Sin expresión facial

Siempre me ha gustado mirar a los ojos de las personas, a pesar de que es incómodo cuando se cruzan las miradas. Actualmente es la única expresión facial que nos queda para observar por las calles. Es difícil imaginar como se encuentran las personas sin la parte más importante en el primer contacto. Todo lo que no dices, muchas veces habla más tu expresión.

Alguien observador como es mi caso, necesita esas expresiones para alejarse de quién te impone miedo, entender todo el mensaje que te están diciendo.

Una barrera que no deja ver el otro lado del camino

Personalmente, esa falta de expresión me genera inseguridad. No tengo un olfato entrenado cómo un perro, mi instinto animal me lo han limitado.
Eliminar el lenguaje no verbal y la expresión facial es un refuerzo a esta sociedad que no tiene demasiada empatía.

Llega un punto en que aunque puede que seas un animal social, tú miedo te hace alejarte y buscarte en soledad para cultivar un amor básico para afrontar muchos problemas. Tú amor propio, valorar las cosas que haces bien, aceptar tus carencias.

No puedes huir toda la vida, por lo menos está sociedad no acepta ni quiere entender a los lobos solitarios.

Hay muchas ansias de huir, pero no todo el mundo puede estar solo, da miedo escucharte a ti mismo.

Puedes encontrarte más seguro en un bosque que en una ciudad llena de gente con demasiadas cosas en la cabeza cómo para prestarte atención…

Respirar bien es básico, el oxígeno es el elemento que imprescindiblemente necesitamos. Hace años en un supuesto práctico en el colegio me salió una frase que se repite en mi cabeza muchas veces, afirmación pura y dura: El oxígeno es más importante que la comida. Así no te olvides de respirar, cuerpo y mente van unidos. El ritmo de vida y la propia presión que ejercemos a nosotros mismos, a veces nos hace olvidar respirar bien.

No es fácil tener un control de la respiración en la rutina diaria. Muchas disciplinas deportivas te obligan a controlar dicha respiración, es por ello que al finalizar te encuentras pletórico.

Respira profundamente tú aire


Sin esperas

Vivo cada día intentando disfrutar cada momento, sin planes de futuro porque tengo claro que ahora mismo no se puede dibujar nada.

Años de esperas profesionales, uno aprende y al final le pilla el gusto. Siempre esperando que se pase el verano, que llegue el fin de semana, las vacaciones. Esperando el tiempo pasa y el ciclo anual vuelve a dar la vuelta, es una rutina de infinitas variables que siempre te llevan a tú camino.

Pasado, presente y futuro, pero sólo puedes vivir en uno. Puedes recordar y aprender para tú presente, puedes planear tus acciones para labrarte un futuro.

Puedes saltar para avanzar en tu camino

Incertidumbre en un mundo que no está muy claro hacía donde va. Demasiada información imposible de saber que es realmente es cierto. Uno escoge el discurso que le gusta, sabiendo que la verdad sólo conoce un camino, pero es una ocasión más de fragmentar está enorme sociedad que si no tiene enemigos los tiene que inventar. Miedo que ejerce de control, división que ayuda a dudar del camino.

Libres de elegir el camino, pero con el collar puesto

Valores sociales que parecen eternos pero ahora se ponen en duda.
Crear nuevos valore y acabar con los establecidos, diversidad de opiniones pero con un solo camino al teórico bien comun.

Sin señales claras el camino se difumina

Costumbres que llegan a su final

Esta madrugada hemos vivido el posible último cambio de hora.

Desde 1940 como estrategia militar se instauró para tener el mismo horario que Europa. Es algo que tenemos totalmente integrado en nuestras costumbres. Por experiencia personal os puedo asegurar que incluso el tráfico es diferente con cada horario. El horario de verano pone en marcha las terrazas y el aprovechar las tardes, el de invierno parece que impone un encierro en un país que ni mucho menos tiene un invierno gélido en las principales ciudades.

