El fin del mundo

Según los mayas en su calendario hoy pasa algo importante, es el final o simplemente un nuevo ciclo…

Fechas para el fin del mundo se han dado muchas, con ello está claro es que en el fondo a todos nos atrae esa idea de desaparecer todos juntos, para no sentirse solo.

Con datos reales si que es alarmante el calor que ahora mismo tienen en Siberia. El pueblo con la mínima absoluta más baja de un lugar habitado, en plena disputa con otra localidad a unos 300 kilómetros. Verjoyask ayer registró 38°, seguramente es un record en un pueblo construido en el permafrost. Ese suelo helado que esconde secretos de nuestra historia, que al parecer hay intereses por debajo de el.

En pleno Ártico y más calor que en la península ayer

En contraste en mi estación con una máxima de 25,2°, un Junio fresco con bastantes tormentas. Ayer fue la última con 12 litros, ahora también tendremos calor los próximos días, pero nada que ver con lo de Siberia que tranquilamente están 15° por encima de lo habitual.

Mapa de temperatura a 850hp del hemisferio Norte, claramente se refleja la burrada de Siberia, con más calor que el Norte de Africa. El Oeste de USA también tienen mucha calor.

En fin que si alguien quiere imaginar el fin del mundo, estos datos pueden ayudar a imaginar un colapso mundial. Una pandemia ya no nos suena extraño, fenómenos meteorológicos extremos, deshielo, erupciones, terremotos…

Mi estación ya casi de noche, pero la foto con la iluminación natural de un rayo. Realmente una toma muy curiosa, en una tormenta con bastante aparato eléctrico dentro de la nube.

Disfruten día a día lo que puedan que el futuro es más incierto que nunca, toda acción tiene una reacción, así que este calor en el Ártico seguro que tiene sus consecuencias en un año ya en general muy cálido en Rusia.
Ya tenemos el verano astronómico aquí, si disfrutamos del fresco, hay que pensar que en otro lugar se están achicharrando, lo mismo con la lluvia.

La tierra se compensa, el calor es energía y por algún lugar tiene que salir. Quizás nuestra especie está intentando jugar a ser dios con fuego y en consecuencia nos quememos todos. La tierra es grande y fuerte no la subestimen y recuerden que el el dinero no se come.

El mundo sigue fuera de Matrix

En estos tiempos tan confusos que vivimos en que cada vez es más claro que nada volverá a ser como antes.

A nivel personal me encanta ver pocos coches y poca gente en las calles, me podría acostumbrar fácil, siempre he sido una persona de pequeños grupos, las multitudes me agobian. Pero claro cuando Matrix pase, nos daremos cuenta que seguiremos siendo demasiados, volveremos a contaminar, las aglomeraciones, las colas. Tantos días de tranquilidad e introspección, nos hará más difíciles esas situaciones.

Soy una persona que bastante tiene con sus propios miedo, no creo en los miedos que me quieren imponer, lo siento soy egoísta y para problemas me bastan con los propios. No puedo ponerme a pensar lo peor, siempre pienso que todo saldrá bien, porque con el miedo no se va a ningún sitio.

Vas en coche cada día, no puedes pensar que vas a tener un accidente. Tampoco puedes pensar en accidentes laborales ni ponerte hipocondríaco y visitar un hospital para darte cuenta de todos los problemas que existen. Cada día fallece mucha gente por problemas cardiovasculares, cancer, accidentes…

Los hospitales nunca han sido un sitio bonito, una buena actitud ante la vida es una de las mejores medicinas.

Estar encerrado en casa, te baja el ánimo, intentar eliminar todas las bacterias te hace más débil. El sofá es el mejor camino hacia el cementerio, pero claro hay multitud de distracciones para olvidarlo. Pastillas que todo lo arreglan, pero te mueres poco a poco.

Vicios no demasiado sanos que ahora aumentan, fumadores que fuman más por la ansiedad de la situación pero salen con miedo a la calle con mascarilla y guantes para después fumar su droga, son números que compran para visitar el hospital…

No hay bares, pero el consumo de alcohol no baja, en casa para aislarse de la realidad.

Todo esto con aplausos y vecinos con aspiraciones de ser policías y criticar las nuevas malas conductas. Mira tú ombligo y crees que puedes seguir todas las normas, en un momento de tanta confusión, amparados por un virus de dudosa procedencia.

Aplausos a sanitarios que se dejan la piel, como siempre lo hicieron, ahora son héroes, cuando hace 4 días eran unos privilegiados.

La memoria y coherencia de esta sociedad es preocupante. Parece que todo el mundo está contento en casa, ya no hay revolucionarios.

Están acabando con el pequeño como hace tiempo que querían pero aplaudimos, desconcertados pero contentos viendo una serie en Netflix. Que divertido hacer deporte gracias a Instagram. Las videollamadas con gente que casi nunca hablas.

Tengo la sensación que con el miedo nosotros solos nos hemos puesto la correa el chip y el bozal, somos más sumisos que nunca. Como funciona el miedo, palabras que menciona una guerra contra un enemigo invisible, envueltas en falsa unión patriótica.

A nivel social hace tiempo que soy negativo, pero ahora esta situación me está demostrando lo fácil que somos manipulados.

Yo soy uno más en esta sociedad, por desgracia tampoco tengo mucho margen para cambiar las cosas, pero por lo menos siempre me quedarán las palabras para expresarme, el derecho a pataleta hay que ejercerlo.

Ahora están siempre acompañadas…


Lo siento si ofendo alguien por ponerme un poco ácido, nadie tiene la verdad absoluta, es una simple opinión, la mía.

Aunque soy obsesivo, mis opiniones pueden cambiar, pero hay ciertas bases que son rígidas. No me gustan los cambios, pero creo que en esta situación me voy a sentir más identificado con la sociedad porqué muchos ahora empiezan a conocer la ansiedad y el miedo a tener un futuro incierto. Han desmontado el mundo como lo conocíamos, yo desmonté el mío hace un año, me avance un poco, pero muchas de las cosas que suceden a mi ya me tenían inquieto. Ahora tengo menos, pero con esta situación me hace más fuerte, tengo menos que perder.
Ya se lo que es perder ilusión por la vida y sentirte perdido, llevo meses así, analizando fríamente esta situación global no cambia demasiado mi vida a nivel individual.
Sin metas, clara pero conociendo lo que realmente te ayudo a salir del pozo. Lo que te mantiene en vida, jamás renuncies a ello, aunque para ello te toque ser delincuente, tu vida esta por encima de cualquier ley, sin vida no hay normas, sin vida no hay miedo. No se puede tener miedo de vivir.

Sigue el camino de la vida…