Mañana es fiesta

Así es este año, con el verano ya instalado un Lunes festivo para desconectar. Duermo demasiado y no me apetece mucha actividad con este calor, he llegado agotado al fin de semana.

Parecer ser que estoy en horas bajas, no veo luz o quizás no quiero verla. Me encierro en mi oscuridad y no quiero saber mucho de este mundo, no me llegan buenas noticias, este verano avanzado solo puede traer apocalipsis. Sería fácil vivir a lo loco y no preocuparse por lo que sientes, pero yo no soy así, no puedo salir de mi manera de ver el futuro.

Dormir para no pensar, lograr una cierta calma. Soy como un ser de otro planeta, atrapado en un cuerpo humano que te une a esta sociedad.

Aislado en caminos naturales

Esta próxima semana ya cumpliré un año trabajando 12 horas diarias, sobreviviendo a lo que pide de mi esta sociedad. Es duro pensar que siempre sea así, es difícil ver un futuro de color rosa así.

No estoy contento, para mi Junio siempre es un mes duro, la llegada del verano salvo que tengas vacaciones, es un lastre más. Conseguir tener controlada la familia finalizando el colegio, trabajando todos, no es fácil y sobretodo nada económico.

El combustible por las nubes, pero después de 2 años de control por el virus, ahora toca vivir. Hacen con nosotros lo que quieren, pero empieza a ser insostenible.

Mañana de bosque y río
Tierras de bandoleros

No arreglaré nada, tampoco creo que pensar ayude demasiado, quién mueve los hilos tiene más información de esta sociedad tan controlada.

Un pensamiento único, que si no acepta esta generación, la siguiente esta encantada del cambio. Lo nuevo huele a nuevo y esta sociedad vive del pasado, lo nuevo ha mirado atrás pero tampoco tanto cómo para volver al inicio. No hay nada que hacer, adaptación y resignación. Soñar que algún loco acabe manejando los hilos…

Mi fiel compañero de rutas para encontrar alivio…

Un buena ruta

500 kilometros con 2 noches fuera, una vez más en la Alta Cerdanya. Buen precio y lugar de entreno de muchos atletas, ya que te permite entrenar en llano a más de 1600 metros, rodeado de montañas, lagos.

Es una zona soleada y relativamente seca. Bosques de pinos y abetos, muy fría en invierno. Al Capcir que es una antigua comarca catalana, le denominan la Siberia catalana o pequeña Canada.

El Capcir me encanta, la próxima escapada quiero dormir aquí…
Lagos y bosques llenos de senderos
Una maravilla para senderismo
Sesión running desde el apartamento con pistas aún con nieve

Un lugar ideal para los amantes del frío, personalmente una gozada ir abrigado.

Un pequeño lago al lado de los apartamentos

Ayer de vuelta un poco de ruta por una diversidad de paisajes, del frío a el mundo mediterraneo.

Siguiendo el río Aude como salida natural
Río abajo, rumbo al Norte

Axat
Finalmente resiguiendo una linea de tren hacia Perpignan.

Viñas y una primavera en estado puro en un día de calor, pasando de la chaqueta a la manga corta. Contrastes de las diferentes regiones naturales en pocos kilómetros.

Es difícil vivir

Ayer de paseo por el bosque con Rex, un pollo de carpintero verde aparentemente indefenso. No soy experto en aves pero tengo contactos que saben mucho, así que con una simple consulta, me aseguré de hacer lo correcto. Allí se quedo, con agua cerca, un pollo a punto de volar que posiblemente se cayó del nido. La madre lo puede seguir alimentando y aparentemente lo vi en perfecto estado.

Aproveche la ocasión para fotografiar y hacer algún vídeo. Me ataco levemente, totalmente normal con el Rex tan cerca y el móvil filmando, señal de que tenia energía.

Sin zoom, ni objetivo
Mucho mejor vivir estos reportajes en vivo

No somos salvadores del mundo, la tierra gira sin nosotros. Creemos llegar a un nivel de control total del planeta, pero a duras penas podemos controlarnos nosotros.