Me gusta aprovechar la última tarde con horario de verano a observar la puesta del sol.

La península tiene dos horarios, algo normal teniendo en cuenta que el meridiano pasa por nuestro país. Portugal tiene el horario de las Islas Británicas, pero Galicia que está en la misma longitud goza del horario Europeo.

Un país que podría tener 2 horarios, a parte de las Canarias que ya lo tienen.

Cualquier horario que finalmente se implante, necesita una adaptación, quizás más de lo que uno crea. Somos esclavos de un reloj humano, olvidándonos que el sol es el que marca las agujas.

Por coherencia con el sol, el horario que sería más normal es el de invierno. En verano las tarde una hora más cortas, Galicia ya no tendría sol a las 22:00, favorece el descanso nocturno.

Para el ocio y el turismo la sociedad prefiere el de verano, nada nuevo en temporada estival, pero otra vez como ejemplo Galicia que en las jornadas más cortas serían las 10 de la mañana para ver el sol, niños a la escuela de noche.

Se pueden poner multitud de ejemplos pero a nivel peninsular las horas de luz diarias varian de menos de 9 horas en invierno en el Norte peninsular a más de 15 horas. Las horas de luz posible anual son las mismas en todo el planeta, pero si nos alejamos del ecuador esta se vuelve más extrema. En la Península ya tenemos diferencias y con Canarias aún más.
Por todo ello no es fácil ponerse de acuerdo en el horario perfecto, en mi opinión deberíamos mirar más al sol, que por ello estamos en el sistema solar, aunque el sistema económico nos impone hasta el horario.

Un gato casero que goza de libertad horaria en un bosque otoñal

Algo que seguir en 2021, un horario que también debería ir acompañado socialmente y sobretodo a nivel laboral en un país demasiado tradicional. Ahora con el teletrabajo, la nueva normalidad y un claro agotamiento del sistema es el momento de replantearse las nuevas bases.

La naturaleza no es tan rígida en horarios, se adapta a los cambios que vive, porqué cada día es diferente

El tiempo le da perspectiva al camino abandonado

El paso del tiempo ayuda a ver las cosas de manera distinta, te das cuenta que hay cosas que no puedes cambiar, pero vuelves a tener ganas de afrontar tus miedos con la experiencia vivida y el sosiego del tiempo que pasó.

Es buen momento para retomar el camino, incertidumbre general que se camufla fácilmente con la de uno mismo. Miedos y dudas que ahora son más globales, mi instinto quizás ya sabía lo que pasaría.
Tengo claro que esta década viviremos muchos cambios y el rumbo no será exactamente como el de la década pasada.

Retos globales que te imponen para que te sientas responsable sucede, lo cierto es que siempre en parte uno es responsable, pero es como una partida del domino, a veces la fichas solo te dejan una posibilidad.

El campo siempre ha estado ahí, ahora lo vemos de otra forma y no tengo duda que se repoblará pero de manera diferente, las ciudades ya no serán las únicas protagonistas

El miedo no puede durar eternamente, esas tensión te pasa factura. Habrá rebelión si se sigue tensando la cuerda, pero puede que ese tirón es para llevar hacia el nuevo orden a la sociedad. Más control, pero seguirán funcionando los planes B, siempre en la delgada línea roja que ofrece el sistema.

Que la luz del sol no nos despiste del camino

Hablar mucho sin contar nada, el pan de cada día machacando el tema de actualidad, poco a poco siempre hace un hueco en tu consciencia, aunque te creas fuerte y al margen de todo. Se atacan todos los flancos, estrategia de guerra moderna. La manipulación forma parte de nosotros desde que nacemos, es difícil saber como realmente actuaríamos sin la influencia de la sociedad.

Reflexiona, pero hay cosas que jamás podrás comprender, pero si llegar a convivir con la duda

Palabras que no acabas de entender, necesitan el momento adecuado para abrir la mente y sentirse protagonista de ellas.

