En las tinieblas

Semana de profundos altibajos, superados con suerte y actitud ganadora. No es necesario cargar con todos los problemas de la humanidad, si se pueden solucionar, se solucionan y si no, pues ya no hay problema.

Ser relativo en este mundo que ha perdido el rumbo, con demasiadas preocupaciones que nos alejan de las cosas que realmente nos hacen sentir bien. Conseguir aislarse de un entorno hostil, vivir la vida como un reto cada día, sin futuro, consciente que las normas cambian deprisa, convertirse en el camaleón que quiere esta sociedad.

Ser cómo el tímido sol que consigue salir de la niebla…

Salud que empieza desde tu propio equilibrio, cuerpo y mente van unidos. Tenemos la mejor medicina en nuestro interior para encontrar el bienestar, hace falta no olvidarse de las sensaciones.

Sobrevivir a tanta hipocresía, dudando del mensaje que te ofrecen mirando a los ojos, siendo selectivo y seguir con tus propios pensamientos, que no te lo roben, que no lo controlen, aún eres libre…

Andar el camino bien acompañado y seguro de que es tú ruta…

Respirar profundo para recordar que estás vivo y oxigenar todo tú cerebro.

No olvidar todo lo aprendido en el camino, la experiencia te enseña a superar obstáculos, pero también te hace conocer los miedos que a veces no puedes superar, aprovecha una buena inercia para que la cuesta no parezca tan larga…

El sol siempre gana, aunque la niebla se resiste y deja su huella…

Nuevos retos en el horizonte, afrontando de manera positiva, los problemas ya llegarán solos. Aprender a adaptarse cada vez más rápido, valorar tus virtudes, intentar trabajar en tus puntos débiles y ganar a las personas con carisma y humildad…

Compañeros fieles que nos acompañan a las tinieblas y ayudan a que el sol brille más fuerte

Feliz Navidad

Hoy es Navidad, días especiales que marcan el calendario, da igual que sentimiento aflore en ti, si celebras o no…

Días de máxima expresión del capitalismo, donde la familia vuelve a cobrar sentido. Días cortos que invitan al recogimiento interior con la ayuda de un calendario que llega a su fin y nos obliga hacer balance.

Reuniones familiares que este año son menos, la sagrada institución de la familia sufre un revés con el virus de la responsabilidad…

Ganas de finalizar este año para pasar pagina, aunque no hace falta pensar demasiado para darse cuenta que estas amenazas a la sociedad que conocemos se quedan. Puedes pensar en el enemigo, quizás no quieres conocer su existencia, pero ese enemigo desconocido va haciendo su trabajo en la sociedad, divide y genera conflicto. Ese enemigo que está por encima de todas las banderas y que siempre ha escrito la historia, siempre acompañado del miedo.

Ilusión navideña…

El camino está dibujado y es difícil no acabar caminando, la multitud te arrastra y te convence de que ese es el camino, aunque no lo fuera es difícil ir contracorriente. Un pequeño sendero, puede ser pista después de pasear miles de personas. Los caminos se hacen al andar, la hierba deja de crecer…

Es el camino marcado, disfruta lo que te aporta, no se puede convencer a un mayoría de que van contracorriente

Momentos de pausa en el camino, mirar hacia atrás y ver todo el camino recorrido, seguir adelante con esperanza de encontrar un camino mejor…

La señales son claras si eres capaz de levantar la vista del suelo

Holiday

Somedays of holiday to rest and keep strong.

Christmas without familiar meetings, first time in my life, also first time without my grandmother.

Learning to do new things, moving a lot today, I feel stronger and happy to rest.
I need activities but without pressure, sometimes even I did better than I expected.

Now I move in a smaller world, less people, some variety. I like have a quiet job. Less things to do it, makes easier to do it perfect.

Everything is controlled

I find my way in the most complicated time. I learn a lot of my bad times. I feel stronger, could be easy to forget and never look back, but I prefer remember when I was in the mud…

With time, finally you discover that you are swimming in mud…

After the storm the blue sky looks stronger…

Siempre quedan detalles por conocer

Hoy he salido a correr por la montaña, pero he encontrado un camino que no conocía, siempre queda algún rincón después de más de 10 años siendo mi campo base de entretenimiento.

Así es la vida y el mundo, parece pequeño y simple, pero si te aproximas al detalle, te faltan vidas para conocer. Un día cualquiera te pones a explorar sin ningún motivo y el mapa se rellena de nuevas imágenes en tú mente.

Esa sensación de estar en casa, pero sin tener claro dónde te lleva ese pasillo pequeño pero que se hace largo por la cantidad de detalles que quieres observar.