Hemos adaptado el paisaje a nuestras necesidades. Especies exterminadas o en peligro de extinción que generan plagas y una vez creemos que somos los salvadores.

Se nos ha dado la oportunidad de vivir en un mundo lleno de recursos, pero no hemos parado de sumar y ahora tendremos que aprender a restar.

Parece nieve, la acumulación de polen es alta sin lluvias

Vivir no es fácil porque nos hemos creado demasiadas necesidades, demasiadas diferencias en un mundo que pretende ser global. Demasiada información para acabar totalmente confundido.

Aferrados a trozos de tela, ideales invisibles que nos motivan a dejar de vivir. Odio, envidia, falta de empatía, todo ello te hace sentir que la oscuridad te rodea, necesitas el contacto con la vida simple, la auténtica para que vuelva a brillar la luz a tu alrededor.

Es fácil

La soledad

En los últimos meses la sociedad se ha dado cuenta de que vivimos demasiado cerca, no es fácil mantener las distancias de seguridad.

Para mí, nada nuevo, nunca me han gustado las aglomeraciones, siempre he necesitado tener mi espacio de soledad. Hace muchos años que ese momento de encontrarme conmigo, escucharme, reflexionar cómo resolver los problemas. Ese momento lo encuentro en la naturaleza, caminando, corriendo solo.

Me encanta hablar y las personas, pero a pequeña escala dónde puedo seguir toda la conversación.

He llegado a eventos y lugares tan saturados que he dado media vuelta sin llegar aparcar.

Buscando caras B de un mapa que ahora tiene tantos detalles, que ciertamente la imaginación trabaja menos te permite descubrir lugares poco masificados.

Pistas y senderos de bosque entre masías y campos. El canto de los pájaros como sonido de fondo.

Que no me quiten esto, porque aunque también te puedes aislar en casa, para mí no es tan fácil.

Rutas y rincones que se vuelven especiales porque te ayudan a liberar tú mente. A veces bosque, otras veces buenas panorámicas, el sonido ambiental…

1 minuto de sonidos de Primavera

Mayo con el sol que ya calienta bien, pero con brisas de un Mediterráneo fresco. Sombras de hojas jóvenes y olores de las flores de primavera. Es una época buena para reflexionar en el exterior, comfort térmico y visualmente atractivo.

Que bien sienta el bosque

Me siento bien en este ecosistema, tranquilo y relajado, seguramente no es válido para todas las personas. Hay personas que necesitan la urbe, al final mucho mejor así, para gustos los colores…

Verde que te quiero verde

La llamada del instinto básico

Rex mañana cumple 8 meses y claramente su sexualidad se ha despertado. Ayer se escapó con un Teia una perra que lleva meses por el pueblo sobreviviendo. Ahora ya tiene más confianza en los perros y se aproxima más a la gente, pero atraparla es misión imposible. Todo tipo de estrategias en ocasiones parece el show de Benny Hill o simplemente la partida de pilla a pilla más larga del mundo.

Tan cerca que he llegado a tocar y a tenerla a escasos escalones de casa, pero su capacidad de escape es increíble

Ayer en medio de un montón de juegos con varios perros, Teia parecía cansada, Rex la piso y se quejó, se fue y Rex con ella. Menuda aventura de 2 horas detrás de ellos, para mí fueron 10 kilómetros, ellos seguramente el doble.

A un lado del campo cuando parecía que Rex acude a mi llamada, unas zarzas impedían su regreso.

Esta es la imagen que expresa la tarde de ayer

Son lecciones para nunca subestimar los instintos de supervivencia en su más amplio sentido incluyendo el procrear.

