La máquina del diablo

Mi mente esta mejor y por ello también deseo estar mejor físicamente. Aparentemente no me veo mal del todo, pero claro si comparo con la rata de gimnasio que fui, me queda mucho trabajo.
Me he metido en un proyecto de salud y tengo que dar ejemplo, yo mismo consumo los productos que promociono. Soy sincero y creo que de momento me han ido bien, a nivel psicológico para encontrar un cierto futuro y a nivel físico ya he perdido algo de peso. Puede parecer poco, pero corriendo se nota mucho, las rodillas ya no tienen ni un punto de dolor, el ritmo de carrera ha ido en aumento sin que las pulsaciones suban. En definitiva estoy en mejor forma porque arrastro 2 o 3 kilogramos menos. Mi objetivo es perder algo más, pero quiero tener claro que estoy perdiendo.

Aquí esta la máquina que me dice todos los valores de como esta mi cuerpo. No es profesional pero, al final son referencias. Vuelvo a bajar al gimnasio para hacer algo de ejercicio con pesas, con ello aumenta la masa muscular y baja el porcentaje de grasa corporal

Para mis retos personales es importante estar bien físicamente. De repente un día me levanto y quiero hacer una ruta de 25 kilómetros sin fallecer en el intento. Apuntarme alguna carrera de montaña aunque la competición me estresa un poco, pero como simple reto. Yo compito contra mi mismo, mi asma, mi cabeza y sus limitaciones. Si yo me supero ya estoy contento…

Verano del 2003, años en que lucía un buen físico
Verano del 2007, ya con un trabajo más sedentario y un poco antes de lesionarme los rotadores del hombro. Esa lesión me hizo abandonar una buena temporada los gimnasios, pero corriendo bastante por montaña.

Nadar también es una de mis pasiones y lo cierto es que me gustaría hacer alguna cosa en mar abierto, pero no me relajo igual que en la piscina, me dan pánico las medusas.

Con todo no se puede en esta vida, vivo en el interior, así que toca nadar en piscina y alguna vez ir alguna playa bonita a disfrutar, preferiblemente con agua fresca. Los ríos también los disfruto mucho.

Un buen Jacuzzi también es un placer después de correr
Mi última salida de río en el Alto Tajo, una maravilla para el baño

Una entrada un poco diferente, con confianza de llevar ya más de 2 meses con este blog y con bastantes lectores.
Cuerpo y mente van unidos, hay que sentirse bien…

Futuro incierto

No puedes controlar que va a suceder en el futuro, puedes imaginar cómo podría ser, pero siempre puede surgir variables que no contemplas.

Épocas en que puede que creas en que vas por un camino en el que estás preparado para que nada de lo que pase te sorprenda. Así se camina bien, pero puedes caer en la monotonía y con ella te pueden asaltar dudas.

Hay que tener una meta, muchas veces no es fácil de visualizar, no esta obvia como uno cree.

El camino de la vida

Es un camino largo y tus energía y motivaciones difícilmente serán las mismas cada día. Encuentra tu regularidad, no tienes que exigirte demasiado, ya vendrán obstáculos en el camino que te harán sudar y sufrir.

Salta el obstáculo si tienes energía…

El equilibrio y la estadística es cosa del ser humano, la naturaleza esta llena de imprevistos. Somos naturalmente variables, eso nos hace más imprevisibles y capaces de hacer cosas increíbles en el día adecuado.

Aprovecha tu buena racha en que puedes con todo y tu camino se vuelve una autopista, puedes alcanzar velocidad pero no olvides que quizás en algún momento tengas que frenar, calcula ese tiempo que necesitas para reaccionar, para que no te pille de sorpresa el impacto.

La iluminación te da facilidad a la hora de afrontar el camino…

Seguiremos caminado por el camino retomado, sin futuro, sin buena iluminación, pero ya vendrán días de más claridad para ir un paso por delante sin tener que espera a tropezar. De momento preparado para la caída y con ganas de levantarme si esta sucediese.

Reflexiones un poco inquietantes que no te descubren nada especial, pero que te hacen pensar sobre preguntas que jamás tendrás las respuestas, pero no puedes para de intentar responder. No puedes alcanzar una estrella con la mano, pero no puedes evitar observarla y soñar con poder tocarla.

