.

Ya veremos como será este verano atípico, después de esta primavera tan extraña. A mi el verano me hace estar más en casa, porque las opciones de salir son pocas en las horas centrales del día. A mi el frio de Centelles no me limita, tengo buenas prendas de abrigo y me gusta notar el aire frío en mi cara, me relaja y entrar en casa es un placer.

Verano intentando imitar a los felinos, movimiento imprescindible en las horas centrales del día y siempre a la sombra, el sol para los valientes. Esperar la brisa que es el ventilador natural de mi casa, sales a la terraza y esa sensación de frescor es fabulosa.

Buenas playas, lástima que la masificación impide el disfrutar de ellas