Un término municipal con terrenos agrícolas y forestales, además de via del tren, es propicio para vivir una gran aventura con semejantes condiciones atléticas…

La parte positiva es que después de una mañana con molestias gastrointestinales, haciendo dieta y una siesta, el cuerpo respondió bien a la aventura de la tarde, una lástima no estar al nivel corriendo…

La imagen extra de hoy

El último pueblo…

Hoy ha tocado visita a el último pueblo que no habíamos visto nunca de la comarca. Sora un núcleo muy rural y diseminado. El núcleo de Cussons que pertenece al mismo ayuntamiento queda pendiente para otro día…

Excursión por pistas fáciles, con caballos, ovejas y vacas. En un masia aislada hace más de 100 años plantaron una sequoia como las de California. Es muy alta y se necesitan varios adultos para rodearla. En un paisaje tan boscoso, queda un poco oculta, pero aún así destaca. No soy experto, pero creo que no goza de buena salud, hay otra más joven, quizás alguna hija que luce espléndida.

El coche clásico tampoco desentona en el lugar

Un núcleo bonito y muy rural

Finalmente hemos decidido hacer la ruta circular, con ello hemos visto otras masias, pero ha tocado caminar un poco por carretera.

Poco tráfico y posibilidad de caminar fuera de la calzada
Rex ha disfrutado viendo de cerca a esos gigantes comehierbas bastante simpáticos…

Tengo suerte de vivir en una comarca grande y con cierta variedad de paisajes. Me gusta rebuscar en los mapas, descubrir pequeños detalles para visitar, salir de lo común y darte cuenta que siempre quedan lugares por conocer personalmente.

Lugares llenos de historia y muy tranquilos

No recuerdas cómo sucedió

Has llegado a un punto en que te das la vuelta y te das cuenta todo lo que has caminado sin darte cuenta. Buen sendero y buena compañía ayudan a que los pasos se sucedan sin prisa pero sin pausa. Pequeños obstáculos que se superan sin darse cuenta, hasta que paras y te da vértigo porqué ya no puedes volver atrás y has parado la inercia que te hacía seguir hacia adelante.

Momentos de pausa, para comer e hidratarse, quizás alguna foto. Te enfrías y aparecen todos los males, es posible que no lleves el equipo necesario para estar parado, te toca continuar pero no ves claro el camino, la niebla está delante y el mapa de poco sirve si no tienes referencias.

Retomas el camino con miedo y sin tener claro si tendrás que volver atrás porqué caminas al filo del abismo. Inseguridad y dudas de cómo pudiste llegar hasta allí arriba con lo sencillo que era el camino del valle al lado del refugio.

Luces y sombras en el camino

Es la barrera que quiere que te rindas, que regreses al refugio sin conseguir dejar tu huella en la cima. Tú fracaso arrastra a los que te acompañan, la montaña pudo contigo o fue tú mente que no pudo con ella.

Fantasmas del pasado aparecen, pensamientos negativos, frustración.

Has vuelto a fallar, pensaste que sería fácil porque entrenaste bien, pero el reto te supera.

Vuelve al campo base, recuerda la experiencia, ya puedes planear el siguiente intento.

Descansa en el refugio, observa la montaña, escucha a tú cuerpo, entrena tus sensaciones…

El camino natural no siempre es el más fácil

Perder el camino y encontrarse a uno mismo para volver a tú sendero.

Muros que se puede superar buscando un paso natural

Costumbres que llegan a su final

Esta madrugada hemos vivido el posible último cambio de hora.

Desde 1940 como estrategia militar se instauró para tener el mismo horario que Europa. Es algo que tenemos totalmente integrado en nuestras costumbres. Por experiencia personal os puedo asegurar que incluso el tráfico es diferente con cada horario. El horario de verano pone en marcha las terrazas y el aprovechar las tardes, el de invierno parece que impone un encierro en un país que ni mucho menos tiene un invierno gélido en las principales ciudades.

Me gusta aprovechar la última tarde con horario de verano a observar la puesta del sol.

La península tiene dos horarios, algo normal teniendo en cuenta que el meridiano pasa por nuestro país. Portugal tiene el horario de las Islas Británicas, pero Galicia que está en la misma longitud goza del horario Europeo.

Un país que podría tener 2 horarios, a parte de las Canarias que ya lo tienen.

Cualquier horario que finalmente se implante, necesita una adaptación, quizás más de lo que uno crea. Somos esclavos de un reloj humano, olvidándonos que el sol es el que marca las agujas.

