Siempre es más fácil aconsejar

Este título podría ser muy profundo, pero hoy pensé en escribir de una pequeña virtud que tengo. Al parecer la gente le gusta seguir mis recomendaciones, curiosamente a veces son lugares que jamás he ido, pero que me gustaría visitar.
Tantas horas de exploración a los mapas, Instagram ayudan mucho a visualizar mis objetivos. Vivo los lugares con intensidad, algunos me sorprenden otros no son tanto como pensaba, pero las ganas de conocer un lugar se convierten en una meta. Pequeñas metas que hacen que pueda convivir con el futuro y tener una cierta planificación sin estresarme.

No me quedaré jamás sin lugares mágicos que visitar, el mundo es enorme si lo vives al detalle, no importa lo lejos que este un lugar, más bien es la intensidad en que lo vives.

Tengo buenos colaboradores a sumar lugares en mi lista

Me gusta hablar de viajes y de lugares interesantes, pero mi manera de ver las cosas no es exactamente similar a la de la mayoría de viajeros. Cuando hablo con geógrafos si que me identifico con su manera de verlo. Me gusta sobretodo lo natural, aunque al final el hombre siempre está detrás del paisaje, pocos lugares totalmente primitivos existen.
La Alta Montaña es un claro ejemplo en que las glaciaciones impusieron el paisaje. Fuera de allí al final muchos de los bonitos bosques que conocemos esconden antiguas zonas de cultivo, pozos de hielo, carbón. El pastoreo la explotación intensa de recursos antes de la llegada del petróleo, hacen cuestionarte si realmente era más desértico. Bosques jóvenes y frágiles con replantaciones no siempre acertadas. Claro depende a quién preguntes, porque seguro que dejando muchos años sin hacer nada sería la naturaleza quien nos dará la respuesta.

Paisaje humanizado, con bosques en la montaña que fueron cultivos en bancales.

Así que intento imaginar el paisaje que me rodea en cada etapa, conocer su orografía y su clima. Así en cada lugar que visitó, además de llamarme la atención lugares construidos por el hombre, abandonados que vivieron tiempos mejores.
Me atraen las ciudades con murallas, especialmente desde fuera, me gusta la sensación de ser un fugitivo, ver estas ciudades desde una colina. Paseos fluviales que se han recuperado mucho en los últimos años con mejor calidad de agua, gracias a las depuradoras.

Castillos abandonados en medio del bosque, llaman mi atención

En fin como ya expliqué en otras entradas tengo un concepto peculiar de viajar.

Esa valoración del entorno que me rodea, me da un conocimiento de este mejor que muchos nacidos donde vivo. Me gusta leer historia local, conocer todas las masias, eso te hace sentir totalmente integrado y conocer todos los caminos que te rodean, aunque siempre quedará algún pequeño hueco no accesible.

Observar el ciclo de la vida a lo largo del año