Edificios que nunca han sido finalizados…
Lugares conocidos, con diferente perspectiva parecen totalmente desconocidos…

Tú eliges que nivel de detalle quieres, cada uno abarca lo que quiere, quizás más bien lo que puede.

Cada lugar, tiene su momento en función de la luz, porque no hay dos dias exactamente igual si lo miras con atención. Es el momento el que puede hacer mágico al lugar.
Música que te hace viajar a lugares y recuerdos en el tiempo sin moverte del lugar. Es sorprendente la capacidad de la mente para recordar ciertos detalles, es tu propio mundo, con tu color y luz…

La vida llena de observadores al detalle

El camino que te lleva a tú destino, aunque en el recorrido las dudas te llenen de inseguridad.

No te quedes quieto

El frío de este fin de semana, me permite disfrutar de la escarcha, sentir el frío en el rostro.

Me gusta el frío, me ayuda a pensar, disfruto la sensación de volver a una casa caliente.

Correr por estos paisajes helados. El barro es duro, la hierba cruje.

Necesito invierno para cerrar todos los ciclos en mi mente. Soy hombre de 4 estaciones, me gusta la variedad controlada.

Necesito rutina, pero con mucha variedad para que mi imaginación siga trabajando, sentirme vivo, tener preguntas, tener respuestas, en definitiva seguir con mi historia.

Me gusta repetir ciertos patrones, para mecanizarlos y realizarlos con total calma.

Tener control, hábitos, pero con una cierta variedad de lugares y personas para alimentar una mente inquieta.

Siempre observar el cielo y poder respirar aire puro

Encontrar puntos de apoyo para tener toda la seguridad y confianza para afrontar retos que desde el sofá parecen imposibles. Volver a sentir que dentro de la partida eres capaz de casi todo. No perder el control, no dejarse llevar por tus puntos débiles y valorar todo tu esfuerzo interno. Agachar las orejas y seguir a tú ritmo. Aislarse de las influencias negativas, creer en ti.

Une puntos, observa pero sigue tu camino hasta la siguiente base. Que la luz no te deja seguir el hilo, mira adelante y sigue caminando recto, pronto verás la base.

Mantener la calma

Por muy controlado que intentes hacer las cosas, a veces surgen imprevistos que te ponen a prueba.

No perder el control para que ese esfuerzo interno por superarse y salir adelante no se difumine por pequeños contratiempos. Es importante que valoren ese esfuerzo que no se puede ver, esa lucha interna por la superación.

Superar miedos, romper barreras y ganar confianza para vivir más tranquilo…

Es importante aplicar esa confianza que quieres para ti en los demás, son tus pequeños héroes de tú día a día. Te ayudan a vencer barreras, seguro que ellos también tienen las suyas y para ti no requieren ningún esfuerzo, quizás nunca fueron un problema, simplemente por tu manera de ser, por tus propios valores o quizás porqué también las pudiste superar.

Superar esa fase de miedos y barreras te hará sentir bien, con seguridad y confianza, un poco sorprendido de tus nuevas habilidades. Con esa actitud es más fácil afrontar nuevos retos, en tu memoria aún esta vivo el esfuerzo. Es normal acomodarse, no se puede vivir en un estado de tensión constante, con estar preparado para lo posibles problemas ya es suficiente. Prestar la atención en los puntos críticos, ya no supone tanto esfuerzo cuando se han repetido muchas veces.

Se aprende mucho con la rutina y los movimientos repetitivos. Todo depende del carácter, hay personas que necesitan ese estado de superación constante, enfrentarse constantemente a retos nuevos.

Prefiero una rutina controlada para que me deje levantar la cabeza y observar lo que me llena de paz interior

Lo más sencillo no requiere esfuerzo, disfrutar es simple, olvidarse de los esfuerzos y simplemente disfrutar lo que te da sentido a tú paso en este mundo, relativizar hasta sentirse ese pequeño grano de arena en el universo, siendo consciente la poca influencia que tienes en el, por muy mal que lo hagas, la tierra continuará girando alrededor del sol.

Nuestras pequeñas huellas fruto del esfuerzo colectivo para crear nuestro artificial universo con fecha de caducidad. El universo está vivo y solo somos unas especie más que se extinguirá…

Todo es muy sencillo si tienes la perspectiva adecuada. El punto de mira te acerca a tú objetivo pero te hace olvidar la grandeza que te rodea.

Nuevas rutinas

El tiempo de escribir se acorta, la inspiración también, es cuestión de tiempo tener una cierta rutina.

