Descubriendo nuevos caminos

La ruta de ayer por Centelles

Ayer descubrí un camino nuevo para mí, solo un pequeño tramo, pero muy interesante con buenas vistas.

En Centelles hay una via ferrata que es de las más populares de Catalunya, a mi me gusta más tener los pies en la tierra. La ruta de ayer aparece en la parte de alta dificultad de la via ferrata, donde está el salto de agua de la Tosquera. Normalmente esta seco, necesita bastante lluvia para aparecer y enseguida pierde caudal.

Mucha gente práctica descenso de barrancos

La verdad es que con agua la zona gana mucho, a partir de ese salto el camino ya lo conocía aunque bastante tiempo sin pasar por allí. Es una ruta con bastante desnivel, apareces en una urbanización que esta todo asfaltado, son fincas muy forestales, no hay demasiadas casas, pero en los tiempos que corren es todo un lujo.

Antes de llegar a la urbanización, me quede un rato observando un llano en que según el mapa había restos de una masia. Conozco a un señora que nació allí, pero la próxima vez que la vea le pediré más información sobre la ubicación de la masia. Ahora en esa zona hay vacas y un tramo que siempre que pase está con barro.

Es la zona de Riucerdà, con el salto de agua muy próximo y cerca del Puigsagordi donde acaba la via ferrata, un excelente mirador de Centelles y la Plana de Vic



En la urbanización solo fui por el camino de la Cinglera, porque quería bajar por un camino mejor, es el que pasa cerca del Castillo de Sant Martí de Centelles. Por allí también se puede ir a el magnífico hayedo de la Sauva Negra y a otro castillo encima de una roca, el de la Popa en término municipal de Castellcir.

Vistas a la Plana de Vic

Es un bajada más suave que la del Morro de Porc, con vacas y tres burros muy simpáticos.

Después cruzo la carretera de Sant Feliu de Codines por un puente, camino que ahora esta muy limpio. Es una gran zona de bosques, es normal que incluso el lobo haya pisado estas tierras en los últimos años. Mucho bosque y senderos para comunicar pueblos y disfrutar de la vistas.

El polen da la impresión que este nevando, en un día de verano ayer con 28,6° de máxima
Los tres amigos bien tranquilos rodeados de bosque.

Cingles de Berti

Hoy le dedico la entrada a una zona de montaña muy próxima a mi casa, me aporta muchas horas de diversión. Pertenece a la sierra Prelitoral, con bastante bosque en las zonas no afectadas por el gran incendio de 1994.

Ofrece muy buenas panorámicas que ayudan a despejar la mente.

Es una zona mucho más tranquilo que el vecino Montseny. Acude gente local y escaladores en alguna de sus zonas. Pistas amplias, algún sendero de bosque, descensos muy pronunciados hacía el Vallès.
Sant Miquel del Fai que abrirá este año totalmente renovado para el público es la zona más conocida de todas estas montañas.

Salto de la roca Gironella
El Otoño suele ser lluvioso en el Mediterráneo
La niebla aparece con facilidad cuando viene de Mar, son una barrera importante.
La inversión térmica libra de heladas las partes altas, pero cuando entra aire frío con precipitaciones las nevadas no fallan.
Subir por los denominados graus, es toda una experiencia, rodeado de bosque con bastante inclinación hasta que llegas a la cima del altiplano y las vistas compensan el esfuerzo
No faltan los cereales, además de vacas en algunas zonas.
El Casclar un castillo en medio de les Cingles
Sant Pere de Berti
Valdeneu, al lado esta la soleia una zona de escalada clásica

Queda claro que motivos para visitar no le faltan a estas montañas. En el tintero quedan más lugares interesantes. La verdad es que no hay una limitación exacta, porque se puede continuar por bosques hasta el Moianès y por Centelles con sus Cingles y Castillo se puede continuar a la Sierra de la Costa. La carretera principal es la 1413 que su denominación original era de Molins de Rei a Vic, alternativa al Congost, más bonita pero con muchas curvas.

Castillo de Sant Marti de Centelles
La mesa de piedra un lugar que invita a la reflexión, fresco con la marinada en verano.
Buenas panorámicas
Esa amplitud de vista, para mi hace que sea una gran terapia caminar o correr por esta zona.

Las imágenes ilustran mejor que las palabras, pero lo mejor es venir a disfrutar de esta maravilla aún relativamente tranquila.