Momentos que la sonrisa sale del alma y te sientes renovado y capaz de todo. Es un estado mental que no puede ser permanente. Disfruta tú momento, sonríe desde dentro, da igual lo que reflejes al exterior porque no podrás contenerte.

Como el agua pendiente abajo…

El fin del mundo

Según los mayas en su calendario hoy pasa algo importante, es el final o simplemente un nuevo ciclo…

Fechas para el fin del mundo se han dado muchas, con ello está claro es que en el fondo a todos nos atrae esa idea de desaparecer todos juntos, para no sentirse solo.

Con datos reales si que es alarmante el calor que ahora mismo tienen en Siberia. El pueblo con la mínima absoluta más baja de un lugar habitado, en plena disputa con otra localidad a unos 300 kilómetros. Verjoyask ayer registró 38°, seguramente es un record en un pueblo construido en el permafrost. Ese suelo helado que esconde secretos de nuestra historia, que al parecer hay intereses por debajo de el.

En pleno Ártico y más calor que en la península ayer

En contraste en mi estación con una máxima de 25,2°, un Junio fresco con bastantes tormentas. Ayer fue la última con 12 litros, ahora también tendremos calor los próximos días, pero nada que ver con lo de Siberia que tranquilamente están 15° por encima de lo habitual.

Mapa de temperatura a 850hp del hemisferio Norte, claramente se refleja la burrada de Siberia, con más calor que el Norte de Africa. El Oeste de USA también tienen mucha calor.

En fin que si alguien quiere imaginar el fin del mundo, estos datos pueden ayudar a imaginar un colapso mundial. Una pandemia ya no nos suena extraño, fenómenos meteorológicos extremos, deshielo, erupciones, terremotos…

Mi estación ya casi de noche, pero la foto con la iluminación natural de un rayo. Realmente una toma muy curiosa, en una tormenta con bastante aparato eléctrico dentro de la nube.

Disfruten día a día lo que puedan que el futuro es más incierto que nunca, toda acción tiene una reacción, así que este calor en el Ártico seguro que tiene sus consecuencias en un año ya en general muy cálido en Rusia.
Ya tenemos el verano astronómico aquí, si disfrutamos del fresco, hay que pensar que en otro lugar se están achicharrando, lo mismo con la lluvia.

La tierra se compensa, el calor es energía y por algún lugar tiene que salir. Quizás nuestra especie está intentando jugar a ser dios con fuego y en consecuencia nos quememos todos. La tierra es grande y fuerte no la subestimen y recuerden que el el dinero no se come.

Break the rules

Every week is necessary study a degree in Spain to understand the laws about the exit from this strange situation. Now I can move in a medical region to buy or visit friends. You can meet in groups of 10, but you only can walk in your village. Where I live, the limits aren’t very easy. Yesterday I was tired to see full tables in the streets, then I decided to break again the rules. I park my car in Centelles, but I went to another villages running. The mountain hasn’t clear limits, the cows don’t talk about you are outside of your village. I don’t find anybody, just a car lost in the forest.

There is a big paradise forest

In July the tourism will come to Spain, something normal is a big part of the economy. But still now I can’t visit my parents, there is only 40 kilometers. I have to wait more time, but when we can see, everything will be open. Too slow coming back to the new normal life, but in the calendar the first of July is the start of the race to come back the power of the tourism.

Look the world from a castle in this crazy times.

I want to be patience, because this only the beginning of a new society that will support lot of change in the next years. Sometimes is better if you don’t know anything and just live your life, but this global situation is very difficult to get totally out of it.

In the shadow of the forest, everything looks more logical.
Walls that have seen lot of changes, if they can speak I will learn a big lesson

I prefer take a distance to see with a different view the problems. The walls aren’t high when you look far away, break the rules and see from outside.

The castle looks diferent from outside, built in the top of the rock to control everything and be safe.

Tiempo de reflexión

Estos días tan extraños, vivimos situaciones que sólo conocemos de la ficción es normal perder un poco la razón.

