Escapadas intensas

Disfruto mucho viajando, pero las escapadas cortas son las que hacen sentirme más vivo.

Ahora mismo desde Caudiel en provincia de Castellón, para mi un a de las que menos conocía y me está sorprendiendo gratamente.

El pueblo donde estamos instalados, pasa la via verde más larga de España, un buen atractivo para correr y descubrir paisajes abandonados por una infraestructura que creo nuevos caminos y fue abandonada.

Locomotoras diésel en la via actual en pleno viaducto de la fuensanta en Caudiel
Las dos infraestructuras van paralelas

Pero el motivo principal de venir aquí fue un encuentro familiar con la intención de visitar la maravillosa fuente de los baños en Montanejos. Un maravilla bañarse en las cristalinas aguas del río Millares con las fuentes termales que hacen que el agua no esté tan fría como ríos similares. El resultado es que en todo momento me quede en el agua fui nadando, buceé e incluso salte de una roca.

Una auténtica maravilla de agua con multitud de peces a tu alrededor.
La posibilidad de ir rio arriba por este agua cristalina es un auténtico placer.
No parece la clásica imagen de un rio Mediterráneo
Me quedo sin palabras al observar estos parajes

Mi vídeo resumen de agosto desde la terraza de la casa de turismo rural.

Mi cara está iluminada pero compensa la perfecta vista de Caudiel

Por fin libres

Hoy ya pueden salir una hora los niños. Poco a poco se acaba la pesadilla, por lo menos la peor parte.

Solo se puede ir a un kilómetro de casa, pero en nuestro caso ya nos permite llegar a la naturaleza, la mejor maravilla en esta época.

No hay nada como disfrutar tranquilamente de la naturaleza

El aire primaveral con sus paisajes son un auténtico placer. De aquí a poco ya llegarán los primeros calores y personalmente ya no disfruto tanto, pienso en agua fresca y no es tan agradable caminar fuera de la sombra.

Sentarse en un prado o directamente tumbarse y escuchar los pájaros, sentir la brisa y dejar la mente libre.

Bosque lleno de sonido y fragancia primaveral

Demasiado tiempo en casa, sin aventuras que contar, la inspiración y la creatividad se reduce a 4 paredes. Para los que vivimos la naturaleza, ansiamos libertad de movimiento para seguir descubriendo cosas, volver a lugares que nos resultan mágicos. Cada día es una aventura, los lugares están vivos y tu actitud hacía ellos también es diferente. La intensidad de la luz multiplica las versiones de cada lugar, porque cada momento es único y no vuelve, pero vivirás muchos que te recordarán a ese momento.

Conversar tranquilamente con quién se cruza en tu camino, le aporta valor a tu paso por la vida, nuevos conceptos y puntos de vista para multiplicar infinitamente las posibilidades.

El camino dela agua, lleno de caprichosas curvas…

A disfrutar el Domingo en estos tiempos en que uno pierde la noción del tiempo, pero el paisaje no engaña y te recuerda que este no se detiene jamás. Vive tu momento y disfruta lo que puedas, ese instante ya no se repite, esta primavera no volverá, no se puede robar el tiempo. Libertad que si que ha sido condicionada, nada volverá a ser como antes, pero el tiempo seguirá su curso independientemente.

La naturaleza agradece nuestro descanso, pero no podemos dejar nuestro vínculo con ella…