Días extraños

Hoy tenia la intención de hacer una entrada con ideas para pasar lo mejor posible en casa estos próximos días, pero es una situación tan extraña que no me siento capacitado de recomendar nada.

Yo hoy salí a correr, para mi es imprescindible. Me gusta estar en casa, pero necesito el contacto con la naturaleza. Tengo la suerte de vivir en Centelles y la verdad en un circuito de casi 13 kilómetros no me cruce ni con 10 personas. Vacas, pájaros, perros, gatos, caballos superaron con creces a los humanos

Estos campos van un poco avanzados este año. El Amarillo dominará en unos días

El confinamiento de poco me sirve si mi mujer va a trabajar en un supermercado, ahora mismo es una locura como esta comprando la gente.
Soy un poco incrédulo con las informaciones públicas, creo que el Coronavirus está bastante más extendido de las cifras oficiales. De sobras se sabe que no a todo el mundo les hacen pruebas, porque no son rápidas.

Hay fuentes que apuntan que el 80% lo pasaremos, así que ya se pueden hacer números.

Son días de confusión, que a mi no me gustan nada, por carácter esta incertidumbre me hace huir. No me gustan los problemas, casi siempre tomo distancia para saber esquivarlos antes que enfrentarme directamente.

Leyendo redes sociales y opiniones públicas me duelen muchas críticas que se hacen.
Gente de Madrid y también de Barcelona que se ha marchado a su Segunda residencia, reciben críticas de algo que nadie les ha prohibido. En todas la películas de catástrofes la gente huye de las ciudades, no justifico nada simplemente empatizo con su situación. Ahora no los quieren en sus lugares vacacionales, pero si su dinero y que este verano se pasen el mes de Agosto allí.
La famosa solidaridad Territorial me parece que en este caso se ha demostrado que no es real, nadie quiere a la gente que viene de lugares infectados. Cierren Madrid, Catalunya… Luego somos el mismo país, pero nadie quiere la peste.

El miedo saca lo peor del ser humano, viendo imágenes del supermercado aún hay gente que criticará la gente que huye de una guerra o de la pobreza.

Esta claro que todo es susceptible de críticas. Lo que parecía imposible hace un mes, está aquí. La serie apocalíptica es real, con un futuro incierto, encima quizás todo planeado.

En 2020 el mundo tenía que cambiar y lo va hacer, es una casualidad…

Cada uno que creo lo quiera, pero las dudas son evidentes y creo que esta situación no se va olvidar fácilmente, porque hay que tener muchos años para recordar algo similar.

El trabajo desde casa crecerá, se volverá a fabricar fuera de China, la globalización es el enemigo. Reducción de emisiones tan ansiada, disminución de la población, más control, más manipulación, nuevos fondos para ayudas que sabemos que por el camino muchos euros se perderán.

No me falto el saludo de mis cachorros 😊

Bueno una entrada un poco ácida y crítica, espero no crear demasiada polémica, no es mi intención pero necesito expresar mis opiniones.
Mucha paciencia a todo el mundo que no hay mal que cien años dure.

Reflexiones inquietantes

Aunque no me guste estar demasiado pendiente de las noticias desde hace años, el tema del Coronavirus lo voy siguiendo. Los números y la ciencia me gustan.

La gestión del virus no puedo decir si es la correcta, ahora lo que si que tengo que decir es que he visto cosas absurdas en el comportamiento de la gente.

Comprar hasta vaciar estanterías en los supermercados, creo que es no escuchar la información que tenemos.

Medidas como la de anular clases en Madrid y muchos eventos y convecciones ya es un buen golpe a nuestra economía. Al final resultara que la crisis del 2020 será por el Coronavirus y el miedo su aliado.

Ahora son todo alarmas, pero en un mundo globalizado todo tiene relación. La fábrica del mundo para, menos emisiones. El turismo para, menos emisiones. Se apuesta por el teletrabajo, menos emisiones y movimiento. Queda claro que no hacer nada es lo mejor para reducir las emisiones.

Esta nueva década, venía destinada a sufrir cambios, es quizás el Coronavirus un pequeño detonante para cambiar el sistema.

El petróleo por los suelos, las bolsas desplomadas, el fútbol a puerta cerrada y eventos de más de 1000 personas suspendidos. Es un panorama un poco extraño, pero con supermercados con multitud de gente, arrasando con todo.

El fin del mundo, apocalipsis. Tantas series de futuros apocalípticos, ahora exageramos o no tenemos confianza en lo que nos dicen.

Cada vez nos manipulan mejor y nos hacen responsables de lo que sea necesario.

Así me quedo viendo lo que está sucediendo.
Aislamiento para evitar el contagio

El combustible a la baja pero la gente sin ganas de moverse. Sinceramente no veo a este país encerrada en casa en Julio. La Primavera ya esta aquí y hay que disfrutar de ella.

Es una bola de nieve colina abajo, cada vez es más grande y no se puede frenar.

La movilidad que tenemos ha quedado demostrado la facilidad de generar una epidemia. Virus hay y mucho peores que este, esto es una prueba de propagación. Como se multiplican los casos día a día, se va conociendo el origen y se aisla la fuente de contagio y en unos días los contagios tal como ha pasado en China. Así que en Europa no tendría que se diferente.