Las restricciones del fin de semana tampoco ayudan demasiado a recorrer territorio. Soy una persona que conozco bien donde vivo, pero se que hay muchísima gente que ha necesitado este tipo de confinamiento para descubrir y sorprenderse con el propio entorno.

Conozco bastante bien estas montañas y su multitud de senderos

Valorar lo que tienes más próximo para mi es fundamental, tengo la suerte de vivir donde quiero, no soy un árbol que tenga raíces, así que me he movido hasta que encontrado mi hogar. Me siento bien donde vivo, además ahora trabajo en el mismo pueblo, así que aún mucho mejor…

Es bueno imaginar otro campo base para instalarse. En particular esta pequeña vivienda humilde en medio del bosque me encanta…

Encontrar el equilibrio, establecerse una rutina metódica, después ya vendrán los contratiempos y sorpresas.

Asumir que las cosas no siempre salen perfectas, pero hay ciertos días que se roza esta misma, para compensar otros días que acabas desesperado pensando que hiciste para merecer todo lo que toco.

Conocer nuevas personas, que en seguida reconocen tus virtudes, ese monstruo social con ganas de conectar con las personas. La nobleza que compensa a veces cierta torpeza y ratos en que te quedas atascado y no pides ayuda. Ganar confianza de las personas te ayuda a tener una mayor confianza y seguridad.

Crear ese nuevo entorno controlado, dónde vuelves a sentir seguridad y te ayuda a no generar pensamientos improductivos que te torturan.

Todo vuelve a fluir…

Buscando sentido a tú rutina

Mañana fría ideal para pensar, me encanta sentir el aire frío junto con el tibio sol. La luz es vida y ayuda a despertar mejor.

Siempre buscando conexiones a todo lo que te pasa, quizás sólo están en tu mente, no existe, busca explicaciones para sentirte más cómodo y protagonista de tú propia historia, creer que tienes el control, ser guionista y no un simple actor.

Fechas, números, nombres, rostros, todo es válido para sentirte seguro, con cierta nostalgia para tener un poco de seguridad y confianza que necesitas.

En lo nuevo, buscas el reflejo del pasado, esa sensación de revivir lo mismo, no es así pero al final si analizas en profundidad la vida esta llena de similitudes.

Que las experiencias vividas te ayuden a sentirte bien en todo lo nuevo que aunque motive, mejor tomarlo con calma, buscando esas coincidencias puedes ganar confianza. Todo es válido para quitarse presión, eres un eslabón más de la cadena, aunque lo rompas no serás el único responsable.

La vida esta llena de colores, todo depende de luz con la que quieras verla
Delante tuyo han pasado muchos para hacer el camino más fácil, tú eliges si pisar fuera y empezar un nuevo camino…

Domingos que siempre tienen un ritmo especial y que invitan a reflexionar en la calma del amanecer…

Hay que aprender a convivir con nuestras diferencias

No recuerdas cómo sucedió

Has llegado a un punto en que te das la vuelta y te das cuenta todo lo que has caminado sin darte cuenta. Buen sendero y buena compañía ayudan a que los pasos se sucedan sin prisa pero sin pausa. Pequeños obstáculos que se superan sin darse cuenta, hasta que paras y te da vértigo porqué ya no puedes volver atrás y has parado la inercia que te hacía seguir hacia adelante.

Momentos de pausa, para comer e hidratarse, quizás alguna foto. Te enfrías y aparecen todos los males, es posible que no lleves el equipo necesario para estar parado, te toca continuar pero no ves claro el camino, la niebla está delante y el mapa de poco sirve si no tienes referencias.

Retomas el camino con miedo y sin tener claro si tendrás que volver atrás porqué caminas al filo del abismo. Inseguridad y dudas de cómo pudiste llegar hasta allí arriba con lo sencillo que era el camino del valle al lado del refugio.

Luces y sombras en el camino

Es la barrera que quiere que te rindas, que regreses al refugio sin conseguir dejar tu huella en la cima. Tú fracaso arrastra a los que te acompañan, la montaña pudo contigo o fue tú mente que no pudo con ella.

Fantasmas del pasado aparecen, pensamientos negativos, frustración.

Has vuelto a fallar, pensaste que sería fácil porque entrenaste bien, pero el reto te supera.

Vuelve al campo base, recuerda la experiencia, ya puedes planear el siguiente intento.

Descansa en el refugio, observa la montaña, escucha a tú cuerpo, entrena tus sensaciones…

El camino natural no siempre es el más fácil

Perder el camino y encontrarse a uno mismo para volver a tú sendero.

Muros que se puede superar buscando un paso natural