Como me gusta recorrer mapa

Ahora mismo en Alcalá de Henares, ciudad patrimonio de la humanidad.

Una mañana de viaje en coche, 615 kilómetros hasta la puerta del apartamento. Para mi todo un placer, me encanta viajar por carretera y observar como el va cambiando el paisaje.

Me encantan las ventanas rodadoras, ofrecen mucha libertad.

Parada en la provincia de Zaragoza.

La ruta hacía Madrid me recuerda a mi infancia los viajes de verano en familia, aunque las carreteras han sufrido una importante mejora y un detalle que quizás pase más desapercibido es como la superficie forestal al lado de la autopista es más importante, fruto de repoblaciones de pinos. Siempre es mejor que nada, el verde ayuda hacer el viaje más agradable.

Ya en la provincia de Soria. Este tramo era mi preferido en la antigua nacional, me encanta observar en los mapas.
La plaza Cervantes en Alcalá de Henares

En siguientes entradas le sacaré partido a esta pequeña escapada…

Ruta por rincones no masificados de la Catalunya Central

Esta fue la ruta de ayer. Ya tenías ganas de conducir y ver otros paisajes. Parte de la ruta fue todo un descubrimiento.

Un día cálido pero que las previsiones de tormentas no fallaron, pero básicamente fue a la vuelta en coche donde más precipitaciones vimos.

La primera parada fue en Castelltallat una sierra muy afectada por los incendios del 94 y 98 muy importantes en la zonas. Hay zonas que se han repoblado de pino y otras que el robledal va ganando su espacio poco a poco. El objetivo era ver las vistas desde el observatorio astronómico, construido al lado del castillo en ruinas con documentos de su existencia en el siglo IX.

Ya crecían nubes al mediodía

La iglesia esta al lado. Es una sierra de masías diseminadas.

La siguiente parada era el centro geográfico de Catalunya, un lugar que ya conocía en un día de invierno muy ventoso. Utilizando pistas asfaltas, caminos forestales, carretera en mal estado, vamos como uno quiera verlo, pero con un paisaje sin viviendas. Esa sensación de estar en una de las zonas más despobladas de Catalunya, sin ser Alta Montaña, ni tampoco un lugar tan inhóspito, pero esa tranquilidad y amplitud de vistas, con caminos transitables forma parte de su encanto.

Un alto en el camino para fotografiar este paisaje poco humanizado

El centro geográfico de Catalunya se encuentra en el sud de la Comarca del Solsonès en el termino de Pinòs, muy cerca del Santuario, con un restaurante aún ayer cerrado.

Paisaje de toda esta zona, entre bosques y cultivos, con algunas masías.
La Rosa de los vientos que sirve de monumento para el Centro Geográfico de Catalunya

Nuestra siguiente parada en el Santuario del Miracle en otro diseminado núcleo de Riner. Lugar de culto muy cuidado donde se respira una paz especial.

Es un lugar muy cuidado y con buenas vistas
Momentos de relax en sus jardines, observando la aproximación de la tormenta

De camino hacía nuestra última parada la lluvia hizo acto de presencia. Rodeando la capital de comarca, Solsona.

Fuimos al embalse de Sant Ponç, una maravilla de color turquesa, aunque goteando no se aprecia. Gente tomando un baño, nadando con la mochilas boya. Un lugar bien cuidado, con camping al lado, por ello bastante gente ayer Viernes.

Playa de la Catalunya Central, ayer sin baño, en otra ocasión, el agua bastante más caliente que en río.
Sombra y zonas de picnic, un rincón muy acogedor cerca de la presa por la que pasa la carretera.

Ya de regreso a casa la lluvia, niebla y truenos nos acompañaron prácticamente hasta casa. Un día bastante completo y muy tranquilo, sacándole partido a nuestra región sanitaria.