Surrealismo puro, filosofía de barrio que a pesar de las negaciones populares, siempre tienen sus momentos. Somos curiosos, los niños no dejan de preguntarse el porqué de las cosas, todos tenemos un niño dentro, así que sigue preguntado porque, da igual si no encuentras la respuesta. No hay respuesta, cuando la tienes ya te cambian las preguntas, pero te hacen sentir más que un simple número, entender tu propio universo que es igual de interesante que el cualquier otro humano, para ti el más importante. Vivimos en sociedad, pero la persona más importante eres tú mismo, ámate y valora tus esfuerzos, porque eres la única persona que realmente sabe lo que piensas…

Encontrar el equilibrio

Un mundo lleno de estadísticas y de medias, pero que en realidad son un invento nuestro. Un falso equilibrio para creer que lo controlamos todo, pero no es una realidad absoluta. La tierra no siempre fue como la vemos, incluso sin ir demasiado lejos hay cambios muy visibles que vemos como quieren que veamos.

El clima de la tierra nunca fue estable, glaciaciones y períodos de transición hacía una nueva glaciación como la nuestra. El Sol tiene sus ciclos, la inclinación de rotación de la tierra también varia a lo largo de los años.

Muchas de estas cosas no nos preocupan porque nuestra vida es insignificante en tiempo comparada con cualquiera de esos ciclos. Empeñarse en creer que uno es eterno, es absurdo si miras al cielo.

Equilibrio es mirar como se abre paso el Río con el paso de los años y crea un Estrecho que sirve para que los seres humanos transiten por siglos.
La erosión en las rocas crea formas que superan a esculturas humanas.

Problemas que se plantean actualmente como reordenar la costa, la perdida de Deltas importantes como el del Ebro por la falta de sedimentos que a la vez son un problema en los pantanos. Pero claro si vas al origen de la formación del Delta del Ebro es muy moderna para la vida de la tierra. Fue fruto de la intensa deforestación de su valle, por ello se acumularon tantos sedimentos y crecieron tanto. El Mar recupera lo que fue suyo. La tierra esta en constante evolución, sigue viva. El relieve que conocemos no siempre fue así. Los glaciares que creemos que son restos de la última glaciación puede que no lo sean totalmente. En los alpes se han encontrado caminos romanos con el retroceso de algunos glaciares.

El pensamiento humano también funciona por impulsos…

Así que con todas estas observaciones me puedo permitir no preocuparme por tener algún arrebato de furia en un periodo de tendencia optimista. Si hago estadística el balance sale positivo y eso ya es mucho cuando has pasado una temporada en que los picos siempre eran hacia abajo.

Tocaste fondo y subiste como un globo, pero no sabes volar, conformarme con aterrizar bien y continuar caminando que es lo que el ser humano aprendió para llegar con paciencia al lugar más seguro para vivir…

Equilibrio visual, con explosión de luz que es la base de todo color.

Reflexiones un tanto surrealistas de una mente inquieta con ganas de aprender y muchas más de expresarse.

Ideas que fluyen y que a otros inspiran al leer las lineas de alguien inestable como la tierra misma. De la irregularidad se crea la estadística, pero sin ella no hay pasiones ni ilusiones. Siempre hay que ir más allá, no siempre te gusta tu realidad, cada uno puede elegir la manera de evadirse de ella y sentir que realmente esta vivo. Un volcán en erupción es la muestra que la Tierra esta viva, como habitante de ella no podía ser menos…

Vuelta al origen

No se puede correr demasiado en esta maratón que es tu vida. Parece que vas bajando sin esfuerzo y de repente un repecho acaba siendo un rompe piernas, dejas de correr, caminas y piensas que no llegarás a meta.

Evade tu mente, hacia ese mundo interior que te reconforta, todo es placentero, recuerda todo aquello que te hizo feliz, sonríe y vuelve a correr, parece que no avanzas pero vuelves a estar en marcha, no mires alrededor, estás solo contigo mismo.

Recordar todo lo que no fue como te hubiese gustado, pero sabiendo que te hizo tener esperanza.

Un poco negativo, pero así es la vida, no todo los días son de color rosa…

No hay nada como hablar con desconocidos y conectar, es lo mejor, aprovechar quien tienes al lado y sacar todo lo que te crea ansiedad. La confianza no siempre es buena, no puedes pretender que todo el mundo pueda empatizar contigo, quizás no eres lo que transmites.
Mejor no dar demasiadas explicaciones al que no te va entender, no malgastes tiempo, lleva la conversación a temas menos profundos. Cada uno tiene sus problemas, pero no escuchando a los demás y criticando gratuitamente, teniendo desconfianza por naturaleza no seremos libres de caer algún día.

Asume que tú vida no es como querías, puedes conformarte, no te queda otra, pero no hagas que la gente de tú alrededor sufra las consecuencias.

Es difícil ser conformista en un mundo tan capitalista, de falsas superaciones personales, en donde si no evolucionas te quedas desfasado. No todo lo nuevo es mejor, simplemente es diferente. Inventos que nos generan cada vez más necesidades.

