Esperando

Siempre puedes esperar algo, ahora mismo la lluvia en mi caso, después de muchas nubes, ambiente templado hay ganas de sentir la liberación de la lluvia. Ya se acerca, llegará en breve, posiblemente no será demasiado tiempo, pero como de costumbre con bastante intensidad.

Nos pasamos la vida esperando, mirando al futuro, sin conformarse con el camino que nos toca. Esperar puede llevar a la desesperarse, hay que tener paciencia, que todo lo que tiene que llegar, pues llega y pasa dejándote un vacío hasta la siguiente espera.

Esperas que pase el verano, para que pase el Otoño y el invierno, para encontrarte de nuevo en Primavera esperando el verano.

Esperas y mientras te haces mayor, nunca dejas de esperar porqué tienes esperanza.

Esperar te hace sentir vivo, las sorpresas son explosiones de vida en tu camino.

Esperamos salir…

Esperar un giro inesperado, una llamada que cambie tú vida, pero nunca se produce o tal vez llega demasiado tarde. Asume que no siempre llega todo lo que esperas a su momento. Nunca es demasiado tarde, pero quizás el momento no es el adecuado.

Llamadas que nunca llegarán, momentos que jamás viviste, el tiempo difumina esas esperanzas y ya no sabes si fueron realidad o sueño.

Que hay de malo en soñar despierto, en tener ilusión por esas sorpresas que jamás llegarán, pero que te ayudan a seguir adelante.

Condicionales que te hacen pensar que sería de ti si esa espera fuese fructífera…

Camino que no fueron lo esperado, pero es fácil plantearse hipótesis alternativas dónde no hay contratiempos

Nubes y días otoñales que hacen viajar hacia adentro y surgir con nostalgia ideas fugaces con recuerdos vividos y otros soñados. Pierdes la noción de la realidad y tu imaginación te ayuda a encontrar la paz visualizando esos momentos que nunca sucedieron o simplemente no fueron tan mágicos como esperaste.

Tu mente crea castillos

Días surrealistas, noches de encierro en tu mundo.

Sueños que son auténticos placeres y ayudan a endulzar tú cruda realidad.

Brotes verdes

Abril un buen mes para renacer.

En mi vida Abril ha sido mes de grandes decisiones que han cambiado el curso de mi vida.
Ahora un Abril extraño pero a nivel global, no puede asustarme. Mi año difícil ya pasó, fue el 2019. Me anticipe al nuevo orden que nos quieren imponer.

Pensar demasiado no es bueno, especialmente en cosas que no puedes hacer nada, porque no dependen de ti. Tienes que asumir o salir. Nuevos caminos siempre dan miedo, pero te hacen volver a sentir vivo, aunque quizás a los pocos días desearía volver a la senda pedregosa que decides abandonar.

Evolución que a nivel real no es importante en el ser humano, la historia se repite. No aprendemos, porqué cuando creemos que sabemos todo, empezamos a olvidar.

Gente que le gusta ir arrastrando un peso inútil para quejarse de lo dura que es la vida. Otros que presumen de un camino fácil y de mucho control, pero el sufrimiento es interior.

Sentimientos que se guardan en el interior, bien ocultos entre la maleza

Miedo que te hace sentir vivo, cuando ya lo tienes y todo te da igual es cuando descubres el miedo de verdad. El enemigo juega en casa, es fuerte porque no puedes huir de el, todo lo demás es relativo. Caminas solo como siempre, te encuentras con tu realidad, fuera de la que te han creado. Sin prejuicios, tus miedos contigo, escúchate porqué nadie te conoce mejor, se egoísta y vive la batalla más importante. La solidaridad empieza contigo, no pidas atención si tu mismo no te la das.

Eres el más importante, nunca lo olvides. No busques motivaciones fuera para salir del pozo, la solución esta dentro. Piensa y haz lo que necesites hacer y sal como un renacido, porqué estamos en Abril y los brotes verdes renacen del árbol aletargado después del invierno.

Los brotes verdes

Mira para arriba, pero no demasiado que te mareas, tampoco demasiado al suelo que te pierdes el paisaje. Disfruta de tu entrada y si tropiezas pues ya te levantas. Observa y escucha la naturaleza que ye rodea.

Te quieren meter el miedo, pero no sufras si ya conociste el miedo dentro del pozo, eres un renacido y no te puede asustar. No llames la atención en la manada pero haz lo que quieras, porque cada cual hace lo que quiere y te cuenta lo que le interesa.

El pensamiento es libre, te lo quieren dirigir pero no olvides que tú decides lo que escuchas.

Mentiras e hipocresía para hacerte sentir responsable y parte de esta sociedad que te dejo en el pozo sin compasión. Tú compromiso es contigo mismo, así que pase lo que tenga que pasar…

No esperes a ningún superhéroe. Ponte la máscara y hazlo tú mismo
Conecta con lo que te rodea
El camino sigue…

Mantener la calma

Fácil decirlo, pero cada un lo lleva cómo puede. Esta situación esta en todas partes, me limita a escaparme y eso no me gusta.

No poder aislarme, ni escaparme me hace acumular rabia.

No era el momento adecuado para mí, pero creo que esto va a venir bien a la sociedad para tener los pies encima de la tierra. Las epidemias son una selección natural, siempre han existido y son necesarias. Nosotros no sabemos regularnos, tenemos un concepto de propiedad muy grande, nos gusta ser lo reyes de este planeta, pensar que todo lo dominamos.

Sinceramente la muerte no me da miedo, me asusta sufrir, porqué yo he venido a este mundo para estar de veraneo. Pasarlo bien, disfrutar, conversar, ayudar al que lo necesite en mi camino.

Necesito libertad, las paredes me atrapan en un mundo que está perdiendo el Norte. No se puede centrar todo el pensamiento en una cosa. Es una obsesión mala, porque si no puedes hacer nada por un problema, ya no lo tienes, si puedes hacer, pues haz lo que haga falta.

Solidaridad, responsabilidad, sentido de país…

Que mal me suena todo esto, llamarme egoísta pero esos que me piden, jamás han empatizado conmigo ni han tenido el más mínimo interés.

Somos números, como la economía. Muchas cifras, pero el sentimiento es poco cuando el círculo se hace grande.

Hay gente muy identificada con la sociedad, yo siempre fui un bicho raro muy adaptado y con curiosidad por saber y conocer de verdad a las personas. Observar, escuchar, entender.

Quiero ser libre
Se acaba la pesadilla
Despierta del sueño…