Por coherencia con el sol, el horario que sería más normal es el de invierno. En verano las tarde una hora más cortas, Galicia ya no tendría sol a las 22:00, favorece el descanso nocturno.

Para el ocio y el turismo la sociedad prefiere el de verano, nada nuevo en temporada estival, pero otra vez como ejemplo Galicia que en las jornadas más cortas serían las 10 de la mañana para ver el sol, niños a la escuela de noche.

Se pueden poner multitud de ejemplos pero a nivel peninsular las horas de luz diarias varian de menos de 9 horas en invierno en el Norte peninsular a más de 15 horas. Las horas de luz posible anual son las mismas en todo el planeta, pero si nos alejamos del ecuador esta se vuelve más extrema. En la Península ya tenemos diferencias y con Canarias aún más.
Por todo ello no es fácil ponerse de acuerdo en el horario perfecto, en mi opinión deberíamos mirar más al sol, que por ello estamos en el sistema solar, aunque el sistema económico nos impone hasta el horario.

Un gato casero que goza de libertad horaria en un bosque otoñal

Algo que seguir en 2021, un horario que también debería ir acompañado socialmente y sobretodo a nivel laboral en un país demasiado tradicional. Ahora con el teletrabajo, la nueva normalidad y un claro agotamiento del sistema es el momento de replantearse las nuevas bases.

La naturaleza no es tan rígida en horarios, se adapta a los cambios que vive, porqué cada día es diferente

Sin rumbo

Ayer no hice ninguna entrada, falta de inspiración o de ganas, ni yo lo sé…

Porqué sin causa aparente, sin motivo concreto, quizás la suma de todo, las tímidas expectativas no cumplidas, el ambiente enrarecido, el cambio de estación. Parece que el camino no fluye, no estás atascado en el barro, pero ya no hay inercia y avanzas lento e inseguro.

Distracciones que surgen porqué la mente te las ha pedido, ganas de desconectar a pesar de que ya lo hiciste o quizás simplemente ya no quieres conectar. Has perdido tu conexión con esta sociedad, tú lugar, te sientes perdido y sin esperanza ni ganas de reconducirte. Piensas que quizás no vale la pena, a pesar de que sabes que es lo que te toca, pero tu esperanza es un auténtico giro de los acontecimientos, da igual hacia dónde porqué tu ya perdiste tu rumbo.

Perdida de confianza total con el sistema y en general con la sociedad, te cuesta conectar realmente, a pesar de haber sido una máquina social. Ahora te sientes débil e inferior, nadie puede ver tu esfuerzo si no estás en el camino, porque hace falta alcanzar el pelotón para volver a la carrera.

Hay una conexión mejor con ella que con gran parte de esta sociedad. Cariño sin ninguna condición ni prejuicio…

Mocos que te acompañan para recordarte que ya estamos en otoño, pero ahora hasta da miedo salir y sonarse los mocos ante la mirada de una sociedad demasiada condicionada con algo que es habitual. Miedo es lo que veo, no hay ninguna mejora la empatía, ninguna mejora de comportamiento salvo un aumento de la hipocresía de predicar con el ejemplo que no cumples, porque en el fondo nos gusta cuestionarnos las normas.

La vida sigue de manera más simple en la naturaleza, no ajena a todos nuestros problemas que generan muchas consecuencias

Es difícil entender que para el bienestar común quizás te toque prescindir de ciertas comodidades para que otros las tengan para ser iguales y ser equiparables el gasto de recursos con el que hay disponible. Seguir sumando sin más es saber que condenamos a muchos a no disfrutar de esas comodidades. No somos asesinos, para ser torturadores y tener esclavos en este sistema.
Todo se puede criticar y cuestionar, pero cierto es que no es fácil tomar decisiones y esperar que se cumplan en la medida de los previsto. Cada uno, nos toca nuestro lugar en esta sociedad y aunque te toque estar en la cúpula no olvides que simplemente eres una plaga que fácilmente puede eliminar el sistema dónde estás y que a su vez esta en otro mismo y así sucesivamente… Cuando te alejas del problema este se hace más pequeño…