Paraíso alpino

Aún no estás preparado

La mente es muy compleja y no siempre querer es poder. La ansiedad es muy difícil de controlar, además cuando tus problemas son de adaptación social, tarde o temprano te volverás a encontrar con el muro.

Te quieren hacer cambiar, lo intentas, pero sigues en el muro. Estas en un callejón sin salida. Te educaron con unos valores que son muy bonitos, pero en la práctica cada uno los aplica a su antojo. Si tienes un pensamiento rígido te se hace difícil entender esa doble moral.

No es que no lo quieras entender, pero solo a nivel social, porque dentro de ti sigues pensando que este mundo está loco.

Eres una persona positiva, pero cuando miras a tu alrededor te cuesta ver ese positivismo a tu alrededor. Una sociedad tan competitiva, sufre claramente de hipocresía, muchas veces por vergüenza a decir la verdad. Tanto cuesta admitir que no somos perfectos, que somos humanos, que tenemos puntos débiles y que no todo el mundo es enemigo. Pero llevamos la bala en la recámara y el seguro quitado con la punta del dedo en el gatillo. La experiencia nos genera desconfianza.
No todo es blanco ni negro, pero ciertas pautas creo que se deberían respetar. El todo vale según el individuo yo no lo entiendo. Todos somos teóricamente iguales, pero es nuestra desconfianza a la gente que nos rodea la que no deja que se acaben las clases sociales. Al final los que te rodean generalmente están en tu mismo nivel, vives de una nómina, quizás eres autónomo e incluso puede que tengas algún trabajador, pero en el fondo muchos de tus problemas son comunes. Tú solución sigue estando en los que te rodean. Gracias a la cultura del esfuerzo que nos hace creer que todo se puede conseguir, esta sociedad sigue adelante. Para ganarse la vida todo es respetable, si haces algo que no este bien, no te preocupes solo perjudica a los de tu alrededor a los de arriba solo les trae beneficios.

Divide y vencerás, que cierto en la sociedad con más información y posibilidades de estar comunicada, pero que solo les une el veneno del sistema que es el dinero. Mal necesario si lo quieres ver de manera positiva, freno de muchas cosas, rampa de despegue para otras con aterrizaje sin garantía de tener paracaídas.

No decimos lo que pensamos, ni hacemos lo que sentimos. Pasiones que quedan frenadas por culpa del estimado necesario.

Crecer no es evolucionar, es ganar resistencia para aguantar el chaparrón y de vez en cuando algún caramelo de premio para los niños que realmente nunca dejamos de ser.

Si no tienes nada que perder, te vuelves peligroso y eso no interesa. No pienses demasiado, que tampoco es bueno, nunca encontrarás el sentido de la vida. Quizás no lo tiene, pero por algo estamos aquí.

Si miras para arriba por la noche, te das cuenta de lo insignificante que eres, pero en tu cerebro tienes un universo que tú solo conoces.

No dejes que nada ni nadie acabe con tu universo, aunque a veces te quedes en tu pequeño planeta. Es tuyo, eres tú y el pensamiento es libre.
Mira al espejo y observa tus ojos, intenta ir más adentro, háblate y mira que transmites. Es posible que te pase como con tu voz, pero si eres tú, nadie se metió en el espejo. Quiérete de dentro hacía afuera y guarda tus momentos, no te dejes arrastrar por toda la marea y aprende a decir que no. Sin miedo, no eres raro, eres tú y eso te hace especial.

Los muros te rodean sigue el camino, si hace falta contracorriente.

No te esfuerces en dar explicaciones a quien no te entienden, mira a los ojos y te darás cuenta quien te escucha y te observa.

No puedes cambiar a esta sociedad, ni hacer entender el que no quiere hacerlo.

No puedes escapar

Jornada de reflexión

Buenas vistas para reflexionar

Un poco saturado de mirar mapas, pasará lo que tenga que pasar…

Este es un temporal que no se pueden ver cada año, otra cosa es lo que cada una entienda por temporal. Hay que se consciente de donde vivimos y escuchar a los que saben del tema y tiran de estadísticas no de sensaciones.

Yo como aficionado a la meteorología lo voy a vivir a tope, pero hoy necesito un poco de descanso, son ya muchos días esperando este cambio de tiempo, ahora ya espero pacientemente a disfrutar, cuando todo pase ya se harán valoraciones.