La ficción está bien, pero también ordenar tu propia historia. Ver fotos, revisar tus logros, viajes para entender como has llegado a dónde estás. Muchas veces el ritmo de vida no nos permite parar pa reflexionar.

Las redes no dejan de ofrecernos entretenimiento y ofrecen actividades online, pero es que es tan malo simplemente parar a reflexionar. Yo llevo meses así, ahora que ya me notaba mejor, toca encerrarme. Pero bueno sobre todo esto yo ya he dicho mi opinión, con el siguiente vídeo os comparto mis ideas, espero no herir sensibilidades personales, no es mi intención.

Reflexiones un poco antes de juzgar…

Pero vamos aparcar el tema, recordar el pasado…

Riesgo de aludes 4 y caminando sin salir de la pista…
Con los pies en la tierra, pero soñamos con volar…

La curiosidad mata al hombre, pero le ayuda a evolucionar.
Necesitamos sentir el riesgo controlado, hay personas incluso más. Eso nos hace sentir vivos.

Hace tiempo que hacemos muchas más cosas que las inherentes a nuestra especie. Salimos de las cavernas y de ser cazadores, para domesticar animales, cultivar la tierra y modificar el paisaje a nuestra necesidad. En nuestros genes tenemos el instinto de supervivencia y de reproducción, aunque a veces no lo creamos.

Hemos conseguido tener miembros de familia de otras especies…
Buscando caminos para llegar donde sea necesario
Dominando todo tipo de superficies
Sin miedo a subir alto para ver todo con una perspectiva diferente
Si es necesario trepar utilizando las manos también.
Equipados para afrontar la climatología adversa
Disfrutando de la vida
El elemento básico de vida

Pero nunca olvidemos que nosotros mismos somos nuestro peor enemigo, envidias y ganas de poder. Nos destruimos solos, tenemos el bienestar, pero no todo el mundo disfruta de el, cada vez más control escondido en falsa libertad. La libertad se acaba cuando condicionas la libertad de tu vecino. Todos somos iguales, pero queremos ser los mejores.

Belchite es un claro ejemplo de quien es nuestro verdadero enemigo…

Hoy puede ser un gran día

El título no es porque sea Domingo, precisamente no tiene porque ser un día rojo ese gran día.

A veces si pones demasiadas expectativas en un día, resulta que al final te decepciona porqué no sale todo según lo planeado.
Un día cualquiera sin ningún plan, en un pequeño paseo rutinario puede surgir una gran idea o simplemente suceder cualquier cosa por sorpresa que convierta ese día en uno de los grandes.

No depende del lugar…

A pesar de que los planes a veces no salen perfectos, creo que es mejor tener alguno, aunque sea sin fecha definida. Objetivos de vida sin fecha para que no te estrese llegar a ellos, si no los consigues y por el camino la vida te sorprende, pues genial. Esta es la base de el conformismo que puede ayudarte a tener los pies en este mundo y no dejarte arrastrar por los sueños en masa, solo luchar por tus sueños.

Sociedad llena de normas, que al final la mayoría de ellas a pesar de cada cual hace lo que le da la gana, puede que te lleves alguna reprimenda cuando expliques con sinceridad que tú no crees en esa norma. Sinceridad e hipocresía juntos en la misma mesa, polos opuestos que se atraen.

Pero bueno cada cual con su vida, somos seres que necesitamos vivir en sociedad y eso nos influye mucho en nuestra manera de ser, pero siempre hay que tener un poco de personalidad propia, es tu propia autoestima. Hacer lo que realmente te gusta, porque nunca tendrás a todo el mundo contento. Quizás puede tacharse de egocentrismo pero para mi es quererse a uno mismo y tener tus propios principios.

Si no estás bien contigo difícilmente la sociedad hará que te sientas mejor. Hay que dejarse querer, pero primero tienes que quererte a ti mismo. Eso no quiere decir que tú mismo exiges mucho.

Transparencia

Cada uno es cómo es, pero con el bombardeo psicológico que ofrece esta sociedad para venderte lo que quieran, pedirte el máximo rendimiento con promesas de aire, lo cierto es que es muy difícil mantenerse firme en tus argumentos. Todos tenemos momentos débiles y puntos en los que no tenemos las cosas claras.

Buen domingo a todos los que leen estas líneas, gracias por seguir leyendo mi forma de ser, ni mejor, ni peor, simplemente la mía.

Vive tu vida

Así de simple, pero muchas veces nos olvidamos. A veces la queremos vivir como si no hubiera un mañana, pero la vida es un carrera de resistencia.

Nos educan para pensar poco, es mejor actuar y seguir adelante sin mirar demasiado atrás. Esa cultura del burro con la zanahoria delante que nunca comerá. Esfuérzate que todo lo conseguirás.

Pero queda claro que la gente que tiene poder ha llegado sin tener escrúpulos de quien se ponga delante. No es cuestión de esfuerzo, es tener las herramientas. En el poder el fin justifica los medios.

Tenemos el cerebro absorbido por este capitalismo agresivo, que todo se puede contar con dinero. Tanto tienes, tanto vales…

Hemos olvidado la verdadera lucha del hombre por tener un hogar caliente en invierno, ropa para estar a la intemperie sin sufrir las consecuencias. Tenemos las comodidades, pero cada vez nos generan más necesidades.

La sociedad más comunicada del mundo, pero a la vez la que menos conoce a sus vecinos. Desconfianza absoluta, a veces nos impide valorar las joyas que tenemos al lado.

Redes sociales que generan envidia y falsas expectativas. No todo el mundo ve el lado positivo de poder viajar virtualmente desde el sofá, aunque sea de manera idílica. Mucho mejor que un Atlas y el poder de tu imaginación.

No olvides tus orígenes

Trabaja duro, gana dinero para poder gastar. Cuando les apetezca te dirán que hay crisis, pero si el dinero no se puede comer…

Los poderosos son populares, los adoran e idolatran. Pueden ser solidarios, para pagar menos impuestos. Pero tú trabaja, haz horas extras que no te preocupes que en la puerta hay muchos que quieren tú trabajo.

Pisotea al que esta por debajo tuyo, idolatra al que te pisa. Sabes que es muy difícil salir de tu estatus, si tienes nomina pues a luchar por llegar a fin de mes. No te preocupes si tu nomina sube ya tendrás más para gastar, una vivienda mejor, coche y necesidades que te mereces por tu esfuerzo.

Tal vez renunciarás alguna hora de sueño para poder llegar a todo lo que te exige esta sociedad. Puede que cada día te toque comer a una hora diferente, ir corriendo a todos lados, pero tu sonríes porque ya tienes un coche mejor…

Estar inactivo es malo, no se puede. Eso es lo que nos inculcan, porqué parado no gastas, no contaminas y sobretodo puedes pensar…

Tienen miedo de que pienses demasiado, si lo haces bienvenido al club.
Muchas soluciones a los problemas actuales pasan por no hacer nada, pero la mayoría no estamos preparados. En esta década seguro que vamos a ver un avance tecnológico que va hacer desaparecer muchos empleos. Te dicen que se generan otros tantos, pero no creo que sea en la misma proporción.

Nos tendremos tiempo de adaptarnos todos, no estamos preparados para la nueva situación. Siempre nos toca tener incertidumbre. Por más comodidades que hemos creado, no es suficiente, porque no nos conformamos.

Para ser feliz, no hace falta tanto. Es más fácil llevarse bien que mal. No tengas enemigos, no gastes energía en ello.

Yo soy el primero que vive la vida con pasión y eso a veces no es compatible con la razón, pero una cosa son los impulsos y otra es cambiar totalmente tu rumbo.

Visualmente perfecta

Valora a quien tienes cerca y lo que te rodea. Disfruta de lo más simple y aprende a no hacer nada. Si quieres ir con la corriente sostenible, si realmente existe…