Rutas para disfrutar

Pero no sólo es por la meteorología que estoy de jornada de reflexión. Hoy se puede decir que me encuentro normal, pero esa normalidad suele ser previa a la euforia o la ira. Es tan difícil ser regular, somos humanos por mucho que a veces no lo creamos. Nosotros hemos inventado las estadísticas, pero cada día es diferente, cada momento es único. A veces puedes tener la sensación de que el momento que estás viviendo ya lo has vivido. Por muy monótono que no parezcan a veces algunos momentos, no todo es exactamente igual.
Puedes sonreír en el momento que socialmente no toca, te diviertes en un momento que no deberías hacerlo, en cambio te aburres en otro que deberías estar muy entretenido. Queremos planificar hasta nuestros sentimientos y sensaciones, pero eso no tiene lugar en ninguna agenda personal.

Si hoy te sientes alegre, disfruta ese momento, no te sientas mal, es tú momento. Sentimientos y realidad no van siempre unidos. Ya se suele decir que la vida son 4 días y es posible que 3 de ellos no tengan foto.
Momentos inesperados, en que la realidad supera a la ficción. Te preguntas si eso es la felicidad, pero ya sabes bien que no puede ser tan intensa, no puedes vivir en esa nube. Vuelve a bajar a la tierra, vuelve a tu camino y no olvides que puedes tropezar y arrastrarte por el barro.

Por esos momentos no tan buenos, te toca disfrutar de esos destellos de felicidad aunque a nivel social no toque. El pensamiento es libre y los sentimientos no entienden la razón.

Disfruta con pasión lo que te hace sentir bien

El lado positivo

Hoy un poco de descanso de meteorología, mañana regresa al blog.

Con los años aprendes a conocerte, aunque a veces te cuesta admitir quién eres. Es fundamental quererse y quedarse con lo positivo. De casi todo se puede sacar algo positivo, quizás ahora no lo veas, pero el tiempo ayuda a tener la perspectiva suficiente para que lo que te sucede sea un aprendizaje.

Tampoco hay que olvidar, aunque no sería malo, pero eso ya depende el carácter de cada uno, recordar es bueno, pero sin rencor, sin miedos.
Tengo pensamiento obsesivo, se reconocer los que no me ayudan, no me los puedo sacar de mi cabeza, no son archivos en un ordenador, pero si puedo centrarme en otra cosa, por lo menos intentarlo.

Soy yo, necesito mis obsesiones para salir adelante en esta vida, a veces me llevan a callejones sin salida, pero también me dan las alegrías más profundas.

Mis primeras obsesiones fueron amorosas, idealizando a las mujeres por las que me sentía atraído. Se convertían en personas inalcanzables, pero que el más mínimo gesto de afecto se convertía en un subidón de energía para mí. Al fin y al cabo, a veces es bueno que te quieran, aunque no sea amor, sino obsesión.

Esa etapa de mi vida esta superada con éxito, y la parte positiva es que alguna de esas mujeres por las que yo me obsesioné, ahora mismo lee estas líneas con mucho cariño, solo por ello ya tiene sentido todo lo que vivió en mi cabeza.

Obsesiones positivas

Hace años que tengo pasión por los mapas, ahora gracias a la tecnología puedo poner imagen a esos lugares y eso me llena de satisfacción.

Saber la altura, latitud cuando viajo me encanta y ahora es todo tan fácil.
Conocer la climatología del lugar que viajo, su paisaje vegetal, que animales viven.

Tengo inquietudes científicas, dudas de todo tipo, que ahora con Wikipedia son fáciles de resolver.

Dormir lo necesario, no saltar comidas e intentar tener un horario, mi mente necesita un equilibrio, piensa que el cuerpo es como una máquina que hay que cuidar bien para estar en buen estado.

Estas obsesiones positivas me han ayudado a dar sentido a la vida en los momentos de bloqueo por obsesiones sociales, que no puedo hacer nada y me llevan a situaciones sin salida.

No hay que perder los buenos hábitos, aunque a veces incluso cueste, pero no hemos de olvidarnos de nosotros.

Estar bien contigo es fundamental

Da igual si nada se te da bien, puedes ser un desastre a nivel social, poco competitivo, con conflictos sociales. Pero aún así no olvides de valorar los esfuerzos que haces, da igual si el resto no los ve, solo tu sabes lo que cuestan las cosas. Empatiza con tu entorno, intenta ayudar al que se bloquea en algo sencillo para ti, porque cada uno tiene sus limitaciones. Supérate a ti mismo, pero no entres en lemas capitalistas de crecimiento infinito, se realista, no siempre se puede crecer. Evolucionar no siempre es mejorar, tener nostalgia no es malo. El pasado siempre tiene que ser bueno, porque lo malo sólo es aprendizaje.

Compite contigo, tú eres quién mejor te conoces, puedes engañar a todos, pero no te engañes a ti. El pensamiento es libre, que no te condicionen, piensa lo que quieras, ya actuarás como puedas, porqué en el fondo todos somos actores. Busca tu escenario, en el que te sientas cómodo…

Tú decides…